Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Una cosecha justa de patata suma enteros a la rentabilidad

La superficie cultivada y la producción de Castilla y León disminuyen menos que el conjunto nacional / Los productores temen una llegada masiva de remolacheros en la próxima campaña

SANTIAGO G. DEL CAMPO
17/12/2018

 

Una cosecha muy justa de patata ha tirado hacia arriba de los precios convirtiendo en rentable un producto que nunca las tiene todas consigo. Más en los últimos días, cuando prácticamente se ha recogido todo lo sembrado y sólo quedan en tierra algunas parcelas del norte de la Comunidad. La pasada semana el precio medio de las lonjas de Castilla y León alcanzó los 25,31 céntimos el kilo, un 1,2% más que la semana anterior, pero en función de la calidad y la época ha llegado a rozar los 30 céntimos.

El alza de los precios se debe a una menor superficie sembrada y, como consecuencia también de factores climáticos, a una menor cantidad de patata en el mercado. El Comité de la Patata de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) ha cifrado entre un 15 y un 20% la reducción de la producción en esta campaña respecto a la anterior en toda España.

No ha sido tan pronunciada la reducción en Castilla y León, ya que según los últimos datos de la Junta de Castilla y León, referidos a octubre, se habían cosechado ya 810.283 toneladas de patata, sólo un 8,7% menos que en 2017, cuando la cosecha alcanzó las 887.454. Y eso que ese avance de octubre no recoge aún la producción de una amplia extensión de las provincias más rezagadas, las del norte de la Comunidad Autónoma.

En cuanto a superficie, sí se redujo por encima de la media española en términos porcentuales. Mientras en el conjunto nacional se cultivó un 4,3% menos que en 2017, con 67.810 hectáreas, según el avance del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en Castilla y León la contracción fue del 5,28%, desde las 20.426 hectáreas de 2017 a las 19.348, según datos de la Consejería de Agricultura y Ganadería.

Las Organizaciones Profesionales Agrarias (Opas) relacionan directamente ese buen comportamiento de los precios a esa menor producción, ya que, además, ha bajado también en los países del noroeste de Europa –Francia, Alemania, Bélgica y Países Bajos–, en torno a un 20%. También están de acuerdo en señalar que el año que viene la situación podría volverse del revés, sobre todo a causa del hundimiento del precio de la remolacha. Esa situación hace previsible que un buen número de remolacheros abandonen ese cultivo por otros, entre los que se puede encontrar la patata. Por otra parte, Fepex prevé que para la próxima temporada el precio de la semilla será determinante, ya que se ha elevado entre un 15 y un 30%.

Dejando a un lado la superficie, la reducción de la producción también se debió a las condiciones climatológicas adversas, una reducción que ha tenido lugar en las principales regiones productoras, tanto en Castilla y León como en Andalucía y en Murcia.

La incertidumbre de la próxima campaña es una de las preocupaciones de los profesionales. Así lo ve el presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo: «La patata siempre presenta muchos dientes de sierra, no es regular en cuanto a precios. Este año, sin lanzar las campanas al vuelo, ha tenido un precio que permite una rentabilidad óptima en las explotaciones. Sí es verdad que ha habido menos producción, lo que ha contribuido a un precio mayor».

Dujo insiste en que lo ideal sería que la inmensa mayoría de la producción estuviera bajo contrato, para que no hubiera «estos altibajos». Por eso, asegura, Asaja «apoya decididamente» la creación de la interprofesional de la patata, un organismo que aún no se ha constituido porque «se necesita que más del 50% de los productores se adhieran, y todavía faltan algunas hectáreas». Aún así, espera que pronto «pueda ser una realidad. Hay que ser optimistas».

El responsable de la Opa explica que en España hay un consumo cercano a los tres millones de toneladas de patata, de las que la Comunidad produce anualmente entre 800.000 y 900.000. «Castilla y León produce casi tanto como todo el resto de España, y otro millón de toneladas se trae del centro de Francia», asegura. «Muchas veces se engaña al consumidor ofreciendo lo que se dice que es patata nueva, y luego resulta que es patata de cámara, francesa». Por eso «siempre hemos defendido la identificación de la procedencia de la patata», subraya.

VOLATILIDAD

De parecida opinión es el coordinador de la alianza Upa-Coag, Aurelio González, para quien esta campaña en la que «ha habido una menor producción» los precios han subido «al doble de la campaña pasada». Por eso el cultivo «hoy tiene un precio aceptable y rentable». Sin embargo, de cara al futuro, la patata «es un sector muy volátil, muy cambiante», apunta. En consecuencia, señala también la «herramienta» que puede ayudar a conseguir una mayor estabilidad: «la interprofesional que todos queremos que se ponga en marcha».

«Unos hemos apostado mucho por ella y otros lo que han querido es torpedearla», critica González, «Se ha visto que con la normativa actual no está funcionando y así no llegamos a ningún sitio», insiste, por lo que opina que hay que volver «al acuerdo que había antes, en el que estaban representados el sector industrial y el sector productor al mismo porcentaje, y el sector productor representado por cooperativas y las tres Opas».

González no se muestra tan optimista como Dujo, y asegura que «tal y como está regulada ahora, si los agricultores de la patata no firman y no quieren que se constituya, pues no se hace», explica. «Yo creo que es una pena». El coordinador de la Alianza admite, además, que lo «interesante» sería «que hubiera una interprofesional nacional, que pudiera hacer cosas para todos los agricultores», ya que «aquí sirve para poner de acuerdo al sector de cara a algunas cosas, pero poco más. Es a nivel nacional donde se pueden marcar las políticas y campañas».

Según González, de ese «51%» que tiene que firmar «van por poco más del 30%». No hay firmas suficientes. «Habría que analizar si los cultivadores no quieren o son las industrias las que han hecho campaña, que son los que más pueden influir», remarca.

En cuanto a la próxima campaña, también la mira con incertidumbre: «nos haría ahora más falta esa interprofesional porque si la remolacha sigue bajando de precios, los agricultores pueden pasarse a otros cultivos, entre ellos la patata».

Por su parte el coordinador de UCCL Castilla y León, Jesús Manuel González Palacín, opina que estos años de buen comportamiento de la patata «son peligrosos», puesto que pueden atraer a otros productores y el año siguiente puede ocurrir todo lo contrario. «Ha habido menos producción, pero el precio ha compensado», explica. Se ha recogido «por debajo de las 40 toneladas por hectárea». Un rendimiento menor «porque las siembras se hicieron en malas condiciones».
Palacín considera también que la interprofesional «es una herramienta que puede ser muy útil, apostamos por ella», aunque admite que algunos agricultores «son reticentes porque no saben muy bien para qué va a servir». Y es que, apunta, la promoción «es una parte importante, pero no la única».

Él también ve un problema la situación de la remolacha: «Nos da pánico el anuncio que ha hecho Azucarera de rebajar tanto el precio, puesto que puede ser catastrófico y llevar al abandono masivo del cultivo. Mil o dos mil hectáreas más de patata en Castilla y León pueden suponer la diferencia entre un año bueno y un año malo». Por eso, además, UCCL «apuesta siempre por los contratos, a un precio que sea rentable para el agricultor».

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria