Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VITICULTURA

Las enfermedades pasan de largo esta vez y olvidan Arlanza

ÚLTIMOS PREPARATIVOS. Responsables del Consejo Regulador explican que el mildiu y el oidio apenas se ha detectado en las viñas, pero siguen vigilantes con la yesca presente en pequeñas parcelas aisladas

M. MARTÍNEZ
30/09/2019

 

Desde el Consejo regulador de la Denominación de Origen (DO) Vinos de Arlanza se muestran esperanzados en lograr llegar a la próxima cosecha sin haber sido el objetivo de las enfermedades y heladas, grandes enemigos que sí han hecho acto de presencia en años anteriores mermando mucho la producción final. Se encuentran así ultimando los preparativos para la próxima cosecha, para la que tienen previsto el inicio en torno al día 10 de octubre, «aunque de forma paralela nos mantenemos vigilantes en estas últimas semanas extremando también la labor de cuidado de las viñas, tras un año en el que las enfermedades parecen haber pasado de largo de nuestra comarca, pero nunca hay que bajar la guardia», reiteran.

Y es que como explica su gerente Elisa Fernández, «este año tampoco hemos tenido grandes problemas de enfermedades que otras veces sí causan mas daños, como el mildiu y el oidio que suelen ser ya endémicas, lo que ha dado lugar a un año muy sano en ese aspecto, sin que se haya visto afectada la cepa y con ella tampoco la uva», comenta Fernández.

Pero reconoce que en las apenas dos semanas que restan para el inicio de la vendimia en la comarca -fechas que la convierten en la que más tarde recoge de todas las DO del país-, «seguimos pendientes del cielo, pues la lluvia ahora no sería buena para la cosecha, ya que lo único que puede hacer es provocar que el fruto de ésta no seque bien y dé lugar a la aparición de podredumbre y de botritis».

Espera que se mantenga por ello el clima moderado en lluvias de este año, puesto que los únicos daños sufridos fueron algunas tormentas veraniegas y esporádicas en áreas dispersas. «Sí hubo zonas en las que éstas hicieron algo de daño, como sucedió por ejemplo en la parte de Palencia -en concreto en el entorno de Quintana del Puente-, y ya en la zona burgalesa por Villalmanzo y Santa Inés, donde sí sufrieron algo de pedrisco al igual que en Revilla Cabriada, al verse afectados por nubes esporádicas que sin embargo -insistió-, no supondrá graves problemas en general».

Resistencia a las enfermedades de las que los viñedos de Arlanza hacen gala, al contar con los altibajos de la climatología burgalesa como uno de sus grandes aliados. «La resistencia a la alternancia de calor en el día y bajas temperaturas en la noche son, de hecho, una de las características que hemos destacado siempre en relación al proceso de nuestros vinos, ya que da lugar a una maduración distinta que hace a la vez diferentes nuestros caldos», argumenta.

30 grados de diferencia

Y es que la comarca de Arlanza puede ver en agosto cómo la diferencia de temperaturas entre el día y la noche puede ser de hasta 30 grados de diferencia, «siendo un valor añadido que realmente fortalece nuestra uva, pues estos cambios extremos de temperatura influyen muy positivamente en su maduración, dando lugar a un hollejo más duro que la protege, y que a la vez caracteriza posteriormente al caldo final», comenta la experta.

Característica a la que se suma también la altitud «que en algunos casos puntuales rondan incluso los 1.100 metros», detalla. «Hecho que destacamos también como una virtud de cara al cambio climático que cada vez afecta más al ciclo de la naturaleza, y que sin embargo a nosotros, en cierta manera, nos favorece incluso», asegura.

En cuanto a la cantidad no esperan una cosecha demasiado grande, «siendo en torno a un millón lo que tenemos previsto recoger, mucho mejor que en los dos años anteriores en los que las heladas nos dieron muchos problemas lo que hizo que en 2016, por ejemplo, la recolección fuera apenas el 50% de la cosecha normal», cifraba.

La yesca, omnipresente

Desde el Consejo detallan sin embargo, que un problema que sí persiste es la yesca aunque sólo afecta a pequeñas parcelas muy concretas de la DO. «Y es que el problema es la continua y exhaustiva vigilancia a la que obliga por el enorme riesgo de transmisión que caracteriza a este problema», comenta por su parte el presidente del Consejo, Miguel Ángel Rojo.

Se cree que el problema pudo surgir en torno a los años 90 del pasado siglo con la introducción de algunas de las plantas que se trajeron entonces, y que permanecen en zonas de Castilla y León. «Y su invasión de la madera de la cepa es lenta en su desarrrollo, por lo que obliga a tener mucho cuidado pues cualquier material utilizado sobre todo en la poda es potencial transmisor de esta bacteria que va atacando poco a poco, y contra la que no existen apenas remedios». De ahí que al detectarse, «se hagan dos podas en la zona donde se hallan las viñas afectadas, con el fin de acotar el problema y evitar contagio al resto, explica.

Recuerda cómo década atrás los viticultores utilizaban como técnica para sanear un poco las vías afectadas, la realización de un corte en las cepas o de agujeros en sus troncos con un taladro para lograr que se airearan un poco. «Porque no existen productos que se puedan utilizar», dado que el tratamiento químico más eficaz era el arsenito sódico, el cual fue prohibido y retirado por la Unión Europea en 2003. «Porque si bien combatía la enfermedad, suponía un riesgo para quien realizaba el tratamiento al ser un producto residual», argumenta Rojo.

Por ello invita a aumentar la investigación en el campo de la viticultura, con el fin de dar solución a problemas como la yesca, omnipresente hoy en casi todo el país en mayor o menor grado. «De hecho si se diera con algun remedio contra ésta sería un gran revulsivo, ya que supone un grave peligro por su rápida transmisión, y más en un país de gran producción de vino de calidad como el nuestro».

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria