Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERFIL

«Si no cubres costes, al mínimo problema tienes que cerrar»

Marcelino Lobo es ganadero de ovino y lleva más de treinta años incorporado al campo / Asegura que el sector lácteo está «monopolizado» y aboga por intervenir para «repartir» márgenes

M. CALLEJA
20/03/2017

 

El ovino de leche atraviesa actualmente uno de los momentos más delicados. La caída de precios que perciben los ganaderos, cifrada en un 21% en el último año en Castilla y León según la UCCL, está obligando a los profesionales a optimizar al máximo la gestión de sus explotaciones para no poner en riesgo la rentabilidad.
El sector afronta de esta forma una crisis «cíclica» que amenaza el futuro de muchas explotaciones familiares en el medio rural. Así lo cree Marcelino Lobo, ganadero natural de Aguilar de Campos (Valladolid), que lleva más de treinta años incorporado al ovino. Este profesional de 56 años recuerda los malos momentos que ha atravesado el sector, especialmente la crisis de precios vivida en el año 2006. Ahora, tras las buenas expectativas de 2014 y 2015, la tendencia bajista está siendo una constante.

Lobo asegura que el sector lácteo está «monopolizado» y la distribución, de forma especial, «hace lo que quiere». Con precios «justitos» o por debajo de los costes de producción, como está ocurriendo ahora, «al minímo problema tienes que cerrar». Este ganadero vallisoletano no es muy optimisma de cara al futuro, más bien lo contrario. «Espero cumplir mi sueño, es decir, quedarme en la sociedad creada con mis hermanos y, si es posible, llegar a la jubilación y seguir viviendo de mis ovejas». Para ello cree necesario que la administración intervenga para que toda la cadena de valor obtenga sus márgenes y los beneficios «se repartan».

La situación es complicada ya que el precio de la leche de ovino sigue sin repuntar. Marcelino gestiona una explotación familiar junto a sus hermanos, con 900 ovejas madres y unas cien hectáreas. Aunque hasta la semana pasada la ganadería contaba también con vacuno de leche, las últimas vacas acaban prácticamente de salir de la granja tras su venta en Internet, y después de que uno de los socios haya decidido jubilarse próximamente. Este veterano del sector lácteo recuerda como fue su padre quien compró la primera vaca, y uno de sus hermanos que estuvo en la Marina quién aportó también fondos para seguir aumentando la explotación.

El padre de Marcelino era un obrero por cuenta ajena. Sus seis hijos han sido los encargados de «generar» esta explotación láctea, ahora solo de ovino.

Cuando se le pregunta por el futuro del sector se muestra bastante claro y contundente en su análisis: «lo veo jodido». Aún así, reconoce que forma parte de su «proyecto de vida».

La caída de precios obliga al sector a trabajar muchas veces a pérdidas, y eso supone paralizar las inversiones, además de «un gran sacrificio personal». En el caso de este ganadero de Aguilar de Campos, afiliado a la UCCL, la crisis de los últimos meses ha supuesto apretarse el cinturón. «La última gran inversión en la granja la hicimos hace diez años, asegura, en unas nuevas instalaciones de ovino, ahora hay que sujetarse vía sueldo».

El futuro no es esperanzador, aunque Marcelino manifiesta que si con 25 años decidió quedarse en su pueblo, donde siempre ha querido estar, ahora su ilusión pervive en torno a la cooperativa familiar.

Otra cosa es el relevo, que tiene claro que ahora no está ni mucho menos garantizado. «En principio no lo hay y, además, subraya, ¿quien soy yo para decirle a nadie lo que tiene que hacer?».
Marcelino pone de manifiesto, por otra parte, que si las explotaciones no son rentables para los ganaderos, los principales perjudicados serán las familias del medio rural y unos pueblos amenazados con la despoblación.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria