Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERFIL

«El volumen es la clave para ser rentable»

Iván, Óscar y José María, tres hermanos treintañeros, gestionan una explotación «puntera» de caprino / Actualmente construyen una quesería

M.C.
08/01/2018

 

Iván, Óscar y José María González llevan más de dos años y medio incorporados al sector ganadero, concretamente al caprino. Son un caso atípico ya que, a diferencia de lo que es habitual, empezaron a desarrollar esta actividad desde cero, en todos los sentidos.

De familia de constructores, nunca tuvieron relación con el sector ni con los animales. Dos circunstancias que, sin embargo, e ningún momento hizo que estos treintañeros se echasen atrás, sino todo lo contrario. Comenzaron con 800 cabras de la raza murciano-granadina y ahora tienen 1.400 en su explotación de Madrigal (Ávila), a pesar de la volatilidad del mercado.

Y es que, reconocen, que el sector caprino lácteo está sujeto, como ocurre con el vacuno o el ovino, a los «vaivenes» del mercado. Aún así, apuestan por el sector y hacen un balance «relativamente positivo» de estos años en los que han tenido que lidiar con los avatares propios de este negocio.
El caprino, según Iván, de 30 años, mantiene en estos momentos un comportamiento «estable», con precios bajos y sin grandes cambios. Madrigal no es una zona de caprino, lo que hace que no les falten compradores. De todas formas, estos ganaderos tienen claro que «la única forma de ser rentable y competir es a base de volumen». Este es su caso, con una producción de 534.000 litros de leche en 2017.

Aspiran a crecer, y lo hacen gestionando una explotación «puntera». No solo se conformaron, en este caso, con iniciarse en una actividad desconocida, sino que tuvieron claro desde el principio que había que apostar por «lo mejor» para ser viables. Por eso, cuentan con una granja totalmente automatizada, desde el proceso de alimentación, dan de comer a los animales a través de una vagoneta que se mueve con la ayuda de cintas transportadoras por toda la nave, hasta el ordeño con 48 puntos y medidores instalados con retirada automática.

Detalles de modernización a los que se une la inversión en renovables, con la instalación de una placa fotovoltaica, que todavía están amortizando, para minimizar los costes energéticos. En definitiva, estos jóvenes reconocen que «se puede vivir» del caprino, teniendo claro que «hay que trabajar para ser competitivo».

Son conscientes también de las dificultades y la responsabilidad que entraña esta actividad donde se trabaja 365 días al año. Es por ello, que los tres hermanos se suelen turnar los fin de semana, como explica Iván, para disfrutar de algo de tiempo libre.

Les gusta lo que hacen y, por eso, quieren crecer, si es posible, hasta completar una explotación con dos mil animales. «Ese es el tope que nos planteamos por el momento». Actualmente, centran sus esfuerzos en la construcción de una quesería, al lado de la nave.

Quieren dar un paso más y transformar la leche que producen sus animales, con una marca propia. Iván explica cómo la idea es que los primeros quesos desde sus instalaciones comiencen a elaborarse en agosto o septiembre de este 2018. La intención inicial es comenzar con elaboraciones de queso en formato rulo, fresco y curado, aunque todavía habrá que esperar unos meses para cumplir este deseo familiar.

Estos jóvenes ganaderos son emprendedores del medio rural por el que sigue apostando, aunque denuncian que la administración «no lo pone nada fácil». «O tienes un colchón económico para arrancar y mantenerte o no tiras hacia adelante», aseguran convencidos de que son muchas las trabas que se encuentran. Así lo denuncia Iván quien ha recibido en noviembre de 2017 «parte» de la ayuda para la primera instalación desde su incorporación hace más de dos años y medio, al igual que sus hermanos.

Un hecho que lamenta, por eso, reclama «más facilidades y que se paguen las ayudas cuando se tienen que pagar». Y es que, según explican, son muchas las inversiones que deben acometerse para sacar una explotación adelante, haciendo frente a un mercado convulso. De momento, esperan que persista esta «cierta» estabilidad en el caprino y se consoliden los contratos a largo plazo para avanzar, algo que consideran clave.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria