Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SORIA

Saneamiento ganadero, más vale prevenir

Este año se realizarán dos millones de análisis y las OPAs piden más flexibilidad

ANA P. LATORRE
20/03/2017

 

Apunto está de finalizar la campaña de saneamiento ganadero en Castilla yLeón y en breve se conocerán los datos regionales. Es un proceso necesario para la seguridad de las explotaciones de ganado de la Comunidad y para impulsar las exportaciones, aunque para los ganaderos supone un verdadero quebradero de cabeza.

Los resultados de la última campaña suponen un impulso y unas garantías sanitarias para la cabaña ganadera de Castilla y León, situándola en unos niveles muy alejados de las comunidades autónomas competidoras en cuanto a producción de carne. Igualmente, ponen de manifiesto el gran trabajo y la siriedad en sanidad animal de todos los agentes implicados, empezando por el propio sector ganadero, según indican desde la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

Previsión para este año

La campaña de saneamiento de 2017 cuenta con 3,5 millones de euros y la llevará a cabo la empresa Eulen, con un contrato de adjudicación que supone el control, junto con los servicios veterinarios oficiales, de la tuberculosis y brucelosis en ganado bovino y la brucelosis caprina, enfermedades que se pueden transmitir al hombre.

La campaña incluye la recogida de muestras en campo, mataderos, industrias de transformación de cadáveres y cualquier otro lugar que se determine desde la Consejería de Agricultura y Ganadería. En total, serán 1.935.809 actos clínicos normalizados. Posteriormente, se remitirán las muestras a los laboratorios de sanidad animal de Castilla y León incluidos en la Red de Vigilancia Epidemiológica y se comprobará la identificación de los animales como medida sanitaria o el sacrificio de los animales de las especies objeto de los distintos programas y la tinción de sus cabezas o cualquier otro método de marcado establecido al efecto.

Los programas de vigilancia, prevención, control y erradicación de enfermedades (tuberculosis, brucelosis, leucosis y perineumonía) de los animales de las especies bovina, ovina y caprina tienen como objetivo la calificación sanitaria del ganado del territorio de Castilla y León. Esta calificación supone la eliminación de un riesgo para la salud humana, por tratarse en algunos casos de zoonosis (tuberculosis y brucelosis) y la posibilidad de acceder al libre comercio de los animales, que, de otro modo, estarían inmovilizados o con destino únicamente al sacrificio, lo que facilita la promoción de los productos de origen animal de la Comunidad por su alto nivel de seguridad alimentaria.

Los buenos resultados implican una mayor facilidad y posibilidad de movimientos comerciales, tanto en el territorio nacional (ferias y mercados) como a la hora de realizar exportaciones, así como la disminución en el número de pruebas obligatorias (ahora es un saneamiento al año) y el aumento de las garantías y seguridad alimentaria.

Peticiones de los ganaderos

Los profesionales del campo se echan a temblar y cruzan los dedos para que los resultados no obliguen al sacrificio de animales o la restricción de movimiento de ganado, lo que dificulta las ventas y pone en peligro la rentabilidad de la explotación. Son meses de ir y venir de veterinarios, de toma de muestras y de análisos, lo que se suma a las tareas del día a día en las explotaciones agrarias. Incluso en 2016 se organizaron concentraciones para solicitar campañas de saneamiento más racionales, que no obliga a sacrificar ganado por resultados positivos pese a que en los análisis tras el sacrificio se comprueba que el 80% no tenían la enfermedad. Y es que cada vaca sacrificada supone para el ganadero una pérdida de 700 euros.

En este mes de marzo, 16 asociaciones agrarias y ganaderas de Castilla y León han sumado esfuerzos para conciliar la sanidad animal y la competitividad de los profesionales. El objetivo es fomentar el trabajo conjunto con los profesionales del sector y lograr los parámetros de sanidad en tuberculosis bovina, pero con cierta flexibilidad para el ganadero. Consideran que se ha avanzado en la lucha contra la enfermedad, pero que las medidas no han dado los resultados esperados y han sido desproporcionadas en muchos casos, por lo que se ha presentado a la Junta una serie de propuestas para el control de la enfermedad. Piden que se informe previamente al ganadero de todo lo que se realiza a sus ejemplares, otras pruebas complementarias o alternativas y más investigación, aplicación de progremas en base a unidades epidemiológicas fundamentadas, autorizar el movimiento de animales con garantías o controles suplementarios y el impulso al proyecto de cebaderos.

Además, entre las propuestas se incluyen que las reposiciones se puedan hacer con animales de otras explotaciones con garantías sanitarias, no hacer pruebas en explotaciones con animales adquiridos en el año previo a la aparición de animales positivos y que haya indeminzaciones al precio de mercado del animal sacrificado y valorar las restricciones de movimientos. Las organizaciones subrayan que Castilla y León es la única región que obliga, tras el último saneamiento, a los ganaderos que han dejado de tener positivos en tuberculosis a a que comuniquen los ejemplares que van a sacrificar mayores de 24 meses a las unidades vetarinarias, lo que supone demasiadas restricciones y burocracia.

Fauna silvestre

También reclaman un plan de control para la fauna silvestre para reducir drásticamente el censo de determinadas especies salvajes (jabalí, corzo, ciervo, zorro...) por los peligros que suponen para la seguridad vial, para la sanidad animal y para los cultivos. «Estas especies actúan como reservorios y transmisores de determinadas enfermedades, entre ellas la tuberculosis. Es absolutamente necesario el control de cenros por la autoridad competente», subrayan las asociaciones en las propuestas.

Desciende la prevalencia en tuberculosis y brucelosis

En tuberculosis bovina, la prevalencia ha descendido por debajo del 2% y en tres años (desde 2012) se ha reducido un 33% hasta el 1,9% de 2015. En este apartado es donde las asociaciones de productores de ganado han reclamado medidas más flexibles. En brucelosis bovina, la prevalencia ha sido del 0,1%, por lo que la Junta ha solicitado la declaración de oficialmente libre para las provincias de Soria, Burgos y Valladolid. Esta declaración supone que en estas provincias sólo se realizarán las pruebas de diagnóstico de brucelosis bovina en el 20% de las explotaciones y únicamente a los animales mayores de 24 meses de edad. Además, implicará que no se tendrán que realizar las pruebas de diagnóstico previas al movimiento de los animales.

En tuberculosis caprina, sólo Castilla y León y Murcia mantienen un programa de saneamiento específico para esta cabaña y en 2015 el 1% de las explotaciones había tenido algún animal positivo. En 2013, Castilla y León fue declarada libre de brucelosis ovina y caprina, única comunidad de las consideradas de alto censo ovino que ha conseguido esta distinción.

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria