Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El músico al que encantaron las abejas

El joven Isaac Hernando Jiménez dejó su carrera en la especialidad de fagot para dedicarse en cuerpo y alma a la apicultura en Chamartín de la Sierra

ANTONIO GARCÍA
18/06/2018

 

Las abejas son como una droga, sin saber por qué». Esta frase de Isaac Hernando Jiménez define con claridad la devoción de este joven abulense de 32 años por estos insectos himenópteros a los que está dedicado en cuerpo y alma desde 2014, aunque su afición comenzó en 2011, gracias a un curso que le regaló su novia, Ana Belén Casas, sabiendo su predilección por la apicultura.

Ahora, la apicultura es su vida hasta tal punto, que reconoce no tener «percepción del tiempo» cuando se encuentra con ellas junto a las 300 colmenas repartidas fundamentalmente en el municipio abulense de Chamartín de la Sierra, aunque también en Narrillos del Rebollar y Altamiros.

Pero para llegar al momento actual, Hernando Jiménez tuvo que abandonar sus aspiraciones musicales, después de finalizar en 2011 el Grado Superior de Música en la especialidad de fagot, en la Universidad de Zaragoza.

Como les pasó a muchos españoles, la llegada de la crisis truncó parte de sus expectativas. En el caso de este joven abulense, la crisis y la reforma educativa, postergando la enseñanza de música, le obligó a plantearse otras salidas profesionales.

El regalo que le hizo su novia hace siete años llegó caído del cielo y le ayudó a descubrir una pasión que en pocos años se ha convertido en su profesión.

El curso de apicultura que realizó Isaac Hernando Jiménez en Colmenar Viejo con el director del Aula-Museo ‘Abejas del Valle’, en Poyales del Hoyo (Ávila), Gerardo Pérez, fue todo un descubrimiento que le hizo dirigir sus pasos hacia la apicultura.

Este convencimiento, las dificultades laborales vinculadas a su especialidad musical y su amor por el campo y más en concreto por Cahamartín de la Sierra, el pueblo de sus antepasados, le hicieron cambiar de rumbo hasta llegar a poner en marcha en 2014 la empresa ‘Miel Candelas’, en homenaje a su abuelo.
Este músico, que además cuenta con un master para ejercer de profesor de Secundaria por la Universidad de Zaragoza y otro de nuevas tecnologías aplicadas a la educación, por la Universidad de Salamanca, se dejó seducir por el zumbido de las abejas, de manera que hoy se han convertido en una parte importante de su vida.

A la espera de que su novia pueda trasladarse a Ávila desde Mallorca, donde ejerce como profesora de violín, Hernando Jiménez va poniendo en marcha poco a poco esta empresa que comenzó casi de forma testimonial con cuatro colmenas y en la actualidad cuenta con 300, distribuidas en tres municipios de la Sierra de Ávila, a poco más de 20 kilómetros al oeste de la capital.

En Chamartín de la Sierra, donde cuenta con una casa, vive entre los meses de marzo y noviembre, en plena temporada apícola, mientras que el resto del año lo pasa en Ávila y trabajando en la preparación de la campaña siguiente.

Después de una campaña como la de 2017, que con la sequía también fue muy mala para los apicultores, este año se han dado la vuelta las tornas. Si el año pasado apenas pudo recoger en torno a 1.000 kilos de miel, este año batirá récord, ya que se acercará a los 3.000 kilos.

Y todo ello, gracias a una explotación que cuenta con 300 colmenas, cada una de las cuales tiene unas 50.000 abejas, lo que hace que en total sume unos 15 millones de estos insectos cuya distribución tiene que ser en colmenares de no más de medio centenar de colmenas, separados por algo más de un kilómetro, para que las abejas puedan aprovechar la floración.

En esta zona de Ávila, Isaac Hernando Jiménez obtiene hasta cuatro tipos de miel: la de cantueso, la de tomillo, a de mil flores y la de encina, una de las más singulares, ya que no se da en demasiados lugares, sobre todo en las provincias de Ávila y Salamanca. Esta miel se caracteriza por su color casi negro y un sabor muy intenso y agradable para el paladar.

Sus ventas las realiza a través de su página web, www.mielcandelas.com, pero también a través del boca oído en mediante su participación en todo tipo de ferias, ya que se trata de «un producto de cercanía».
En estos últimos años, además de agradecer la ayuda procedente de la familia, ha vivido en sus carnes las dificultades para poner en marcha esta empresa modesta, debido a todo lo relacionado con la burocracia. Sin embargo, la satisfacción de hacer lo que le gusta, en un entorno al que ama, le compensan todos los esfuerzos.

A quienes quieran poner en marcha una iniciativa simular, les aconseja formarse al máximo y «moverse» para adquirir conocimientos en el mundo de la apicultura, ya que no existe una formación reglada para aprender cómo desenvolverse en este sector.

Este joven abulense, pese al poco tiempo que lleva en el sector, también imparte curso de formación y, junto a otros dos apicultores del cercano municipio de Muñico (Ávila), puso en marcha en 2016 la Asociación de Apicultores de Ávila, integrada actualmente por medio centenar de socios.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria