Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VERLAS VENIR

Un icono moral

ERNESTO ESCAPA ERNESTO ESCAPA
10/02/2019

 

LOS ALMANAQUES sirven para apartar, cuando así conviene, la pesada losa del olvido. Este año se cumplen ciento diez del nacimiento en Ávila de José Luis López Aranguren (1909-1996), un intelectual y filósofo sin jerga que alcanzó en sus últimos años popularidad de personaje público. Sin embargo y aunque resulte paradójico, nunca recibió en su tierra el Premio Castilla y León de Humanidades, que estrenara su pariente Antonio Tovar. Lo mismo ocurrió con Umbral, en los tiempos extraviados y miedosos regidos por don Lucas. Aranguren mantuvo sus estancias en El Cerezo, una finca al rescoldo del santuario abulense de Sonsoles y Feliciano Blázquez lo retrata con acierto como conciencia crítica y moral de la etapa más convulsa de nuestra historia.

Esa travesía personal le hizo acumular sucesivas biografías, a veces contradictorias, que fue saldando, incluso en tiempos difíciles, con la soltura de quien no depende de un cargo para dar carpetazo y seguir su camino. Antes de obtener la cátedra de la Complutense, desairando al aspirante dominico, ayudó a llevar las Conversaciones Católicas a Gredos, donde se iban a convertir en palestra de las inquietudes españolas del momento. Luego, su ejercicio de libertad docente y la protesta al frente de los estudiantes en revuelta, motivó su expulsión de la universidad en 1965, junto a Tierno y García Calvo. Entonces padeció la ferocidad del descrédito, maquinado por un panfleto del ministerio Fraga y la novelucha de Palomino Memorias de un intelectual antifranquista.

A finales de los sesenta, ya profesor en California, dio a la imprenta sus Memorias y esperanzas españolas, un libro fallido, que abusaba del disimulo en el recuerdo y carecía de audacia en las expectativas. La democracia le devolvió la cátedra por tres años, hasta su jubilación. Su influencia en la filosofía española resultó más socrática que doctrinal. Reflexionó, sobre todo, acerca de los conflictos éticos y también en torno a filosofía de la religión y de la cultura. Fue precursor del talante, actitud filosófica que Ferrater asimila con temple.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria