Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MERCADO

Incertidumbre en el campo ante el CETA

Tratado El sector insiste en que el Acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá incluya el modelo de producción europeo para evitar desigualdades

M.C.
03/07/2017

 
Noticias relacionadas

En febrero de este año el Parlamento Europeo votaba a favor del Acuerdo de libre comercio (CETA por sus siglas en inglés) entre la UE y Canadá. Ahora son los parlamentos nacionales de los 28 Estados Miembros los que deben aprobarlo para que pueda surtir efecto plenamente, como ha ocurrido esta misma semana en el Congreso, con la abstención del PSOE y el voto en contra de Unidos Podemos.

Para la Unión Europea, el CETA representa el primer acuerdo económico global con una economía occidental «altamente desarrollada», y puede que sea el último también tras la llegada de Trump a la presidencia de EEUU y la paralización del TTIP. Según un informe elaborado por COAG, atendiendo a los datos de 2016, Canadá es el noveno destino más importante de las exportaciones agroalimentarias de la UE, con un total de 3.446 millones de euros. En cuanto a las importaciones de productos agrarios se sitúa como el 16 proveedor de la Unión con 2.193 millones. El trigo es el principal producto importado por España desde Canadá, con el 18% del total de las importaciones. Las exportaciones enviadas a Canadá son relativamente «bajas», según este análisis, con el vino como el principal producto exportado. El Acuerdo contempla que la UE y Canadá eliminarán a la entrada en vigor, el 92,2% y el 90,9% respectivamente de sus aranceles agrícolas, un compromiso que se elevará a 93,8% y 91,7% después de un período de transición de siete años.

Desde la Unión Europea se ha repetido insistentemente que las normas de seguridad alimentaria, medio ambiente, derechos laborales y bienestar animal «no serán erosionadas». Sin embargo, como pone de manifiesto COAG, las «dudas» surgen sobre la evolución futura de estas normas, de forma especial en relación a las barreras de acceso a los mercados y prácticas de producción.

De forma general, el sector hace especial hincapié en las diferentes forma de producir alimentos entre la UE y Canadá. «Los acuerdos son bienvenidos en un contexto global», afirma, Miguel Ángel Higuera, director de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino, Anprogapor, aunque reclama, al mismo tiempo, que el modelo europeo de producción europeo se incluya en este pacto comercial.

Hay «incertidumbre», como destacan desde el sector porcino, por ejemplo, en relación al uso de varias hormonas promotoras del crecimiento, habitual en la producción de carne en América, así como de la ractopamina (antibiótico B-agonista, también promotor del crecimiento). Hasta ahora, la UE ha denegado la entrada a la carne producida con ractopamina. Existen además otros parámetros que inquietan en relación con el bienestar animal.

En este caso, el gerente de la Asociación de Productores de Ganado de Vacuno de Carne de Castilla y León, Agustín de Prada, señala que cumplir con todos los requisitos derivados de la aplicación de la normativa de la UE «eleva» los costes a nuestros ganaderos, una «desventaja» ante los productores canadienses. Por ello, reivindica que todos los acuerdos que se ratifiquen vengan avalados por el cumplimiento de la normativa «en condiciones de igualdad», algo que, en este caso, está en entredicho. De ahí la controversia en torno al CETA.

De Prada señala, por otra parte, como, aunque permitidos en Canadá, la UE prohibe el cultivo de la mayoría de los organismos transgénicos. COAG manifiesta en este caso que «no existe un etiquetado obligatorio de los productos transgénicos en Canadá, aunque se permite el etiquetado voluntario». Lo que el sector primario no quiere ser en ningún caso es «moneda de cambio».

COAG es rotunda en este caso al manifestarse en contra del CETA, al igual que lo hacen desde la UCCL. Juan Manuel Palomares, coordinador de la Unión de Campesinos en Segovia, recuerda que «muchas empresas de Estados Unidos operan a través de Canadá». Para esta organización agraria la entrada de más producto en Europa, «sin las condiciones de seguridad alimentarias europeas», repercutirá en el precio y en el consumidor.

«No nos gusta el Acuerdo, ya que solo busca el beneficio económico de las grandes compañías», destaca este responsable para quien se «abandona» al agricultor a título principal y a las economías familiares. No se olvidan tampoco de el hecho de que el Acuerdo solo proteja una parte «muy pequeña» de las DO que existen en Europa.

Desde Europa se insiste en las nuevas «oportunidades» de exportación al desaparecer «muchos» derechos de aduana sobre productos agrícolas, alimentos procesados y bebidas. Y se refieren principalmente a: los vinos y bebidas espirituosas; frutas y verduras; productos transformados; quesos, y otras especialidades protegidas.

Habrá contingentes limitados para una serie de productos especiales como la carne de vacuno y porcino o el maíz dulce (UE) o los lácteos ( Canadá). El Acuerdo no abrirá el mercado de aves de corral y huevos ni en la UE ni en Canadá, y respetará el sistema europeo de precios de entrada, según la Unión. También insisten en que «solo podrá importarse a la UE carne sin hormonas».

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria