Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VERLAS VENIR

Citas de Pasión

ERNESTO ESCAPA ERNESTO ESCAPA
14/04/2019

 

EN EL UMBRAL de la Semana Santa, si no se discute del tiempo, enseguida se enredan otras controversias. Mientras fuimos sector primario, nadie protestaba por los chaparrones, pero desde que el desarrollo nos instaló en una economía menos cereal, hasta las jerarquías nazarenas se encabritan con las nubes. Durante siglos, la vida cotidiana ha organizado su calendario de tareas, afanes y pausas festivas conforme a la secuencia que marcan los episodios de la Historia Sagrada. Un manto de trascendencia protegía los sinsabores y dictaba las alegrías. El calendario tenía dos momentos álgidos, todavía muy presentes en nuestra costumbre de urbanitas: Navidad y Semana Santa, el orto y el ocaso de Cristo en la tierra.

La Semana Santa concentra multitud de procesiones y ritos de Pasión que se enmarcan en nuestra memoria colectiva. Se trata, pues, de un fenómeno vivo, que mueve fervores y alienta entusiasmos, pero también de un acontecimiento alejado, en su origen y significación, de los valores circulantes. Por eso, resulta imprescindible conocer el sentido de los diferentes momentos del ceremonial, para vivirlo, ya sea como protagonistas o como meros espectadores, entendiendo el mensaje y la estética de su discurso. Sólo de este modo se evita la mudanza de las procesiones en mera escenificación teatral.

La pretensión de descifrar las claves de la que es sin duda la Semana Grande de Castilla y León en su conjunto, no implica renunciar a la seducción del enigma ni abdicar del indudable atractivo de los misterios que rodean la puesta en escena simultánea de tantos desfiles y de rituales tan diversos. Al contrario, una manifestación colectiva de la dimensión popular de nuestra semana de Pasión necesita ser comprendida para garantizar su permanencia más allá del fervor devocional momentáneo o de los picos de entusiasmo más o menos pasajero por la recuperación de las tradiciones. No son ganas de aguar la fiesta. Pero en los momentos de pujanza es cuando conviene recordar que únicamente se perpetúa aquello que se comprende.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria