Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ALTERNATIVAS

«Existen más calabazas que las de la noche de Halloween»

Los horticultores perciben una caída «a la mitad» de la producción de estas cucurbitáceas de la que responsabilizan a las altas temperaturas, a la falta de polinización y a la «plaga» de corzos

E. ORTIZ VALLADOLID
04/11/2019

 

Las calabazas castellanas y leonesas no viven solo de rechazar amores. Tampoco de alimentar el pánico en la noche de Halloween. Es cierto que, ataviadas con un rostro terrorífico y una vela en su interior desprovisto de tripas, son un símbolo por excelencia de esta fiesta americana que ha calado en la Comunidad. De hecho, desde la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) regional aseguran que esta hortaliza hace «su agosto en noviembre» por esta celebración que justifica «su pico de ventas». Pero sus productores, que intentan salir ilesos de una «caída productiva», remarcan que las cucurbitáceas «ofrecen un amplio abanico que va más allá de la imagen que rodea al 31 de octubre».

Esa idea dibuja una calabaza achatada y naranja. Poco o nada tiene que ver con la que cultivan los hijos de Felipe Paz, más redonda y vestida de verde con carne blanquecina. Es la variedad cidra y su pulpa caramelizada da lugar al cabello de ángel. Este horticultor del municipio zamorano de El Piñero ya está jubilado, pero llegó a contar con 20 hectáreas reservadas para esta cucurbitácea. Sus descendientes han tomado el testigo, pero rebajándolo hasta las cuatro hectáreas que combinan con una granja de cerdos. «Hemos intentado sacar adelante este cultivo, pero produce mucho menos que antes», lamenta en búsqueda de culpables como las altas temperaturas de este año. «Esta campaña va a resultar poco buena», presiente sin atreverse a calcular el resultado de una cosecha, aún oculta por las hojas, que empiezan esta semana.

La responsabilidad cae igualmente en las abejas que progresivamente dejaron de visitar el terreno de Felipe y este lo relacionó con la merma de su cosecha. Para comprobar si estaba en lo cierto, este zamorano llevó varias plantas al Laboratorio Oficial de Sanidad Vegetal de Castilla y León donde, a pesar de no estudiar este campo, dieron peso a sus sospechas al señalar como posibilidad la falta de polinización. Solo es una opción, no una ciencia cierta. El responsable del centro, José Luis Palomo, reconoció a COAG desconocer «si existe un análisis para determinar los grados de polinización». Tampoco lo hay que «discrimine» su incidencia «en el menor desarrollo de la planta», como matizó la jefa de cultivos herbáceos del Instituto Técnico Agrario de Castilla y León (Itacyl), Carmen Asensio.

Si algo tiene claro Felipe es que, de una manera u otra, el cambio climático ya está haciendo de las suyas. Prueba irrefutable de ello es que sus hijos recogen «la mitad» de lo que él conseguía. Recuerda que llegó a obtener rendimientos de «70 kilos por hectárea», que ahora «difícilmente rozan los 30».

ESTIMACIONES
Cuando Moisés Tascón cogió el relevo de su padre, lo hizo al completo, con las 24 hectáreas que éste dedicaba a las calabazas cidra. «Cada vez se siembra menos por la tendencia a la baja del consumo de cabello de ángel», razona tras aseverar que «existen más opciones que las que vemos en la noche de Halloween».

En la localidad vallisoletana de Puente Duero, no echan «ningún tipo de fungicida ni de herbicida» y el secreto de su cultivo está en «aprovechar el laboreo de la patata», que lo precede. En su caso, la siembra tiene lugar a finales de mayo y ahora se disponen a cosechar con una certeza: «el año que hay abejas, existe mayor probabilidad de que cuajen por el efecto de la polinización». Esta campaña, concreta, la visita de Maya y su equipo ha sido corta. «Vi algunas al principio pero luego, por el calor, han desaparecido en busca de las encinas o de otros cultivos como el maíz», apunta con el temor de que su estimación de «40 toneladas por hectárea» baje hasta las 35.

A la climatología y las abejas, Tascón añade un factor determinante en la dificultad para alcanzar esa producción: los corzos. «Son una auténtica plaga que se come las calabazas pequeñas», denuncia para reprochar que «nadie hace nada por controlar» una fauna salvaje que «arrasa allá por donde va y, además, provoca graves accidentes». Con este telón de fondo, pide «medidas a nivel autonómico» que subsanen esta intrusión y sus correspondientes daños.

José Miguel Diego lleva «toda la vida» inmerso en este cultivo. «El cereal es una ruina y hay que buscarse la vida por otro lado», razona este horticultor de la Merindad de Valdivieso para quien la calabaza, en su caso concreto la vasca, es «una alternativa viable». Esta variedad está enfocada al consumo, «no es para Halloween pero tampoco para alimentar al ganado o hacer cabello de ángel», precisa este burgalés para matizar que «no está muy implantada» en la región.

Para Diego, las colmenas son la «clave» de las cosechas. «Siempre han dicho que sin abejas no existiríamos y qué mejor que me hagan ellas el trabajo», apunta tras desvelar que cede su finca a apicultores, con miel como la otra cara de este trueque. Tiene seis hectáreas de calabaza, que suelen devolverle unas 50 toneladas cada una, y sobre las que hace «una apuesta muy fuerte» frente a un cereal «sin futuro».

Según las cifras aportadas por COAG, que aboga por ensayos que comprueben el nivel de polen en las plantas, Castilla y León contó la pasada campaña con 302 hectáreas de esta cucurbitácea que dieron 7.479 toneladas. Este año, los datos recogidos por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural anotan 342 hectáreas.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria