Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EXPLOTACIONES

¿Es rentable la agricultura ecológica?

La titular del área de economía de INEA, María Antonia González, recomienda analizar los costes en su conjunto y estudiar las condiciones de cada explotación / Lo ecológico tiene «de partida» un mayor ahorro

MARISOL CALLEJA
04/06/2018

 

La tendencia a favor de la agricultura ecológica es imparable. La superficie destinada a este tipo de producción en Castilla y León ha crecido casi un 30% en los últimos cinco años, hasta alcanzar las 42.659 hectáreas en 2017, según los últimos datos de la Junta. Aún así, la evolución del sector sigue siendo «más lenta» respecto a otras comunidades autónomas, en muchos casos debido a la «inestabilidad» en las ayudas, según los propios productores.

La realidad es que cada año hay más explotaciones en ecológico y más cultivos, aunque existe también mucho desconocimiento desde un punto de vista técnico y agronómico. El profesional ignora, en la mayoría de los casos, la repercusión económica que puede tener la conversión de un sistema agrícola tradicional a uno en ecológico. Es decir, no ha hecho las cuentas necesarias para conocer si el cambio es o no acertado.

La principal barrera es en muchas ocasiones la cultural, como confirma María Antonia González, titular del área de Economía de la Escuela Universitaria de Ingeniería Agrícola (INEA), que tiene claro que lo ecológico exige un «cambio de mentalidad». Producir bajo este sistema supone «hacer las cosas de otra manera» distinta a la tradicional, y acometer determinadas labores que no forman parte de las estrategias agrícolas de muchas explotaciones en Castilla y León.

Es por eso, que esta responsable del área económica tiene claro que, en primer lugar, el agricultor deberá «estudiar» las condiciones concretas de cada explotación, y con los datos obtenidos tomar la decisión adecuada determinada por el balance definitivo entre los ingresos y los gastos.

«De partida», la agricultura ecológica supone un ahorro para el profesional al prescindir del uso de abonos químicos que se utilizan en la agricultura convencional. Las plagas se combaten además de otra manera, bien mediante medidas preventivas o del cuidado del suelo, con una adecuada rotación.

La agricultura ecológica implica, por otra parte, una disminución de la producción que se ve compensada por el «ahorro de costes y el precio adicional gracias a un producto de valor superior en el mercado».

Es cierto, como reconoce la profesora González, que no se puede generalizar, ya que cada explotación es diferente. Hay que tener en cuenta eso sí, si estamos hablando de una explotación de 50, 100 o 150 hectáreas, ya que no es lo mismo repartir costes en una que en otra. La titular del área de Economía de INEA anima al sector, en este caso, a calcular el umbral de rentabilidad de cada explotación, y «analizar los costes en conjunto» en función del grado de variabilidad, asociado al cultivo o a la estructura.

Por lo general, según afirma esta experta, la gente «no se detiene a hacer cuentas», y esta es una condición fundamental para determinar la rentabilidad futura.

En estos términos, una explotación tipo cuenta con unos costes fijos centrados en la maquinaria, las instalaciones y la mano de obra estable, a los que sumar otros variables como puedan ser las semillas, la energía eléctrica, los abonos, o los carburantes, entre otros aspectos. «Hay agricultores que tienen costes variables pequeños, con un margen aceptable, pero que luego están cargados de naves, maquinaria y estos costes fijos absorben todo el margen». Cada caso es un mundo. Esto es lo que cada profesional debe estudiar antes de emprender cualquier cambio.

La profesora María Antonia González ha comparado diferentes formas de producir en una explotación media de secano: laboreo tradicional, siembra directa, mínimo laboreo y ecológico. Según este estudio, el laboreo tradicional tendría unos costes variables de 220 euros por hectárea frente a los 114 euros por hectárea en el caso de la producción ecológica, con unos ingresos «prácticamente similares». Según sus cálculos, la rentabilidad en el laboreo tradicional, en cultivos herbáceos, se situaría en torno al 4% frente al 9% en ecológico, con menores gastos.

Es cuestión, por tanto, de hacer números, analizar las condiciones individuales de cada explotación, de cada cultivo y del sistema de manejo utilizado, y determinar si el paso a lo ecológico es rentable. Algo que creen factible desde INEA «si las cosas se hacen bien».

Los profesionales de lo ecológico insisten en analizar este sistema de producción, más allá de los rendimientos puntuales de un año. Y es que, aseguran que este sistema ‘verde’ ayuda a la tierra a regenerarse y, por tanto, «beneficia» al cultivo posterior. «No es solo lo que no echas en el suelo, en términos de fitosanitarios, sino lo que la propia rotación genera en tus tierras», afirma González.
Castilla y León ha puesto en marcha un Grupo Operativo para el fomento de la agricultura ecológica, y el reto de «resolver las necesidades reales del campo». Así lo explican desde Urcacyl, uno de sus integrantes junto a Arae, Caecyl e INEA, que preparan ya la presentación de un proyecto para el control de las malas hierbas en las legumbres ecológicas en las siembras de la Comunidad.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria