Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BURGOS

Insectos y girasol en busca de un «estudio inédito»

Polinización Pese a la sequía, las islas vegetales del proyecto Poll-Ole-Gi Sudoe repartidas en Burgos, Cuenca y Francia comienzan a vislumbrar «mejores» rendimientos y características del aceite /Se podría extrapolar a otros cultivos

DIEGO SANTAMARÍA
12/03/2018

 

Una vez superado el ecuador del proyecto, los investigadores involucrados en la iniciativa europea Poll-Ole-Gi Sudoe encaran con optimismo los 16 meses restantes para la presentación definitiva de resultados. No es para menos, ya que las parcelas piloto de girasol ubicadas en Burgos, Cuenca y Poitou-Charentes (Francia) -también con colza- están permitiendo a los investigadores obtener conclusiones de vital importancia para garantizar el futuro de la agricultura gracias a la conservación de los procesos polinizadores, en peligro por la desaparición progresiva de abejas en los ecosistemas.

A mediados de febrero, los equipos de la Universidad de Burgos (UBU), la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Coimbra (Portugal) involucrados en el proyecto visitaron los 11 campos de ensayo habilitados en tierras burgalesas para realizar un «muestreo» a «distintas distancias» y recoger cabezas de girasol con el objetivo de analizar la fertilidad, tamaño y peso de sus semillas.

El profesor de Edafología y Química Agrícola de la UBU, Carlos Rad, detalla que la principal dificultad a la hora de encarar el proyecto fue localizar fincas en las que «al lado hubiese otra parcela de girasol» debido a su rotación habitual con otros cultivos como el cereal para «aprovechar el exceso de fertilización que se produce y también para agotar otros horizontes más profundos del suelo porque tiene una raíz pivotante mucho más extendida que el cereal».

Por fortuna, lograron instalar sus campos de ensayo en un «cuarto de hectárea» de cada parcela para introducir islas vegetales «con distintas especies que pueden servir de alimento a polinizadores». De momento, parece las hipótesis planteadas de antemano se están cumpliendo. No obstante, el investigador de la UBU, Evan Marks, señala que el número de muestras a analizar es «muy grande» y «lleva su tiempo». En cualquier caso, sus compañeros de Cuenca «también han tenido resultados positivos».

Obviamente, la sequía ha ralentizado el trabajo mucho más de lo debido, hasta el punto de «duplicar» el procesamiento de datos. Por ejemplo, las tortas de girasol tuvieron que analizarse «dos veces» para controlar esta indeseada variable. Ahora, los investigadores encaran la próxima campaña con la esperanza de que la escasez de agua no complique el proceso, ya que pretenden repetir la «misma experiencia» una vez resembradas las islas y reducir la presencia de alguna que otra especie florística que «ahogaba a las demás».

Otro de los grandes objetivos del proyecto es observar la «influencia sobre las poblaciones de polinizadores». Para ello, el equipo de la UBU ha empleado «trampas de color» que han permitido recoger «toda la fauna entomológica» que habita en los campos de girasol. Según Rad, podría tratarse de un estudio «inédito», con el aval del entomólogo Óscar Aguado, ya que hasta la fecha no se ha elaborado ningún análisis «concienzudo» sobre la fauna que «puede ser útil o no» en los campos de la provincia de Burgos.

Pero no solo se trata de mejorar los rendimientos. El proyecto Poll-Ole-Gi Sudoe también trata de determinar si las características del aceite de girasol son «mejores» gracias a los polinizadores. Validar dicha hipótesis supondría un ‘bombazo’ para las empresas que lo comercializan, ya que ahora mismo «están buscando híbridos de girasol que tengan mayor porcentaje de ácido oleico». Rad está convencido de que obtendrán buenos resultados, pues existen referencias bibliográficas que revelan que «si la polinización es más eficaz puede haber más producción y, además, las características del aceite pueden ser mejores».

Aunque todavía es pronto para hablar de resultados definitivos, Rad apunta que hay otros cultivos «interesantes» para desarrollar experiencias similares como los que se dedican a «proteaginosas», «horticultura» -con la facilidad que brinda el regadío para «mantener líneas de floración»- o frutales como el «almendro o el manzano». De igual manera, cree que «también se podría aplicar al viñedo» a pesar de que «no necesita polinización con insectos». No en vano, resalta que algunos trabajos en esta línea indican que su presencia «mejora los rendimientos y la calidad de la uva».

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria