Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Fernando Antúnez, Presidente de Urcacyl

«La incertidumbre política plantea una incógnita para el cooperativismo»

ELSA ORTIZ
01/07/2019

 

La última vez que Fernando Antúnez se subió a su bicicleta fue para pedalear en la carrera de fondo hacia la Presidencia de la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León, Urcacyl. Su relación con este organismo es de todo menos efímera, pues comenzó hace 12 años. Durante la última legislatura ha caminado como vicepresidente al lado de Gabriel Alonso, de quien ahora recoge el testigo. La carta de presentación que este salmantino de 54 años redacta es breve y concisa: está casado, tiene dos hijas y su gran pasión es el ciclismo. En cuanto su ajetreado día a día le da un respiro, no duda en aprovecharlo sobre dos ruedas.

Pregunta.- El mundo agrario rodea su vida laboral desde hace tres décadas. ¿Tenía vinculación con el mismo antes de iniciarla?
Respuesta.- Lo cierto es que no. Sí es verdad que mis padres son de un pueblo muy pequeño de la provincia charra, Boada, cerca de La Fuente de San Esteban. Es una zona muy vinculada al sector ganadero, al vacuno y fundamentalmente al porcino ibérico. Pero ellos no tenían ninguna relación directa con estas actividades.

P.- Decide enfocar sus estudios desde el punto de vista empresarial y, entre apuntes, llega una oportunidad que supo sacar partido...
R.- Estaba en Alcalá de Henares cursando Administración y Dirección de Empresas. Entonces todavía se llamaba los jueves por cabina a casa para contar las intenciones de ese fin de semana. Y en una de esas llamadas me comentan que hay una cooperativa zamorana que está interesada en que forme parte de su equipo profesional. Después de varias entrevistas, iniciamos una andadura en la que yo pido que me den facilidades para terminar mis estudios. Acceden y así es como empecé en Cobadú.

P.- Lleva 30 años dentro de esta cooperativa, de la que es director financiero. ¿Qué valoración merece todo este tiempo?
R.- El proyecto, que me resultó ilusionante desde el primer momento, me ha permitido desarrollarme no solo como persona sino también profesionalmente pues he podido formarme en diferentes aspectos de la gestión. Creo que las cooperativas somos las grandes desconocidas porque muchas veces se habla de que hay que profesionalizarlas y realmente las hay muy profesionalizadas. En este sentido me he preocupado de no estar muy focalizado sino, de alguna manera, tener un espectro amplio que toca los recursos humanos, el ámbito financiero e incluso lo comercial y el marketing. Solo me faltó una rama, que es la de la comunicación, pero ahí mi mujer ya me dijo que parara.

P.- La formación es clave para usted. ¿También lo es dentro de la empresa?
R.- La esencia de Cobadú es formar a nuestra gente. Nuestra manera de trabajar es con jóvenes, que se puedan ir formando y desarrollando a la par. Damos todas las facilidades del mundo, incluso la formación corre a cargo de la cooperativa. Al final nuestra gente es nuestro patrimonio.

P.- ¿Cómo definiría su relación con el cooperativismo?
R.- Empecé en Cobadú con 24 años y llevo toda la vida. Ha sido mi primer y único trabajo, con lo cual conozco el cooperativismo perfectamente y, además, en todas sus vertientes. Cuando la cooperativa inició su andadura se facturaba en pesetas y no llegábamos a los mil millones, lo que actualmente en euros sería menos de seis. Teníamos un colectivo de mil socios, que no era poco pero estaba lejos de los casi 10.500 que podemos tener a día de hoy. Hacíamos únicamente pienso, con lo cual solo teníamos una actividad. En estos años Cobadú se ha ido dimensionando y cogiendo nivel tanto en facturación como en socios y en áreas geográficas. Al principio estábamos centrados fundamentalmente en Zamora; mientras que ahora nuestro ámbito de actuación es Castilla y León y Extremadura. Tocamos prácticamente todas los aspectos que puedan influir en un agricultor y en un ganadero.

P.- Llega ahora a la Presidencia de Urcacyl, pero su historia empezó a escribirse hace tiempo...
R.- Llevo 12 años. Su primer presidente fue Rafael Sánchez, nuestro director general. Casi hemos arrancado a la par, porque cuando nace Urcacyl es cuando yo empiezo en Cobadú. Conozco sus avatares de primera mano, pues llevo toda la vida trabajando codo con codo con Rafael. Los últimos cuatro he estado como vicepresidente al lado de Gabriel. Con lo cual, para mí no es nuevo ni su infraestructura ni su gente ni su dinámica.

P.- ¿Qué le supone dar el salto de vicepresidente a presidente?
R.- Lo primero, una enorme satisfacción profesional. Coger el relevo de Rafael para mí es un tremendo orgullo. Una auténtica ilusión porque es un sector que conozco perfectamente y con el cual me siento muy identificado

P.- ¿Unas palabras de despedida para su antecesor?
R.- Gabriel ha sido un hombre de consenso, siempre con un espíritu tranquilizador. En la asamblea general hubo un aplauso espontáneo por parte de todos los asistentes lo cual es muestra de la gratitud y del reconocimiento de su labor. Por mi parte, ese afán de acercar posturas y de consensuar va a continuar intacto porque no puede ser de otra manera. El equipo que sigue la andadura es, mayoritariamente, el anterior por lo que el ánimo de trabajo va a ser el mismo.

P.- Y ahora... ¿qué toca?
R.- Existen unas circunstancias de incertidumbre política que plantean una incógnita para el cooperativismo. No tenemos todavía Gobierno, ni a nivel autonómico ni en el nacional. Necesitamos saber quiénes los conforman para o bien aprovechar los puentes de comunicación ya existentes, o bien construir nuevos.

P.- ¿Pero qué aspectos figuran en su diana de objetivos?
R.- Hay un plan estratégico recién elaborado en el cual se marcan una serie de retos en los que están involucrados la Administración, Urcacyl y, como no podía ser de otra manera, cada una de las cooperativas. Es un tablón que necesita a las tres patas para sostenerse y tiene cuatro grandes retos que empiezan por dimensionar las sociedades y su orientación al mercado. También está la integración de los jóvenes, el relevo generacional y la incorporación de las mujeres. Hay un objetivo ambicioso que es el de incluir la formación del cooperativismo en los módulos educativos. Por último, y no menos importante, está la comunicación. Una interna, para mí básica, a través de la cual se dé a conocer la labor de Urcacyl ante nuestros asociados; y otra externa, que correspondería a nuestras cooperativas hacia el resto de la sociedad. Son retos no a corto plazo, sino a medio y largo.

P.- Para finalizar, ¿qué papel considera que juega el cooperativismo en lo agrario?
R.- Es fundamental para defender los intereses de los agricultores y ganaderos. No podemos influir en los precios que marcan los mercados, pero sí podemos acompañarles para intentar alcanzar los mayores márgenes posibles, con asesoramiento, en productos y servicios. Sin las cooperativas no serían posibles o al menos no en condiciones ventajosas. Lo considero vital y necesario, y de ahí el entusiasmo con el que lo defiendo.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria