Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

GABRIEL ALONSO RESINA, PRESIDENTE DE URCACYL

«Las cooperativas son la estructura fuerte que sostiene al sector agrario y al mundo rural»

E. ORTIZ
10/06/2019

 

Conciliador. Esa es la palabra con la que Gabriel Alonso se define. A los 20 años, una vez finalizados sus «breves estudios», se incorporó al campo para vivir de la agricultura, como también lo hicieron su padre y su abuelo. En ese mismo momento dio sus primeros pasos como cooperativista. Un trayectoria que, a punto de llegar a su fin, puede presumir de importantes cargos en Cocope y Urcacyl. Como colofón a esta andadura, ha sido galardonado por la Consejería de Empleo por su contribución a este movimiento asociativo en Castilla y León.

Pregunta.- Empecemos la historia por el principio. ¿En qué momento se inició en el mundo del cooperativismo?

Respuesta.- En el mismo en el que di el salto al campo, hace 52 años. Cuando me incorporé lo hice con desconocimiento, pero con una involucración total. De hecho, cuando se fundó la cooperativa Cocope en Peñafiel, y aun sin ser socio realmente, participé en la creación de los estatutos internos. Mi padre sí lo era, pero a él nunca le gusto la agricultura. Conmigo fueron muy considerados, porque yo entonces tenía una inexperiencia total. Y a partir de ahí, toda mi vida he sido cooperativista.

P.- Dentro de Cocope, ¿qué puestos desempeñó?

R.- Además de socio, estuve como tesorero y también de vocal. Finalmente, ostenté durante un cuarto de siglo la Presidencia.

P.- Y en 2007 aterrizó en la de Urcacyl...

R.- Sí, y he estado en ella durante 12 años. Antes permanecí una breve etapa, una candidatura, como interventor. El paso siguiente fue cumplir el requisito, pues para ser presidente de la cooperativa, previamente hay que serlo de un sector. Yo lo fui del de vinos.

P.- Haciendo balance, ¿considera que ha cumplido con sus promesas de investidura?

R.- Eso es algo que deben juzgar otros, no yo. Los logros posibles que haya en Cocope quizá son más tangibles. Están la bodega o la residencia. Como la labor de Urcacyl es tan representativa, no resulta tan visible como la de Peñafiel. Pero creo que he cumplido y lo he hecho con una ayuda más que estimable tanto del director como de todos los empleados. Urcacyl es el compaginador perfecto de las cooperativas en todos los sentidos.

P.- Con toda esta experiencia a sus espaldas, ¿qué papel diría que juega el cooperativismo para el sector agrario de esta región?

R.- Es primordial lo que representa la agricultura en esta Comunidad, que tiene una participación más que considerable a nivel nacional de, al menos, el 20%. Somos, junto a Andalucía, la que más peso específico tenemos. Y como sistema asociativo, el cooperativismo es ideal para defender los intereses del agricultor medio. No digo que las grandes empresas no aspiren a tener una economía particular, pero aun ellas hacen macroconvenios en los que también cooperativizan porque todos participan de otras empresas.

P.- Y durante la crisis económica, ¿qué supuso?

R.- Se demostró que realmente tuvo mejor aguante que el resto de las sociedades. ¿Por qué? Entre otras razones porque sabemos ser austeros y apretarnos el cinturón. Creo que a partir de entonces, no sé si fue un punto de inflexión, ha habido un cierto reconocimiento a la labor que el mundo cooperativo hace en las zonas rurales. Ahora que se habla tanto de la despoblación: si en muchos pueblos no existieran estas asociaciones, prácticamente desaparecían sus agricultores. Las cooperativas son la estructura fuerte que sostiene al mundo no solo agrario, sino rural en general.

P.- ¿Qué valoración merece el Plan Estratégico de la región?

R.- Hay una serie de consideraciones a tener en cuenta. La primera que destacaría es que las cooperativas deben estar dimensionadas adecuadamente, no es necesario que sean las más grandes ni las más pequeñas. El Plan contempla, además, la profesionalización: una cosa es que los presidentes y rectores marquen las pautas o las directrices, pero deben estar llevadas y regentadas por profesionales, como en cualquiera de los otros sistemas asociativos. También está la importancia de aumentar el valor añadido con la transformación. Una asignatura pendiente que tenemos es el transmitir, el publicitarnos. La verdad es que no hemos sabido vendernos.

P.- Este fleco suelto, ¿lo está dentro del sector o hacia la sociedad?

R.- Aun dentro de nuestro propio sector sería conveniente que nos vendiéramos mejor. Pero, por supuesto, también para que el mundo exterior nos tuviera un respeto.

P.- Con tantos años volcado en ello, ¿qué impulso considera que le ha podido dar al cooperativismo?

R.- Como he dicho antes, es una valoración que deben hacer los demás. No he sido el Cid Campeador del cooperativismo, solo he aportado lo que estaba a mi alcance. Seguro que ha habido aciertos, pero también errores. Una trayectoria ejemplar en el sentido de continuidad. He hecho lo que honradamente creía que debía hacer, sin anotarme ningún rejuvenecimiento especial. He sido conciliador. A mí del cooperativismo me quedan amigos porque creo que he sabido conciliar todos los intereses.

P.- Reformulo la pregunta: ¿qué aportaciones ha hecho Urcacyl?

R.- A lo largo de toda su historia ha demostrado equidad y objetividad en el tratamiento; y preocupación tanto del director gerente como de todos los empleados que son ejemplares, y no lo digo porque suene bien. Han hecho todo lo posible. La autoridad que transmite Urcacyl es de convicción, de asesoramiento, de representación, de aconsejar. Y eso es algo insustituible en el campo castellano y leonés.

P.- ¿Qué le parece el premio que ahora le otorga la Junta?

R.- Este honor que hacen con el reconocimiento no es ni mucho menos es mérito mío solo. Lo es de toda esta gente que he mencionado y que no han sido colaboradores, sino partícipes directos de ello. Lo han focalizado en mi persona y, como el hombre es vanidoso por naturaleza, me dejo querer pero previamente reconozco que no es mérito mío solo.

P.- Este galardón llega en su último mes como presidente de Urcacyl, después de tres mandatos...
R.- No sé si será merecido o inmerecido, pero oportuno desde luego que es. Estamos en el atardecer de mi trayectoria y esto no hay duda de que servirá como revulsivo, como un acicate para decirme que en esta postrera etapa aun puedo hacer algo provechoso para la sociedad.

P.- Para quien recoja su testigo: ¿qué retos tiene el cooperativismo en Castilla y León?

R.- No soy quién para decir qué se debe hacer, pero basta con iniciativa propia y voluntad. Aspiro y deseo que haya un convencimiento generalizado de la conveniencia de estar integrados en cooperativas.

P.- ¿Alguna tarea al Gobierno regional como despedida?

R.- He percibido que entre los distintos partidos ha calado la relevancia del cooperativismo para el mundo rural. Creo que nos van a apoyar y no solo económicamente.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria