Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Suelos agrícolas a examen

Fiabilidad Los análisis de suelos son la «mejor» herramienta para detectar carencias, fitotoxicidades y bloqueos nutricionales / El laboratorio de INEA defiende este servicio para hacer las tierras más rentables

M.C.
23/10/2017

 

El suelo agrícola es el «patrimonio esencial» de los agricultores y como tal le tienen que «mimar» y rentabilizar. Así lo cree Trinidad Peña, responsable del Laboratorio de Análisis Agrícola de INEA, que funciona y da servicio a la agricultura y la industria desde 1985. Se trata del primer Laboratorio de análisis agrícola de carácter privado acreditado en análisis de suelos y certificado en su totalidad según la Norma ISO 9001.

Peña defiende la «calidad» de un servicio «básico» para el agricultor gracias al cual se «optimiza» la gestión de las tierras haciéndolas más rentables. Y es que, según los casos, un análisis a tiempo puede aumentar la producción en un 10% o ahorrar hasta un 20% de abonado. «El coste es muy rentable y muy necesario», según la responsable del Laboratorio de INEA, entidad integrada en la Escuela Universitaria de Grado de Ingeniería Agrícola de Valladolid.

Estamos, en palabras de Peña, en el momento «idóneo» para que el profesional haga su análisis de suelos, aunque la percepción es que, la falta de lluvias, está retrasando las labores de siembra y, también, la llegada de las muestras al laboratorio para el cereal. Aún así, los técnicos aseguran que cada año existe una sensibilidad mayor sobre la «importancia» de hacer uso de esta herramienta.

La responsable del Laboratorio de INEA tiene claro que es uno de los principales instrumentos para gestionar la explotación. Y es que, como suele decir, «a nadie se le ocurriría medicarse para el azúcar o el colesterol sin antes haberse hecho un análisis y esperar a que el médico prescriba el medicamento más adecuado». Lo mismo recomienda para las tierras de labor, es decir, informarse previamente para calcular la aplicación de fertilizantes con el máximo rigor científico y técnico. El objetivo es integrar las necesidades nutricionales de cada planta con las características del suelo.

El campo está sufriendo los efectos de la sequía en un año con todo tipo de fenómenos climatológicos adversos. Un motivo por el que muchos agricultores están esperando el momento adecuado para la siembra.

Desde INEA insisten en la importancia del análisis, especialmente en un año como éste para garantizar la rentabilidad. Y es que a través de estas evaluaciones se detectan posibles carencias, fitotoxicidades y bloqueos nutricionales en los suelos. El consejo de abonado es muy económico, entre 34 y 64 euros según se trate de un análisis básico o completo. Hay incluso laboratorios como Aimcra o Acor que ofrecen a sus socios esta herramienta de forma gratuita para corregir las carencias, y poner en marcha las medidas necesarios con un menor impacto ambiental.

Es bueno recordar, según Peña, que es «imprescindible» conocer nuestro suelo si queremos una explotación productiva y rentable. En este sentido, insiste en que pese a lo que pueda pensarse, aumentar la dosis de un fertilizante no solo no aumenta la producción sino que puede llegar a producir una disminución gradual de la cantidad producida. Igualmente es relevante la elección de una fórmula óptima en cada caso.

El mal año agrícola desde el punto de vista económico puede impulsar a los profesionales a sembrar sin abonar previamente, una decisión que los técnicos de INEA piden que se reconsidere para evitar castigar más nuestros suelos. Las labores de la siembra tradicional dañan la estructura, por lo que, como comenta la responsable del laboratorio de INEA, hay una tendencia cada vez mayor a la agricultura de conservación o siembra directa.

Cómo hacer un buen análisis

Toma de la muestra. Un análisis de fertilidad se debe realizar siempre sobre una muestra de suelo representativa del total de la parcela, y para ello se harán tomas en diversos puntos siguiendo un zigzagueo por cada zona homogénea. Consultar en www.inea.org las recomendaciones.

Recomendación. Los análisis de suelos para cultivos de secano se pueden hacer cada 3-4 años y en los de regadío se recomienda cada 1-2 años. De esta forma se realiza un plan de análisis de las tierras.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria