Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Unas cuentas realistas y apegadas a la responsabilidad

EDITORIAL
12/10/2017

 

HISTÓRICOS Y SOCIALES. Esos son los dos adjetivos que califican a los Presupuestos de la Junta de Castilla y León de cara al próximo año. Históricos porque suponen elevar la cifra presupuestaria a la mayor que nunca se ha registrado y situarla a niveles muy superiores, incluso a la época de bonanza anterior a la grave crisis de la economía.

Y sociales, porque una vez más el Ejecutivo autonómico, con sus presidente Juan Vicente Herrera a la cabeza, deja clara cuál es su impronta y su apuesta. Cuentas históricas, por encima incluso de los años de bonanza anteriores a la grave crisis económica, y que continúan estando dentro de la línea marcada por Herrera en todas y cada uno de sus presupuestos. Y es que, de nuevo, son enormemente sensatos.

O lo que es lo mismo, el Ejecutivo de Castilla y León no se prodiga en el derroche, pese a que ahora tenga más dinero, como lo demuestra el hecho de que la partida inversora crezca sobremanera.

Sensatas y, además, consecuentes con la realidad,o lo que es lo mismo unas cuentas realistas, y apegadas a la responsabilidad. Y todo sin dejar de apostar la política social, el gasto social. Por aquello que Herrera siempre ha venido defendiendo, presupuesto tras presupuesto, en tiempos de bonanza económica, en los de crisis y en los actuales donde lo que se busca es la estabilidad.
Una apuesta por la defensa de esa Política Social que sustentan la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales, pilares del Estado del Bienestar, que protege sin necesidad de suelos ni techos. Los Presupuestos continúan salvaguardando y consolidando esos servicios sociales que vuelven a acaparar el 80% del gasto y sin necesidad de reformas, por verdadera convicción. Y es que la concepción de la Comunidad es la que marca los gastos sociales y esa apuesta social.
No tiene que estar todo encorsetado. A veces es necesario, obligado, dejar las cosas a la capacidad y responsabilidad de la política. Y es que si todo se encorseta, si es necesario fijar por ley el qué, el cómo, el cuándo y el cuánto se gasta a través de un techo y de un suelo no harían falta ni gobienos, ni políticos, bastaría con contables.

Lo que estas cuentas de Castilla y León de cara al próximo año vienen a demostrar es que el presidente de la Junta es fiel a su presupuesto y no precisarestipular de forma estatutaria unas normas para que se garantice el suelo social.

La Junta de Castilla y León se marca tres objetivos básicos en este presupuesto:reforzar los servicios sociales, apoyar a las empresas y consolidar la creación de empleo y fortalecer el proyecto de Comunidad.

El montante presupuestario aprobado no sólo es récord en volumen total, sino que se consagra al equipararse al de mayor cuantía de gasto social de la historia de la Comunidad. Las tres consejerías, Educación, Sanidad y Servicios Sociales, se reparten el 70% del aumento que se experimenta por los créditos no financieros. O dicho en román paladino ellas solas acaparan prácticamente la totalidad del crecimiento de nuevo gasto inversor que se registra en las cuentas de Castilla y León de cara al próximo año.

Un gasto social que resulta vital para Castilla y León, por la idiosincrasia de la Comunidad, por su dispersión, por la ruralidad y el envejecimiento. Inversión en política sociales que sigue al alza, con más o menos dinero. Con un presuesto menor y con otro superior, lo que se mantiene invariable es la exigencia de invertir en ese estado del bienestar, esencial para Castilla y León.

Y, pese a todo, los Presupuestos que están ya encima de la mesa, y que iniciarán su trámite parlamentario mañana con su registro en las Cortes, tienen cosas que corregir. Ahí es donde debe aparecer la oposición para enmendar todo aquello que entienda es susceptible de ser mejorado. Y el Partido Popular, la Junta, deberán aceptar aquello que sea de recibo corregir, más alla de su acuerdo con Ciudadanos.

La obligación de la oposición es enriquecer con sus ideas y sus iniciativas pensadas, consecuentes y sensatas los Presupuestos que el Gobierno de Juan Vicente Herrera acaba de plasmar. Y la obligación del Ejecutivo ‘popular’ pasa por atender todas aquellas enmiendas que sean razonadas, justificadas y razonables. Mal haría la oposición si se enroca en una enmienda en redondo de las cuentas, como reprochable sería la actuación del Ejecutivo si rechazara de plano todo lo que se le propusiera desde la oposición.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria