Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El ovino trata de aguantar el tirón

Sector «arruinado» / Los ganaderos de carne y leche lamentan el desequilibrio entre gastos e ingresos por culpa de los bajos precios / Urcacyl apuesta por el diálogo entre productores e industria

DIEGO SANTAMARÍA
30/07/2018

 

Incorporarse hoy en día al ovino empezando de cero es un suicidio». Andrés Arnáiz, productor de lechazo en Torrelara (Burgos), lo tiene claro. El sector está «arruinado» porque los gastos son «cada año mayores»y el ganadero «no tiene ningún beneficio» debido a los bajos precios. En su caso, los mismos que desde hace dos décadas. Ni siquiera los dientes de sierra del mercado ayudan a equilibrar la balanza.

Ahora mismo, aún siendo una buena época, vende sus lechazos a 60 euros cuando antaño le ofrecían 72. En términos anuales, los corderos rondan una media de 50 euros anuales. Básicamente, unos 10 o 12 euros menos que en tiempos pasados.

Similar diagnóstico el de Marceliano Navarro, responsable del sector ovino de la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl), perfectamente sabedor de que a los ganaderos no les salen las cuentas porque hay «más gastos que ingresos». En este sentido, señala que las «pérdidas» registradas durante el último trimestre del año pasado han dejado al sector en una situación crítica, ya que por lo menos «antes había reservas» para sortear las épocas de bajos precios con ciertas garantías. Por lo tanto, de nada sirve que las cotizaciones hayan registrado un incremento medio del 0,17% en las canales de los corderos, ya que el último informe de coyuntura del Ministerio de Agricultura revela que el «consumo nacional sigue muy por debajo de lo esperado».

Al margen del consumo, Arnáiz subraya que el ciudadano de a pie solo se preocupa por «comer barato» sin tener en cuenta que, a día de hoy, el ganadero trabaja «gratis». Entretanto, considera que la Junta de Castilla y León debería establecer medidas de protección en lugar de centrar sus esfuerzos en «quedar bien ante la opinión pública»mientras «al sector primario se le da una miseria».

El productor burgalés está convencido de que «el ovino extensivo va a desaparecer en España». Y no solo eso, pues vaticina un efecto dominó que afectará a todo el sector agrario a largo plazo. El principal motivo, aparte de los bajos precios y la indefensión ante la industria, es la falta de relevo porque «las ayudas tardan cuatro o cinco años».

No opina lo mismo el responsable de ovino de Urcacyl, convencido de que a pesar de todo «no va a desaparecer ningún sector». Eso sí, aboga por un diálogo, de igual a igual, entre industria y productores, con la Administración ejerciendo de «árbitro», para buscar soluciones que satisfagan a ambas partes.

Uno de los pocos que se ha atrevido a dar el salto es Santiago Ladera, que hace cuatro años montó, desde cero, su propia explotación en la localidad burgalesa de Salas de Bureba. Este joven emprendedor aguanta los embistes de la crisis láctea con una explotación de 1.200 ejemplares, la mayoría de la raza Assaf porque es la «más rentable». No en vano, tuvo que ampliar la cabaña y alquilar unas instalaciones más grandes porque «si produces poco te quedas fuera».

Aún con todo, Ladera asegura que la caída progresiva de los precios dificulta sobremanera el relevo generacional en el sector, pues no es lo mismo cobrar 1 euro que 70 céntimos por el litro de leche. Así las cosas, reconoce que si tuviese que dar un paso al frente en la actualidad «no lo haría». Pero lo hizo, ha logrado asentarse en el sector y se muestra partidario de «aguantar a ver si vienen tiempos mejores».

Arnáiz, por su parte, sostiene que las trabas burocráticos y los requisitos cada vez más exigentes juegan en contra del sector. Y cree que será aún pero con la nueva reforma de la PAC, que sigue sin beneficiar a los agricultores y ganaderos realmente profesionales. Mientras tanto, las organizaciones profesionales agrarias (Opas) siguen esperando el estudio de costes de producción prometido por el Gobierno regional.

De momento, nada se sabe sobre un informe que podría sentar las bases de una futura negociación para lograr contratos dignos para el productor.

Llamamiento a Europa en pro de la modernización

El sector ovino aguarda con expectación el compromiso recientemente adquirido por la Junta para que Bruselas autorice planes individualizados para la modernización de explotaciones de ovino lácteo con el fin mejorar su competitividad. Por ahora, el responsable del sector en Urcacyl, Marceliano Navarro, se muestra cauteloso a la espera de buenas noticias.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria