Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ANTIVIRUS

Fracaso de la política

 

LA SENTENCIA del Procés agudiza la división entre los catalanes y el resto de España. También en el seno de Castilla y León: sirva como ejemplo extremo las manifestaciones antagónicas convocadas para hoy casi a la misma hora en el centro de Valladolid. La fractura sobre la sentencia es un hecho indeseable. Las condenas de prisión agravan el conflicto.

Los hay que querían más mano dura: la derecha azul y naranja habló de golpe de Estado y buscaba y busca el estado de excepción permanente en Cataluña por ende la criminalización de la disidencia y de la protesta… Lo mismo que Vox, que fue acusación particular en el proceso. PP y Cs fracasaron a medias.

Los siete jueces han firmado, como ambos ansiaban, durísimas condenas;pero les han negado la calificación de rebelión y han impuesto la de sedición. Leo en un digital que las penas medias de cárcel superan las del 23-F.

La calle está dividida como pocas veces. Cataluña arde y la inmensa mayoría, sea o no independentista, rechaza las penas de cárcel impuestas a sus líderes. En el resto de España se ve al revés. El mundo judicial tampoco tiene un sentir unánime; los hay que defienden la rebelión y reclaman 25 años para Junqueras; los hay que abogan por la sedición, como el abogado del Estado, y los hay que consideran la sedición un disparate «autoritario» y las condenas exageradas para lo que pasó. Me siento incapaz de aportar argumentos jurídicos.

Lo que tengo claro es que la sentencia certifica el fracaso de los políticos honestos y revela la dejación de funciones de los que teóricamente nos representan. Los hay que están permanentemente echando gasolina a la hoguera del independentismo más insolidario, a esos colectivos que les importan un pimiento los pensionistas que se manifiestan en Madrid o que sus representantes tumben un presupuesto social para los más desfavorecidos.

Los elevados años de cárcel por un «simulacro» de referéndum me resultan desproporcionados, por más que los que convocaron la consulta no midieron la fuerza del Estado. Era su lucha y su equivocada estrategia hacia ninguna parte.

Esperemos ahora que no ocurran más daños colaterales en este otoño incendiado por acontecimientos y pasividades. Bienvenidos los que exigen diálogo para Cataluña y para el resto. Que nadie restrinja el derecho a la protesta; pero también que nadie intente tapar con la sentencia los problemas de la parte más vulnerable de la sociedad española (y la catalana) porque sería otro fracaso más de la política.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria