Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

«No necesitamos subvenciones, sí un precio digno»

Zamora Emilio Llamas maneja una explotación de cabras en ecológico en Friera de Valverde / Denuncia los bajos precios y reclama ayudas «a tiempo»

M.c.
02/07/2018

 

M.c.

Emilio es un joven ganadero zamorano incorporado al sector hace un año. Siempre le han gustado los animales, y fue el primero en su casa en apostar por el caprino. Primero compró una cabra, y el resto llegó progresivamente sustituyendo al vacuno de sus padres. Ahora gestiona una explotación en ecológico de 550 animales, en la localidad de Friera de Valverde, donde vive actualmente.

Este joven de 31 años, que también realiza tareas agrícolas, tuvo, antes de incorporarse al campo, otros trabajos en el ámbito de la construcción. Unos conocimientos que le han servido para construir su propia nave. La familia decidió ampliar el rebaño para que así Emilio se pudiera quedar en el pueblo con sus propios animales, y manejar la cabaña actual.

Emilio se siente orgulloso del oficio, aunque lamenta que a las administraciones se «les llene la boca» con unas subvenciones que no llegan «cuando más se necesitan». Este es precisamente su caso. Nada sabe de las ayudas que pidió hace ahora cinco años. Una circunstancia que, asegura, «quita las ganas» a muchos jóvenes a la hora de acceder al sector. Emilio lo tiene claro: «Es normal que no se quede nadie», asegura convencido de que la ganadería es algo «vocacional».

Hijo de ganadero, este profesional mantiene la apuesta de su familia por lo ecológico, a pesar de que reconoce que no hay mercado en Zamora para vender su producción como tal. «Lo haces todo bien, pero lo vendes en convencional». Este profesional denuncia los bajos precios de la leche de cabra, con bajadas de nuevo este mes, y cotizaciones entre 45 y 50 céntimos, dependiendo del extracto quesero. Por eso, se plantea, «con el tiempo», realizar una sala de despiece para los cabritos y, «poco a poco», una pequeña quesería en ecológico, para sacar ese «valor añadido» que ahora no encuentran en el mercado. Este es uno de los retos en un contexto complicado en el que, a su juicio, «no se valora» el esfuerzo del ganadero día a día.

En este sentido, y de cara a la nueva PAC, declara que «ojalá no hubiera subvenciones, y sí un precio digno». Algo que, en su opinión, no existe ahora. Es por ello, por lo que comprende que muchos de sus amigos se hayan marchado del pueblo. «Lo del campo no convence, nos tiran a matar», se lamenta este ganadero zamorano.

Emilio se ocupa de las cabras y de las tareas agrícolas. Los forrajes y la avena, todo en ecológico, se destinan en su totalidad a la alimentación del ganado. Una forma de ayudar a cerrar el ciclo, pendiente de la comercialización y también de la transformación.

A este profesional le gusta lo que hace, también vivir en su pueblo. Nadie duda de que la ganadería es clave para fijar población en el medio rural de Castilla y León, sin embargo, según el sector, cada vez se hace más difícil sobrellevar los vaivenes del mercado, y asegurar la viabilidad y rentabilidad de las explotaciones. La industria sigue mandando y poniendo el precio al ganadero, más allá de la demanda de leche de cabra. Algo similar a lo que ocurre con el vacuno y el ovino de leche, en un contexto de bajas cotizaciones, y con precios por debajo de los competidores europeos, en el caso de la leche de vaca.

Las cabras de Emilio son de la raza alpina, cruce con murciano granadina. El calor en esta época del año le obliga a salir prontito al campo a pastorear, en torno a las siete de la mañana. A la una del mediodía, los animales vuelven a la nave donde se les ordeña dos veces al día, antes de sacarlas y por la tarde, con una producción anual de 150.000 litros.

Los forrajes le han tenido ocupado estos días en el campo, casi sin descanso entre una actividad y otra. Sabe que arriesgan «mucho dinero» y que están «pillados» por los bancos, así que no queda otro remedio que seguir arriesgando para amortizar las inversiones y los gastos en maquinaria, entre otros aspectos. Este ganadero en ecológico reclama apoyo para los jóvenes y evitar «que les quiten la ilusión» con la que encaran una incorporación, a veces, con mucha incertidumbre.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria