Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Las raíces de nuestro futuro

El campo de Castilla y León camina hacia el futuro. La consejera de Agricultura y Ganadería cree en su fortaleza de la mano del progreso y la innovación, así como de la interrelación de los eslabones de la cadena. Un sector fuerte, rejuvenecido y profesionalizado es clave para avanzar

MILAGROS MARCOS MILAGROS MARCOS
24/04/2018

 

Castilla y León, nuestra tierra, es el hogar de grandes personas, nobles, austeras, recias, trabajadoras y fieles a sus principios. Somos gente de campo, de pueblo, orgullosos de nuestro origen. Nuestra tierra y nuestra gente son la clave para construir el futuro, y no se me ocurre mejor fecha que ésta para ponerlo en valor.

Castilla y León es ya un referente agroalimentario reconocido por su calidad y diversidad. Pero hay mucho margen para seguir creciendo y avanzando: tenemos todos los mimbres necesarios para ser un icono mundial en el sector agroalimentario y, con ello, generar más actividad económica y asentar población en el medio rural.

Estudios internacionales de la FAO prevén un importante incremento de población en 2050 que requerirá un elevado volumen de alimentos, fundamentalmente cereales (900 millones de toneladas más) y carne (200 millones de toneladas más), y ahí es donde Castilla y León debe estar presente y aprovechar la oportunidad, incrementando su capacidad productora, comercializadora y exportadora.
Desde luego, hay que trabajar para conseguirlo, pero precisamente el trabajo duro no es algo que asuste a un castellano y leonés. Hemos vivido años en los que el sector primario no ha tenido el reconocimiento que merecía, pero la realidad es terca y hoy, nuestra agricultura y ganadería ha pasado a ocupar el puesto que se merece. Debemos, ante todo, creer en nuestras posibilidades, en lo que somos, en lo mucho que tenemos y en las grandes oportunidades que se nos abren desde el medio rural, con la agricultura y la agroalimentación como base del desarrollo económico y social, como clave para generar empleo y luchar contra la despoblación.

El sector primario ha sido y sigue siendo la gran fortaleza de Castilla y León. Tenemos los elementos necesarios: un amplio territorio que propicia el desarrollo óptimo de la actividad agraria. Y la mejor mano de obra: nuestros agricultores y ganaderos, que son una excelente garantía para su crecimiento; aunque debemos reconocer que previamente necesitamos fortalecer su unión, contar con un cooperativismo real y efectivo, crear vinculos comerciales que fortalezcan la capacidad negociadora del sector primario y le permita optimizar los costes de producción, obtener mayores beneficios y ser a la vez más competitivo.

Del mismo modo, apoyar e incentivar la incorporación al campo y hacer atractiva la actividad agraria a nuestros jóvenes y mujeres puede suponer el punto de inflexión que dará el espaldarazo definitivo al sector en la Comunidad. Por eso trabajamos para hacerlo más atractivo, incorporando más tecnología, más y mejores infraestructuras, tener regadíos modernizados, agricultura de precisión e impulsar nuevas líneas de investigación. Allí donde el campo está modernizado hay hasta un 40% más de población y los jóvenes que se incorporan a la actividad son un 30% más que donde esa modernización no se ha producido.

Tenemos las mejores materias primas y debemos ser capaces de transformarlas y conseguir productos cuyo valor añadido se quede en nuestra Comunidad y genere riqueza y empleo en nuestros pueblos, industrias mejor dimensionadas, con procesos integrados de gestión y producción orientadas a elaboración de productos ya preelaborados (IV y V gama). Y en esta labor, inevitablemente, tenemos que saber adaptarnos a las nuevas demandas de los consumidores, que no son otras que las demandas actuales de nuestra sociedad, nuevos cultivos para nuevos productos, nuevos métodos de transformación, nuevos sistemas de presentación e incluso nuevos métodos de comercialización, todos ellos muy diferentes a los tradicionales, pero demandados por los ciudadanos

Las previsiones de futuro son optimistas y alentadoras, tenemos lo necesario para construir un sector agroalimentario fuerte y pujante, pero debemos ser capaces de articular las medidas necesarias para que así sea. Avanzar en el nuevo concepto de industria 4.0, apostar por un aprovechamiento sostenible de nuestros innumerables recursos, garantizando la seguridad alimentaria tan reclamada por la sociedad. Y ante todo entender la necesaria interrelación entre el sector primario, la industria y la distribución como clave de desarrollo. Los eslabones de la cadena precisan unos de otros para asegurar su existencia, el futuro será de quien antes lo asuma e integre en su estrategia de trabajo.

Estamos obligados, por tanto, a defender la actividad agraria en lo que requiera y apoyar su Desarrollo. En primer lugar, económicamente, impulsando la propuesta de Comunidad sobre la nueva PAC, luchando para que no se reduzcan los fondos que necesitan nuestros agricultores y ganaderos. En segundo término, imponiéndonos a los detractores del medio rural. Tenemos ejemplos recientes de voces que claman contra la simplificación administrativa del sector agroindustrial, contra la modernizacion de regadíos, incluso contra la actividad ganadera, sin ir más lejos, aun siendo fundamental a la hora de fijar población y empleo y suponer una importante fuente de riqueza para la región. Poner impedimentos a la lucha contra los ataques del lobo o a la instalación de explotaciones ganaderas bien dimensionadas, aun cumpliendose todos los requisitos y normas, supone un claro perjuicio social, e incluso desviar inversiones económicas y empleos de nuestra Comunidad autónoma a otros lugares y favorecer en buena medida la despoblación. Debemos levantar la voz contra quienes anteponen la ideología al desarrollo de nuestra tierra.

El campo de Castilla y León camina hacia el futuro. Eso es indudable. Pero su desarrollo debe ir de la mano del progreso y la innovación. Sólo consiguiendo un sector fuerte, rejuvenecido y profesionalizado, con agricultores y ganaderos agrupados para ser más competitivos, decididos a innovar y a adaptarse a las demandas del mercado, conseguiremos darle al campo castellano y leonés el futuro que merece.

Tan solo hace falta que creamos en nuestras posibilidades. Porque los que ya lo han hecho han marcado un camino de éxito, un éxito que nace del origen, de la tierra, y se va ampliando con su transformación, generando un valor añadido que redunda en el bienestar de nuestros ciudadanos. Como buenos y prudentes castellanos y leoneses, en ocasiones tendemos a valorar más lo que viene de fuera, e incluso a ser reticentes, a veces en exceso, a abordar los cambios necesarios para poder evolucionar y mejorarlo. Sin embargo, en este camino se encuentra el futuro de Castilla y León.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria