Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

AGRICULTURA

La rentabilidad del ajo

El desarrollo del cultivo es «bueno», en un contexto de «fuerte» bajada de precios / Los productores destacan su «menor» exigencia en agua

M.C.
12/02/2018

 

El cultivo del ajo en Castilla y León avanza sin contratiempos. En el caso de las siembras de noviembre y diciembre, la planta está a punto de nacer, esperando que empiecen a subir las temperaturas para que el ajo «tome cuerpo». Las labores se realizaron sin problemas, ha llovido, y las heladas «no deberían» afectarle, en una zona acostumbrada al contraste de las temperaturas. Así lo señala Óscar Cuéllar, presidente de la Asociación de Productores del Ajo de Vallelado, que lamenta, eso sí, los bajos precios.

El descenso es significativo, según el sector, que habla de valores prácticamente a la mitad en el ajo spring, cotizaciones «algo más altas» en el ajo blanco, y más elevadas en el morado, aunque, en términos generales, se habla de un contexto a la baja.

Un hecho que se justifica por la sobre producción de China, que sigue siendo nuestro principal abastecedor con 1.500 toneladas, seguida de Francia con cerca de 1.000 toneladas. Desde la Mesa Nacional del Ajo analizan en este momento las últimas informaciones llegadas desde el país asiático en torno a la existencia de temperaturas «anormalmente bajas», lo que podría mermar la producción, y obligar al gigante chino a «tirar» del ajo almacenado. Alteraciones climatológicas que aún deben concretarse.

La realidad es que las exportaciones españolas a la UE han bajado, mientras que las extracomunitarias se han incrementado ligeramente en 3.000 toneladas, según los datos de la Mesa Nacional, con una caída también de los precios medios, como confirma su presidente, Julio Bacete. Las importaciones de ajo de España confirman esta ralentización con una bajada del 50%. Un hecho que no sorprende a los productores que constatan cómo desde el arranque en el mes de julio, los precios han ido descendiendo. «Se veía venir ya», afirma Óscar Cuéllar, tras el incremento de las siembras.

Las estimaciones de la Mesa Nacional del Ajo sitúan en torno a las 26.000 hectáreas la superficie en España, de ellas en torno a 2.000 hectáreas estarían situadas en Castilla y León, tercera comunidad productora. Hay que tener en cuenta que la falta de agua puede haber bajado algo la superficie de siembra en los ajos tempranos. Desde el punto de vista agronómico, el estado vegetativo del cultivo es bueno, aunque el desarrollo primaveral está de nuevo amenazado, como señalan los técnicos, por el clima y las lluvias.

El ajo es un cultivo con gran riesgo económico, por eso, el productor debe asegurarse que «va a tener agua para regar». En este sentido, Cuéllar cree que lo que se ha sembrado en la Comunidad «se podrá regar», debido a que el ajo es menos exigente en agua que otros cultivos, como pueden ser la zanahoria, la patata o la remolacha.

En este sentido, desde la Mesa Nacional del Ajo se defiende la «rentabilidad» del cultivo. De hecho, actualmente elaboran un informe en el que se van a exponer las necesidades de agua del ajo, entre 3.000 y 4.000 metros cúbicos, frente a las exigencias de otros cultivos, «demostrando la viabilidad» de este producto. Aunque los datos varían, según zonas, fincas y productores, en términos generales se puede decir que poner en marcha una hectárea de ajo puede suponer en torno a los 8000-9000 euros, con beneficio en una campaña media, según el valor de la semilla y otros gastos, que podría rondar los 2.000-3000 euros.

El presidente de la Asociación de Productores del Ajo de Vallelado tiene claro que la sanidad y una actividad profesional son las claves para que el cultivo sea rentable. Por eso, siguen trabajando en esa línea para mejorar los rendimientos.

Esta es la primera campaña en la que han sembrado semillas «libres de virus», por lo que el 2018 les servirá para valorar los resultados y sacar las primeras conclusiones. El mayor problema del ajo blanco en este momento es la ‘parálisis cerosa’, un problema sanitario que surge postcosecha, de origen desconocido. El ajo se almacena, y es entonces cuando empieza a estropearse generando «importantes» pérdidas y mermas a la hora de la elaboración.

Es, sin duda, según los productores, una de las enfermedades que «más problemas da» y que más les preocupa actualmente. Todo ello, en un contexto de desaceleración del mercado internacional, en el que el ajo sigue reivindicando su posición y calidad de cara a los consumidores finales.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria