Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TRIBUNA

El matricero de la UGT CYL

El autor recuerda la figura del histórico sindicalista fallecido el pasado martes. De él dice que «la cohesión territorial en la región era el día a día» en su cabeza

RAÚL SANTA EUFEMIA RAÚL SANTA EUFEMIA
16/05/2019

 

Matricería, profesión que estudia y desarrolla técnicas de fabricación de utillaje para obtener piezas sin arranque de viruta o material desechable.

Alfonso Maroto San Sebastián, junto a muchos otros, debatieron y dialogaron bajo el paraguas de la UGT para llevar a cabo con el menor daño colateral posible y sin desechar a nadie una única pieza. Una agrupación regional castellano y leonesa; y lo consiguieron el 12 y 13 de febrero de hace 26 años (1993). En ese Congreso Constituyente, en Valladolid, las ponencias allí presentadas bien pueden valer para los pilares diarios y objetivos sine die de nuestra Organización: mejorar los servicios a los militantes, fortalecer el Sindicalismo basado en la negociación que la UGT representa, y mejorar la acción institucional, defendiendo políticas orientadas a la defensa del Estado del Bienestar.

La cohesión territorial en la región era el día a día en la cabeza de Maroto. Las reuniones con los Secretarios Provinciales y el resto de la Organización en la Comunidad Autónoma eran continuas, buscando la solución al mayor déficit y ‘debe’ de CyL, las diferencias sociolaborales entre provincias.
El frenesí y bullicio social, y fruto de como crecía la UGT en esos años, dio paso a uno de los hechos más significativos de Maroto siendo al mismo tiempo senador Socialista, el apoyo incondicional a Nicolás Redondo en la Huelga General del 14D del 88.

Maroto entendió tanto el peso de la UGT en la sociedad, como su presencia en los tajos; veía y diferenciaba muy bien que se debía a la Organización: a los acuerdos con otras entidades o la patronal misma. Junto a Javier Fernandez (CC.OO. CyL), impulsaron la unidad de acción para crear un músculo mayor ante las reivindicaciones y defensa de la lucha obrera y social.
Muchos compañeros y compañeras junto a él, hicieron de la UGT una implicación vital, una dedicación constante para crecer y crear un gigante: Fermín Carnero, Javier Donis, Andrés Diez, Faustino Temprano, Rafa Marina, Agustín Prieto, Julian Juez, Jose Miguel VIllacastín, componían aquella primera Comisión

Ejecutiva Regional.

En el centenario de UGT, por citar algunos compañeros, Fernández Arroyo, Carmina Zapata, Martín Valle…trabajaron duro para dar al aniversario la transcendencia y resonancia social que merecía. Implicando también al mundo de la cultura consiguieron la colaboración de importantes artistas, pintores radicados en Valladolid, que aportaron sus trabajos para la edición de una carpeta conmemorativa de los 100 años de la UGT, cuyas serigrafías tuvieron una gran difusión.

Justo González, desde los talleres de Renault y las mil y una hora con Maroto, como Zipi y Zape, hicieron de la amistad una utilísima herramienta para construir y desarrollar un sinfín de acciones que harían de la UGT en Valladolid un gran pilar nacional como frente reivindicativo. Sin olvidar al ya fallecido Valeriano Martín.

La c/ de los Tintes, fue la sede de las sedes. No solo se transformó y evolucionó en una Casa digna para una Organización grande, sino también fue la Casa de la Unidad. La organización allí bullía entre sus paredes (no solo era vida sindical, familias enteras pasaban horas y horas en esa nuestra casa. Y muy cotidianamente, se hacían quedadas en el pinar los sábados para echar un partido de futbol y reunirse hermanados como compañeros, mujeres, esposos, hijos…) El crecimiento era imparable; los militantes se pusieron manos a la obra, y entre gestiones, bancos, arquitectos…Maroto en Enero de 1987 (tras las elecciones sindicales de 1986), reunió a la UGT para felicitarse como colectivo y dar como conseguido el patrimonio sindical, trasladando la sede a la calle Gamazo, espacio amplio y con proyección de crecer.
Simultáneamente a la constitución de la UGTCyL, la responsabilidad y necesidad de trabajo de campo y análisis mediante estudio de la realidad de la región, dio fruto al desarrollo de documentos y normas regulatorias para la creación del Consejo Económico y Social de Castilla y León (CESCyL).

Tras años convulsos en la sociedad y en la Organización, Maroto deja la Secretaria General y también todo cargo en UGT. Sería posteriormente, cuando Mariano Carranza (Secretario de Política Sindical), confía en Maroto por lo que aún podía aportar a la UGT, pero sobre todo a la sociedad, y le propone como mediador en el SERLA de Valladolid. Alfonso Maroto intervino el 28 de septiembre del 2000, en la primera mediación de conflictos colectivos del SERLA Valladolid, frente a la empresa UTE Aqualid. Hasta 2018, en diciembre, con nota excelsa, reconocida por el Tripartito y por todos los que confluían con su profesionalidad, fue valorado como uno de los mejores, sino el mejor, mediador. Interpretó el conflicto como oportunidad de diálogo y sobre todo una vía de solución a una denuncia.

No todo fue idílico, ¿qué es idílico que perdure en el tiempo? Como en todo colectivo no todo se aprecia y más en esos años tan convulsos, bonitos y vertiginosos a la vez.

El mayor valor de aquellos compañeros y compañeras que supieron respetar el interno para hacer frente al externo, fue usar en argot futbolístico «lo que pasa en el campo, se queda en el campo», ahí solo había un ganador, la UGT, y por lo tanto, la sociedad.

La democracia se hace mayor, y se cuenta con recuerdos. En días como ayer, al saber que se nos va en cuerpo Alfonso, te vienen otros nombre (mis disculpas y respeto a todos y todas las que se fueron y son nuestra historia, igual de importantes que los reseñados. Tal vez la cercanía, el contacto, la amistad me hace acordarme más de algunos, pero reitero que cualquiera que haya dedicado un solo minuto de su tiempo a UGT, tiene la misma consideración que cualquier cargo orgánico); Regino Sánchez, Mariano Carranza, Manuel López, Fermín Carnero, Concha Ramos… gente de raza, de choque, de pugna, de liderazgo, pero ante todo, de UGT.

No continúan físicamente con nosotros, pero nunca dejarán de estar, de ser, de alentar. Gracias a ellos y muchos como ellos UGT vive.

En estas líneas, no cabe otra, no me lo perdonaría, que agradecer a sus familias, a sus seres más cercanos, el abuso de la UGT que arrebata horas de esa palabra tan manida en estos tiempos: «conciliación». Habitualmente y la historia se repite y repetirá, los comprometidos por la causa, como Maroto, los citados, y una lista inacabable, no disfrutaron de sus familias en los años que más se puede disfrutar de ellos, en la infancia de sus hijos. Por ello, desde aquí, gracias por ese tiempo dedicado altruistamente y la humanidad comprometida por y para los trabajadores y trabajadoras.

Hoy, ya habrá habido circular interna convocando a las Comisión Ejecutiva de allí donde estén nuestros mayores. Maroto habrá tomado su sitio, y habrá comenzado junto al resto a ordenar el cielo. Alfonso, dejando esto como lo dejas, seguro que aquello también necesita de tí.
¡¡Viva la UGT!!

Raúl Santa Eufemia Rodríguez es Secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo UGT Castilla y León.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria