Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El sistema Clearfield se aproxima al cereal

Castilla y León prueba la resistencia del girasol y la colza a este herbicida que podría resultar muy útil para tratamientos «de hoja estrecha»

DIEGO SANTAMARÍA
25/06/2018

 

Incrementar los rendimientos y ahorrar costes son dos premisas básicas para cualquier agricultor. Por eso, las casas de semillas y fitosanitarios destinan grandes sumas de dinero con el objetivo de mejorar ambos parámetros. Para ello, resulta imprescindible poner a prueba las características de cada nuevo producto antes de lanzarlo al mercado. Por ejemplo, mediante campos de ensayo como los que desarrolla la Fundación Caja Rural de Burgos en colaboración con el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), que ya ha fijado su interés en el sistema Clearfield para controlar de manera efectiva la proliferación de malas hierbas en parcelas de colza y girasol.

El jefe de Área de Investigación Agrícola del Itacyl, Gabriel Villamayor, es consciente de que «se están haciendo cosas muy interesantes» en ese sentido. La aparición de este herbicida ha generado grandes expectativas en el sector y ya se está poniendo a prueba en la parcelas experimentales. De esta forma, se pretende analizar el grado de resistencia de la colza. Asimismo, detalla que también se está analizando la resistencia del girasol «a los imidazoles y a las sulfonilureas». Por ahora, los resultados invitan al optimismo porque «teóricamente» acabaría con la planta «si no fuera resistente». Sin embargo,la mejora genética «permite aguantar a esos girasoles y dar una producción mayor».

De forma paralela, el Itacyl está desarrollando «estudios de calidad» de aceites. La principal conclusión, según apunta Villamayor, es que «son muy parecidos a los de las variedades normales». Además, la calidad «no se resiente», que al fin y al cabo es lo más importante porque de un tiempo a esta parte el girasol se ha convertido en la gran alternativa al aceite de palma.

Si todo va según lo previsto, sobre todo a raíz de los continuos avances en este ámbito, el responsable de Área de Investigación Agrícola del Itacyl cree que el sistema Clearfield no tardará demasiado en llegar a los cereales. De ser así, aparte de las ventajas anteriormente citadas en la colza y el girasol, destaca la posibilidad de realizar tratamientos «de hoja estrecha», ya que los cultivos «serían resistentes y no afectaría para nada».

Entretanto, el Itacyl sigue inmerso en los campos de ensayo. El pasado martes, la Fundación Caja Rural reunió a unos 40 agricultores burgaleses para mostrar el actual estado de la campaña en las parcelas experimentales de Cerratón de Juarros y Fresnillo de las Dueñas. De momento es muy pronto para determinar cuáles serán las variedades que mejor se adaptan a los cultivos, aunque en términos generales la campaña pinta «mucho mejor» que la anterior porque «hemos cuadruplicado las precipitaciones en comparación con el año pasado». No en vano, la «única pega» es que «no se pudo voltear la tierra correctamente» porque «hacía mucho calor y en el mes de noviembre todavía no había llovido prácticamente nada», de ahí la aparición de «restos de cosechas anteriores y malas hierbas».

Hay que tener en cuenta por otro lado que las lluvias traen consigo «enfermedades», principalmente septoria y roya amarilla. Además, Villamayor detalla la irrupción de «mitosporium y rincosporium en cebada». Por fortuna, el «frío» ha retrasado su llegada y en principio se prevé «que no van a afectar mucho al rendimiento final». En cualquier caso, advierte que si las enfermedades hubiesen aparecido al comienzo de la campaña su evolución resultaría «más peligrosa» de cara al resultado final.

Villamayor no descarta que pueda «aparecer algún hongo más». De hecho, ya se han localizado focos aislados de fusarium «en trigo e incluso algo en cebada». Sea como fuere, no le cabe duda de que «los agricultores prefieren tener hongos porque eso es señal de que hay muy buena cosecha». En definitiva, «es preferible perder algo por hongos que perderlo por la sequía, que es mucho más potente».

Durante la visita, los agricultores observaron el impacto de las enfermedades en cada zona. En Cerratón, el mayor problema tiene que ver con la roya debido al «clima húmedo» del entorno. No obstante, se puede apreciar que «hay variedades bastante tolerantes» que demuestran su alto nivel de resistencia. El «problema» es que la roya «cambia de raza», por lo que la tolerancia puede resentirse de un año a otro. Por suerte, «poco a poco se va controlando» porque «se van conociendo las razas». Por su parte, Fresnillo se ha visto más afectado por la septoria.

En cuanto a los denominados testigos que deben superar tres años de prueba antes de salir al mercado, Villamayor calcula que en torno al 60% pasan la criba. Eso sí, en ocasiones las empresas retiran determinadas variedades «si ven cosas raras». Por otro lado, detalla que la mayoría de variedades que se prueban en Castilla y León provienen de registros europeos -sobre todo en trigo duro y girasol- porque en España «casi toda la genética está hecha para Andalucía».

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria