Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Ubres sanas para ganar competitividad

Investigación El Consorcio de Promoción del Ovino desarrolla un programa integral de prevención y control de mamitis para incrementar los retornos económicos de sus ganaderos

M. C.
08/01/2018

 

la mamitis o inflación de la ubre con un origen infeccioso es uno de los factores más limitantes en la rentabilidad de una explotación. Es por ello, que el Consorcio de Promoción del Ovino se ha involucrado durante tres años en un proyecto concedido por el Ministerio de Agricultura, que acaba de finalizar, y que ha implementado un programa integral de lucha frente a las mamitis con el objetivo de «incrementar» los retornos económicos de sus ganaderos.

Así lo explica Borja Linage, responsable del departamento de I+D+i de esta cooperativa, donde apuestan por «dar valor» a la leche de oveja que durante años, denuncia, « ha sido la gran olvidada». Es evidente que una oveja enferma produce menos, un hecho incuestionable que relaciona directamente la sanidad mamaria con la productividad de los rebaños, lo que ha llevado a la cooperativa a desarrollar un protocolo de trabajo para minimizar las pérdidas económicas.

Según los datos ofrecidos por Linage, se estima que una explotación media de 500 ovejas, que no lleve a cabo este programa integral y tenga 1,5 millones de células somáticas por mililitro por leche de tanque, tendría unas pérdidas de 27.000 euros al año. Una cantidad a tener en cuenta, especialmente en un momento en el que el sector ovino lechero atraviesa un momento «delicado» en un mercado de bajos precios.

Desde el departamento de investigación de El Consorcio se ha dedicado el esfuerzo estos últimos tres años en encontrar la manera de «hacer las explotaciones más rentables». Y es que, según los datos obtenidos, la cooperativa pierde 13,6 millones de euros al año por este motivo. La implementación de este protocolo en las explotaciones podría suponer, sin embargo, un incremento en los ingresos de 4,2 millones de euros, beneficios que llegarían, directamente a los ganaderos.

Para el desarrollo del proyecto se seleccionaron 19 rebaños, sujetos al control lechero oficial, donde se han recogido los datos necesarios para luchar contra la mamitis.

El programa integral hace especial hincapié en la formación de la mano de obra dedicada al ordeño. Y es que, según el responsable del departamento de investigación, es «muy importante» una rutina de ordeño «correcta» para que no haya contagios, así como el orden de ordeño, el correcto funcionamiento de las máquinas destinadas a este fin, o el desvieje de mamitis crónicas. En este sentido, Linage apuesta por un desvieje «agresivo» ya que, insiste, «no se puede tener animales enfermos en la explotación».

Desde el Consorcio se insiste además en la importancia de que las explotaciones estén dentro de los controles lecheros oficiales para detectar posibles mamitis que no son clínicas, y solo se detectan al comprobar los niveles de células somáticas en el tanque de leche. Es la única forma, insisten, de «no repetir los mismos errores. El reto es que los ganaderos «trabajen un poco menos, pero con cabeza» para aumentar su rentabilidad.

La mamitis ocasiona pérdidas directas por tres vías. La oveja produce menos leche, un hecho que se suma a la pérdida económica por el recuento celular o las primas que el ganadero no percibe. Es por eso, obligado, según el sector, lograr una mayor eficiencia de los rebaños y un incremento de la calidad higio-sanitario de la leche.

Desde el departamento de investigación de El Consorcio se destaca que son «muchos» los organismos responsables de enfermedades en los animales, así como los alterantes de la leche. Así que tienen claro que cuantos más se identifiquen y se conozcan para «evitar» su entrada y propagación, «mejor» control se tendrá sobre la calidad de la leche en una explotación. Luchar contra las mamitis es una de las formas de ejercer este control.

En este sentido, consideran «vital» seguir avanzando para alcanzar «un estándar de seguridad alimentaria». El reto para la cooperativa es proporcionar soluciones prácticas al sector ovino lechero, «poner las cosas fáciles» a la industria láctea española, y conseguir una relación «estable» y duradera basada en la calidad y estabilidad de la leche de los ganaderos.

En el control de la mamitis, los resultados del proyecto constatan que es necesario un protocolo integral que va, como hemos comentado, desde el ordeño, al conocimiento de los patógenos implicados en las infecciones mamarias, el buen funcionamiento de las máquinas, la higiene de las camas y del entorno, el control de la producción lechera y el seguimiento analítico de la leche individual y de tanque. Pasos indispensables para el ansiado retorno económico y evitar tantas pérdidas.

Todos los resultados obtenidos se están trasladando ahora a las explotaciones de la cooperativa mediante visitas de asesoramiento, así como la realización de cursos en las instalaciones de la sociedad.

La apuesta de El Consorcio por la investigación es pionera en el sector, ya que son los primeros en tener su propio departamento de investigación de desarrollo.

Actualmente están inmersos en otro proyecto en el que colaboran con el Departamento de Producción Animal de la Universidad de león, en el que se estudia la coagulabilidad de la leche de oveja. Es la «primera vez en el mundo» que se realiza este tipo de investigación que es «vital», según Linage, ya que si la leche no coagula «pierdes rentabilidad». No hay que olvidar que la mayor parte de la leche de oveja se destina a la elaboración de quesos.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria