Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

AGRICULTURA

Legumbres tradicionales de los campos de Arlanza al consumidor

DESPEGUE Una empresa familiar de esta comarca burgalesa trabaja con agricultores para recuperar alubias, garbanzos y lentejas «de calidad» /La producción en la presente campaña rondará las 400 toneladas

DIEGO SANTAMARÍA
01/07/2019

 

Somos agricultores de toda la vida. Nuestros abuelos y bisabuelos siempre han trabajado en el campo». Con esta carta de presentación, Carolina Adrián explica la razón de ser de Legumbres Arlanza, una empresa familiar con mucha experiencia sobre el terreno que se constituyó hace tres años con el objetivo de asesorar a los profesionales de la comarca a la hora de gestionar sus cultivos. A raíz de esta incursión comercial, esta familia de «emprendedores»decidió ir más allá y «recuperar lo que se había perdido». Es decir, todas aquellas variedades de alubias, garbanzos o lentejas «de calidad» que se producían en pequeñas huertas para autoconsumo. En poco más de un año, el salto cualitativo y cuantitativo ha sido «gigante», confiesa orgullosa Adrián.

La anterior campaña fue de «prueba» y sirvió para tantear el potencial en el mercado del garbanzo pedrosillano, las lentejas pardinas y verdinas, las alubias rojas tipo Ibeas, tolosanas, verdinas y de la Virgen de Manciles. A tenor de las buenas críticas por parte de los consumidores -hay quien dice que «no va a comprar ya otras legumbres»-, la empresa decidió ampliar sus horizontes productivos incluyendo garbanzo lechoso y castellano o alubias riñón, palmeña, fabe, palmeña y arrocina.

Para ello, Legumbres Arlanza trabaja codo con codo con una docena de agricultores de la zona. En principio, la idea es sumar nuevas variedades en años venideros porque las posibilidades son «infinitas». De hecho, Adrián asegura que se puede «producir a la carta» si el día de mañana cualquier cooperativa compañía agroalimentaria estuviese interesada en poner a la venta determinados una variedad concreta.

Para que la alianza entre Legumbres Arlanza y los agricultores resulte fructífera para ambas partes, tres ingenieros agrícolas se encargan de supervisar a pie de campo el desarrollo de los cultivos. Previamente, antes de que arranque la campaña, el equipo técnico establece una «previsión de lo que queremos plantar». Por otra parte, dada la intención de «crear riqueza» en el territorio, la empresa también da empleo a un encargado de gestionar las ventas.

Pese a confesar que «de un año a otro hemos crecido una barbaridad», Adrián se mantiene con los pies en la tierra y prefiere avanzar «poco a poco» pero sobre seguro. El principal objetivo es cerrar el ciclo de principio a fin. De momento, lo más inmediato será asumir la limpieza mecánica de las legumbres porque los costes «son muy elevados» y adquirir una seleccionadora. Se trata de un paso «muy importante», ya que su implantación permitirá «generar más puestos de trabajo».

¿Cómo se está desarrollando la actual campaña? A pesar de la sequía, más acuciante en la comarca de Arlanza que en otras zonas de la provincia, las producciones se están «salvando», asevera Laureano Porres, agricultor asociado a Legumbres Arlanza. En estos momentos, el garbanzo se encuentra en «fase de maduración» mientras que a la alubia «le queda más tiempo» porque «no ha echado flor todavía». Si todo va según lo previsto, los garbanzos y las lentejas estarán listos en agosto y la alubia «a finales de septiembre».

Porres no olvida los «problemas con el agua» de hace dos años por culpa de la falta de precipitaciones. Por ahora, el regadío para las alubias no sufre problemas de abastecimiento, aunque no queda más remedio que ponerse de acuerdo con otras comunidades de regantes de la zona para distribuir las jornadas de riego. Lo importante, al menos de momento, es que «hay reservas», aunque no conviene confiarse. En lo que corresponde al secano -lenteja y garbanzo-, la campaña se desarrolla con total normalidad. Si todo va según lo previsto, la producción global de legumbres para este año rondará las 400 toneladas.

El gran reto de la empresa de cara al futuro es expandir y consolidar sus canales de distribución. A día de hoy, las ventas se circunscriben al ámbito provincial, especialmente en Burgos, Lerma yAranda de Duero. Aparte del consumidor de a pie, Legumbres Arlanza comercializa sacos de 5 y 25 kilos para restaurantes e incluso alguna saca de mayor tamaño si así lo demandan. Además, la compañía tampoco descarta lanzar sacos de medio kilo porque «las familias son cada vez más pequeñas» y quizá un kilo sea demasiado en algunos casos.

A Adrián no le escapa el hecho de que la competencia desde el extranjero es «muy fuerte» porque los controles no son tan flexibles como en España. Aún con todo, confía en abrirse paso en el mercado porque «el producto de calidad tiene que estar en todos los sitios».

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria