Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La raza ojalada, condicionada por el relevo generacional

La Asociación Nacional de Criadores de Oveja Ojalada (ANCRO) registra 10.500 hembras y 208 machos en apenas 15 explotaciones, de las que 11 se encuentran en Soria

IRENE LLORENTE YOLDI
12/02/2018

 

El censo de la ojalada, en peligro de extinción, apenas llega a los 11.000 ejemplares. Según los datos de la Asociación Nacional de Criadores de Oveja Ojalada (ANCRO) al cierre del año 2017 se cuantificaban 10.500 hembras y 208 machos, una cifra que se mantiene con apenas 15 explotaciones, once en la provincia de Soria, dos en Segovia, una en Salamanca y otra en Ávila. El problema no es otro que la falta de relevo generacional entre los ganaderos, ya que la mayoría tienen más de 50 años, según señala el presidente de ANCRO, Francisco Javier Azuara. A este respecto, considera «crucial» el impulso de la Diputación de Soria por la puesta en marcha de un rebaño de élite y la mejora genética de la raza, a través de un convenio con ANCRO que está vigente en la actualidad.

Y es que el objetivo principal de su cría es la producción de carne, produciéndose en la actualidad corderos que son generalmente criados en intensivo en cebadero, sacrificados a los 70 ó 90 días de edad, con un peso vivo de entre 20 y 25 kilos, una carne que además está incluida en la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Lechazo de Castilla y León’. Posee además una destacada capacidad para la producción de leche, que sumado a su gran instinto maternal, le permiten criar sin problemas sus corderos, a pesar del difícil medio en que se explotan.

Pero su mal mayor es la falta de jóvenes que quieran tomar las riendas de las explotaciones de esta raza autóctona, el mismo problema que atañe a toda la ganadería de extensivo. En la actualidad son 15 explotaciones, de las que 11 se encuentran en Soria, dos en Segovia, una en Ávila y otra en Salamanca.
La ojalada es una raza ovina autóctona localizada fundamentalmente en la zona centro y suroeste de la provincia de Soria con unas 10.500 hembras y 208 machos en la actualidad, que en los últimos años ha evolucionado positivamente debido fundamentalmente a la instalación en el Campo Agropecuario de San Esteban de Gormaz de un rebaño ojalado en pureza racial sobre el que se aplica mejora, selección y expansión de reproductores por la geografía provincial. Esto ha permitido un incremento de la cabaña ganadera, ya que en el año 2006 el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España indicaba un registro de 8.531 hembras y 209 machos. Para Azuara «es un orgullo que se mantenga, por el esfuerzo tan enorme que hacemos los ganaderos, con la correspondiente inversión». Y es que los precios de la carne no acompañan a los requisitos de los productores. «La calidad del lechazo es muy alta y nos perjudica el género de fuera», lamentó el presidente de ANCRO, refiriéndose a que muchos de los mataderos de Castilla y León «importan las cabezas de otros países, en muchos casos supone más del 80% de su producción total, porque les sale más barato comprarlas», y «justifican que la carne es de la región sólo por matarla en territorio castellano y leonés».

Por ese motivo, cree que son «imprescindibles» las ayudas de las administraciones, como así está realizando la Diputación de Soria a través de un rebaño de élite dentro de la cabaña de ojaladas que tiene en San Esteban de Gormaz. La idea es ir introduciendo de forma progresiva hembras de raza ojalada de aptitud de carne para conseguir un rebaño de unas 200 madres, con la recría correspondiente, unas 60 corderas de reposición y otros 40 corderos anualmente.

ANCRO se está encargando de la aportación de las hembras al centro, que saca de las distintas ganaderías en control de rendimientos e incluidas en el esquema de selección para la mejora de la producción de lechazos. La incorporación de ovejas valoradas como élite de las ganaderías de la raza ojalada tiene la finalidad de aportar variabilidad genética, así como incorporar animales que han mostrado gran nivel productivo, con lo que permiten ir mejorando la población actual.

El centro de cría de oveja ojalada de la Diputación en San Esteban cuenta con 380 cabezas para la selección y mejora de la raza. Las ovejas del centro son entregadas por sorteo en dos repartos anuales a los ganaderos. Se trata de una mejora genética mediante la técnica de inseminación artificial que llevan a cabo entre ANCROy la institución provincial. «Esta utilidad es fundamental para que los ganaderos puedan renovar sangre con la incorporación de sementales de fuera de su ganadería», señala Azuara.

La raza cuenta con un pasado muy confuso y una notable falta de historia ya que hasta fechas recientes se le ha conocido con diversos nombres como Churra soriana, cuca, serrana, ojaleada, ojinegra. Además, se le ha prestado escaso interés específico, quizás por el medio y las condiciones en las que se desenvolvía, en las zonas más pobres y difíciles de España.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria