Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Modelos sostenibles

LUIS DÍAZ VIANA LUIS DÍAZ VIANA
12/08/2017

 

Ahora que los modelos de sostenibilidad, que hasta no hace mucho tiempo eran vistos como rareza de intelectuales o una especie de utópico vanguardismo, se van convirtiendo en una necesidad para rectificar el rumbo erróneo que parece haber tomado el mundo; ahora que la transformación irreversible que amenaza a las condiciones de vida en el planeta ya no es una profecía de visionarios sino una realidad y casi una pesadilla; ahora que se impone un cambio drástico en las políticas medioambientales si queremos que nuestros hijos hereden una tierra no agónica y con futuro...

Ahora, en un momento crítico por varios motivos, se vuelve indispensable volver la mirada desde nuestro entorno a aquellas formas de pervivencia que funcionaron durante generaciones. Y aprender tanto del pasado como del presente. Ya me he referido en estas mismas páginas a cómo , por ejemplo, en la llamada Tierra de Pinares la explotación del monte en todas sus facetas fue generando una relativa prosperidad aun en las épocas más duras, además de una red de relaciones entre pueblos de distintas provincias (Valladolid, Segovia y Ávila) que a menudo se traducían en trabajo y mejores situaciones de existencia para mucha gente.

Aquí, el modelo de economía, pero también social y cultural basado en todo ello, se demostró sostenible y, de hecho, no hubiera terminado tan abruptamente como acabó, con independencia de la aparición de resinas no naturales más rentables, si entre los años 60 y 70 no se le hubieran impuesto al gobierno de Franco, en deuda con la ayuda norteamericana, las directrices al respecto dictadas por FAO y ONU. Lo cual apenas se dice y se sabe, a pesar de haber resultado fundamental para el fin del funcionamiento de aquella fábrica natural que eran los pinares, de aquel universo de mares verdes a través de los cuales los habitantes de una auténtica constelación de pueblos se movían y laboraban sin que les faltara empleo.

Nadie protestó entonces como nadie o muy pocos lo hacen en la actualidad, cuando decisiones igual de arbitrarias tomadas desde determinados centros de poder acaban con los modos de supervivencia de tantas personas.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria