Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERFIL

«Hay que industrializar el campo e innovar»

Lourdes Contreras gestiona una explotación agrícola y ganadera que produce la carne de los terneros cebados de las 50 vacas nodrizas

M.CALLEJA
27/11/2017

 

L ourdes Contreras lleva la  agricultura y la ganadería en la sangre, aunque antes dededicarse al negocio familiar tuvo otros trabajos relacionados con su formación. Es Licenciada en Gestión, Administración y Dirección de empresas, además de contar con varios másters. En principio, nada que ver con el campo.

La jubilación de su padre hace ahora cuatro años supuso en este caso un antes y un después. O alguien continuaba con el oficio ganadero o había que buscar otra vía alternativa. Fue entonces cuando esta emprendedora del medio rural, ahora con 43 años, decidió continuar con el oficio de su padre y «modificarlo». Desde el principio tuvo claro que su incorporación a la finca ‘Navillas’ en Navabuena, un pago de Valladolid, supondría algunos cambios.

Desde que en 2013 realizó en curso de incorporación agraria hasta ahora no ha dejado de innovar. En la explotación familiar solo había agricultura de secano y unas 25 vacas de raza cruzada, charolés y vacas bravas, con un índice de rendimiento «pequeño». Algo que se propuso modificar de forma progresiva.
Para ello, Lourdes introdujo un animal de más rendimiento, como es la raza ‘Blonda de Aquitania’ y empezó a cebar los terneros. Con esta raza bovina más productiva ha logrado «hasta un 60% de rendimiento de la canal», frente al 50-52% que se obtenía antes en la finca. «Los costes son mayores y las cosas cambian», asegura. Como ha cambiado el modelo agrícola también con la introducción del regadío «para sacar más comida para los animales». En este caso, además, Lourdes ha apostado por las energías renovables con placas solares y un aerogenerador instalado en la finca.

Esta ganadera tiene claro que el futuro del sector pasa por una agricultura «sostenible mediambientalmente y eficiente económicamente. La inversión que realizan los profesionales va en aumento debido a los costes de los insumos, y eso exige, según Lourdes, «abaratar los costes diarios y producir más». Una estrategia que ha mantenido desde que se incorporó oficialmente en 2013.
Desde niña siempre ha estado vinculada a la agricultura y ganadería presente en su casa. «Siempre me han gustado los animales y desde pequeña ha habido que echar una mano», relata orgullosa del oficio y de la actividad que ahora ocupa y dirige su vida.

Esta agricultora y ganadera vallisoletana defiende un modelo agrario sostenible y «de calidad». Y es que tiene claro que el valor de la carne está en función de lo que los animales coman, al igual que ocurre con su salud. Por eso, produce su propia alimentación en forma de forrajes y otros cultivos.
Algo que esta campaña se ha complicado debido a la pertinaz sequía que azota al campo español. Este año la producción «ha sido mucho menor», una circunstancia que va a provocar que las provisiones lleguen hasta febrero, cuando en otras ocasiones el forraje almacenado servía para garantizar la alimentación de los cabaña hasta primavera. Si no cambian demasiados las cosas, Lourdes tendrá que empezar a buscar tipos de piensos en el mercado «para continuar suministrando a los animales un producto de la mayor calidad posible». Algo que considera fundamental dentro del proceso productivo.
Esta profesional califica su modelo como una agricultura integrada. La utilización de herbicidas y fitosanitarios se restringe a lo «estrictamente necesario». En cuanto a las plagas, se combaten con laboreo y con los animales.

Lourdes está segura de que «en el campo hay que innovar» si se quiere ser competitivo. Algo que pasa por invertir, acometer cambios continuamente y adaptarse también a nuevos cultivos y tipos de explotaciones. «Debemos industrializar el campo», señala convencida de que «es ahí donde está el valor añadido». Un propósito que debe ir acompañado de la reducción de costes. «El campo no es lo que vendes, sino lo que no te gastas», afirma.

A Lourdes le gustaría cerrar el ciclo. No descarta incluso formar parte de alguna cooperativa. Tiene claro, en este sentido, que un productor pequeño «no puede hacer grandes cosas». Por eso aboga por este modelo para avanzar.

Esta ganadera vende carne de calidad, aunque lamenta que esto no se valore en el mercado. Sus vacas se alimentan de su propia producción, que nace en unos campos ‘mimados’ desde la siembra, con un manejo respetuoso que se acerca mucho a lo ecológico, aunque no tenga la consideración como tal.
A pesar de esa apuesta por un modelo sostenible y eficiente, el esfuerzo, según Lourdes, no se refleja «en ningún caso» en el precio. «Da igual que sea o no carne de calidad, en la Lonja no se valoran mis vacas ni sus cuidados», lamenta contrariada. En su caso, vende a un mayorista.

Esta emprendedora apunta a dos tipos de mercado: el de los productores pequeños y el de los grandes cebaderos que van a grandes superficies. «La calidad no puede ser la misma», asegura.

A Lourdes y a su familia les gusta aprender, por eso, su pasión por el sector les ha llevado a cruzar el charco hasta Argentina, donde tienen una pequeña inversión agrícola. Concretamente en La Pampa. Una experiencia «muy gratificante» y de la que esta innovadora» asegura haber «aprendido mucho». De hecho, se han traído hasta aquí nueva tecnología y cultivos.

De cara el corto plazo, le preocupa la falta de lluvias y lo que ocurra en 2018. «No hay pastos, los animales agachan la cabeza y no hay nada». Esta es la realidad.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria