Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Copiso busca la excelencia de su mejor producción porcina

I+D+I La cooperativa arranca dos proyectos de investigación y desarrollo que buscan mejorar el bienestar y la salud de los animales con la prevención de enfermedades. Destinará 1,5 millones

IRENE LLORENTE YOLDI
02/07/2018

 

La cooperativa soriana Copiso se ha embarcado en dos nuevos proyectos de desarrollo e innovación (I+D+i) en las explotaciones ganaderas que gestiona, continuando así su trabajo e investigación en la búsqueda de la excelencia de la producción porcina, sello de identidad del grupo. Los proyectos ‘Aminobalance’ y ‘Proyecto 100’ buscan mejorar el bienestar y la salud de los animales con la prevención de enfermedades. Y de forma paralela, ha creado un grupo de trabajo con organizaciones agrarias de Castilla-La Mancha que sirva para cuantificar y avaluar la capacidad fertilizante de los purines, así como la posibilidad de disminuir su fracción amoniacal del nitrógeno que posibilite reducir los males olores del purín.

El proyecto ‘Aminobalance’, con un presupuesto estimado de unos 250.000 euros y un periodo de ejecución de dos años, investiga la composición de las proteínas que el cerdo produce para afrontar y responder a estímulos y situaciones de estrés. El objetivo es conocer la composición de esas proteínas, con el fin de incorporarlas a piensos específicos, para ayudar al bienestar del animal y afrontar esas posibles situaciones de mayor estrés con mayores garantías, para prevenir dolencias y enfermedades. Cabe señalar que este trabajo de investigación, que ya se ha iniciado, se hace en colaboración con la empresa nacional de nutrición y servicios ganaderos Setna Nutrición.

El ‘Proyecto 100’, con un plazo de cuatro años y un presupuesto aproximado de 1,3 millones de euros, tiene como fin definir un programa de bioseguridad y nutrición, orientada a reducir o incluso eliminar el uso de antibióticos en la cadena de producción porcina, controlando y acotando los puntos críticos de la salud de los animales, intentando prevenir problemas y enfermedades.

Copiso cuenta para este complejo estudio con colaboradores como la cárnica Incarlopsa entre otras firmas, así como las escuelas universitarias de Veterinaria de Murcia y de la Complutense de Madrid.
Además, Copiso participa en un grupo de trabajo que se ha creado, en colaboración con las organizaciones agrarias, en la Comunidad de Castilla-La Mancha, con el fin de cuantificar y evaluar la capacidad fertilizante de los purines, y poder ajustar con más precisión la aplicación de las necesidades de los niveles de nitrógeno y fósforo. También se plantea cómo disminuir la fracción amoniacal del nitrógeno en los purines, que es el elemento que genera los malos olores, y cómo enriquecer el poder fertilizante del purín. Para este proyecto no hay un plazo, «tenemos que ir trabajando y probando, para ir consiguiendo objetivos», señalan fuentes de Copiso.

Junto a estos tres programas mencionados, la cooperativa agraria soriana sigue trabajando también en el interesante proyecto europeo Life ‘Smart Fertirrigation’, que lidera y coordina la cooperativa soriana, con el que se pretende demostrar que el digestato del purín puede transformarse en un biofertilizante líquido, ecológico y de alta calidad para la agricultura. Un reto que, si se completa con éxito, tendrá unas consecuencias muy positivas para el sector agrario. Y es que la agricultura contará con un fertilizante alternativo al químico, y la ganadería porcina encontrará una solución al problema de qué hacer con los purines. Además, los productores de biogás, como energía renovable, dispondrán de una nueva actividad.

El consorcio internacional que trabaja en este proyecto europeo Life, lo conforman las empresas Purines Almazán (PURAL), Comunidad de Regantes del Canal de Almazán, Tecbio, Transfer LBC, ‘Dorset Agrar und Umwelttechniek’ (Alemania), y Bosman Watermanagement (Países Bajos), además de Copiso.
La cooperativa soriana está implicada en todos estos proyectos de investigación que inciden en cuestiones que preocupan a la sociedad, como es el bienestar animal, la calidad alimenticia, la reducción de las posibles molestias en la gestión de las explotaciones ganaderas, o la sostenibilidad y protección medioambiental. «Unas preocupaciones que compartimos, y para las que trabajamos con el mayor interés y voluntad, para mejorar y buscar la excelencia productiva de un sector tan importante, para España y para la provincia, como es el porcino», apuntan desde Copiso.

Y es que el porcino ya se ha convertido en uno de los puntos clave del grupo, tal y como reconoció el propio presidente de Copiso, Francisco Javier Blanco durante la asamblea general de socios, «un sector no sólo estratégico, sino capital para la provincia». Así, el volumen de cerdos vendidos en 2017 sumó 816.026 animales de cebo, un 2,5% más que el pasado ejercicio, que fueron 795.968 unidades.

Objetivo: Alcanzar el millón de cerdos en dos años

La cooperativa soriana sigue la hoja de ruta marcada de alcanzar el millón de cerdos en dos años, y «se va a conseguir sin ningún problema», según afirmó el presidente, Francisco Javier Blanco, en la asamblea general de socios, celebrada hace unos días. «La circunstancia de abarcar todo el ciclo productivo y comercial, incluida la producción agrícola de materias primas y la fabricación de piensos, permite a la cooperativa soriana lograr unos mejores índices productivos y de rentabilidad, situándose en el rango medio-alto del sector porcino español», indicó el presidente. Porque «la clave del modelo de Copiso está en que la producción agrícola y la ganadera van de la mano. Las dos actividades se complementan y se benefician mutuamente, gracias a un modelo cooperativo integrador que han forjado los socios, conseguido después de años de trabajo, de esfuerzo y de implicación del campo soriano».

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria