Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

INNOVACIÓN

De una granja de Olmedo al mundo

Prebionat. La fórmula natural de Alberto García para reducir el consumo de antibióticos llega a Alemania y a Grecia / Ahora prueban su uso más alla del ovino

E. ORTIZ
02/12/2019

 

Si Alberto García vuelve la vista atrás se encuentra con un «simple granjero» al que la experiencia empresarial, azuzada por su inquietud innata, no le deja conformarse con una explotación al uso. Hace nueve años decidió que era momento de cambiar las reglas para seguir jugando en un tablero exento de medicamentos que tarde o temprano Europa marcaría. Hizo la apuesta de su vida sin ni siquiera hacerse una mínima idea del alcance que lograría. Ahora es un auténtico influencer que ha conseguido marcar su propia tendencia. Después de mucho tiempo «al borde del precipicio», a las puertas de la Granja de Desarrollo Ovino AGM llaman las empresas más punteras de dentro y de fuera del país. Quieren la clave mágica que el tesón de este vallisoletano desveló en forma de poción: Prebionat.

Este prebiótico, que salió al mercado hace medio año, ya es un habitual de muchas explotaciones donde no solo ha disminuido «radicalmente» el consumo de antibióticos preventivos, que es su fin, sino que lo ha hecho acompañado de una «mejora en el manejo». Desde el municipio vallisoletano de Olmedo, este brebaje que fusiona recetas ancestrales de pastores trashumantes se ha extendido por el mapa nacional, estando presente en una quincena de granjas de grandes dimensiones; pero también ha traspasado las fronteras, volando hasta países como Alemania o Grecia. En el ovino ya está «más que testado» y en enero arrancarán las pruebas en el porcino como ya se está haciendo en cabras de leche o en perros de competición.

El único bache, cada vez más subsanado, que García se encuentra en el interés suscitado es el acompañante que exigen estos productos naturales: un cambio de filosofía. «La que dominaba hasta ahora era la que daba respuesta a un consumidor que demandaba algo barato y la única forma de dárselo era con una superproducción blindada por el uso antibióticos», recuerda para abogar por una proyección más empresarial con «metodologías menos agresivas» en espacios «más amplios y modernos» para los animales donde la higiene alcance su máxima expresión.

Esta poción mágica, cuyo ingrediente estrella es la remolacha, cuenta con tres variedades en función del momento de aplicación: gestación, nacimiento y lactancia. «Son productos iguales pero diferentes; tienen todos prebióticos y vitaminas, pero cambian las plantas en función de lo que se busque potenciar», explica su creador. Cabe recordar que Prebionat no es un probiótico que viene a subsanar la flora bacteriana, sino que estimula bacterias que ya hay en el organismo. «Es una batalla en la que los malos, que no tienen alimentos que les den fuerza para luchar, van muriendo; mientras que los buenos colonizan su espacio», compara García. Una guerra que, a priori, «parece fácil» de ganar pero ha requerido de un duro entrenamiento a base de ensayo-error, en el que el secreto de la victoria estaba en la simbiosis, en desvelar sinergías con bálsamos y plantas medicinales así como las dosificaciones exactas.

Durante los tres últimos años de estudio de la mano de Azucarera, que ahora es su parnet por la confianza depositada en su proyecto, advirtieron que «no terminaba de cuajar» en los recién nacidos, por lo que focalizaron en el «origen del problema»: el parto. Así, la versión idónea para el periodo de gestación se suministra durante los 30 días previos. «Lo que hace al cambiar la microbiota del intestino de la madre es que expulsa con sus heces bacterias beneficiosas sobre las camas donde va a nacer su cría», concreta antes de aseverar que este producto se anota el tanto de «cambiar los ecosistemas de las granjas, no volviéndolas más bonitas sino modificando los bichitos que viven en el entorno y que hacen que los animales estén más o menos sanos». En esta fase, por tanto, contribuye a prevenir la toxemia, un trastorno metabólico caracterizado por la hipoglucemia, y reduce la emisión de gas metano.

Esta receta, con unos ingredientes a medida, es también el primer alimento para los corderos. Al ser oral, evita los problemas que hasta ahora podía ocasionar el suministro de vitaminas mediante inyecciones. Además, funciona como escudo frente a la enfermedad del músculo blanco, una distrofia que causa la falta de selenio. Y, por último, durante la lactancia Prebionat rebaja la duración de esta etapa así como el consumo de leche durante la misma. Actúa, asimismo, como aliado para una mejor adaptación al destete.

Las tres variedades tienen factores comunes como la eliminación de «problemas graves» en las granjas de la talla del E-Coli, una infección que se transmite al ser humano. También responden de la mejora de la inmunidad y del aspecto más importante, por ser la línea de meta de este proyecto: el recorte «brutal» en el uso de fármacos. «Son beneficios contrastados y testados», remarca García, con el orgullo de haber liderado una iniciativa a «contracorriente» en la que «una granja olmedana ha sacado a delante un proyecto del que normalmente responderían laboratorios, multinacionales o farmacéuticas». En AGM han construido la casa por los cimientos, no por el tejado. «Hemos ido de abajo hacia arriba, partiendo de la base que es el sector primario», subraya para incidir en otro matiz diferenciador: esta fórmula pionera está probada científicamente. En este punto, García reconoce el empeño puesto por Azucarera, y traducido en más de 200.000 euros, para que Prebionat «no fuese un producto más».

Dicen que todo esfuerzo tiene su recompensa y la de esta explotación de ovino, que lleva la innovación en su sangre, empieza a ver la luz. «Lo que está pasando ahora es muy bonito y gratificante, porque pone en valor el trabajo de los años que dejamos atrás», celebra. Sucesivos intentos, muchos de ellos fallidos, y una inversión de 300.000 euros reciben ahora su mejor premio en forma de satisfacción personal y de un más que notable ahorro en una granja donde sus inquilinas esperan, entre juegos con pelotas, nuevas visitas.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria