Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Colzas con saldo negativo

Los secanos reducen su producción entre un 50% y un 80% respecto a la pasada campaña, según Acor / Ávila, Salamanca, parte de Segovia y sur de Valladolid son las provincias más afectadas / El girasol aumenta en regadío, y sigue pendiente del agua

M.C.
10/07/2017

 

El calor de las últimas semanas ha acelerado la cosecha de colza en Castilla y León, tanto en secanos como en regadíos. Así lo constata Joaquín Ortíz, técnico del servicio agronómico de Acor, que confirma el adelanto de esta campaña, y también los malos resultados en secano. Aunque quedan aún parcelas por segar en las provincias de Burgos, Palencia o Soria, se puede decir que se ha cosechado ya una superficie «muy importante» de las 38.626 hectáreas sembradas este año, según lo datos de la PAC. Unas cifras que confirman una reducción del cultivo de cerca de 3.000 hectáreas en la Comunidad respecto a la campaña de 2016.

La falta de precipitaciones ha afectado al cultivo desde la siembra. De forma general, se puede decir que «se sembró menos y más tarde». No ha llovido y, por tanto, el desarrollo especialmente en los secanos no ha sido «óptimo», como apuntan desde Acor. De esta forma, los rendimientos son muy malos. «No he oído a nadie que haya cogido mas de 1.000 kilos», señala Ortiz, que apunta a medias de entre 100 y 300 kilos por hectárea, en el peor de los casos. Unos datos que reflejan mermas para las colzas de secano de entre un 50% y un 80% en términos de producción. No hay que olvidar que en una campaña normal se pude llegar hasta los 3.000 kilos, algo muy lejos de los valores actuales.
La situación mejora en los regadíos, pero no lo suficiente, ya que han aumentado los gastos. En este caso, el agricultor está obteniendo resultados «dispares». Hay parcelas de hasta 5.000 kilos, según Acor, y también de 1.000. La realidad es que en los regadíos ha habido que comenzar a regar muy pronto, a mediados de marzo, y con distintos resultados.

No está siendo este un buen año para el campo, de forma general, y tampoco lo va a ser para la colza en particular, a pesar de que desde la cooperativa que contrata el cultivo con los agricultores se insiste en que se trata de una opción «rentable» para el profesional.

La inexistencia de precipitaciones, unido a las heladas de finales de abril, han provocado aún «más daños» en las parcelas. La colza se sembró más tarde esta campaña, especialmente en los secanos, debido a la falta de lluvias, incluso después del 10 de octubre, fuera del plazo recomendado por Acor. Una situación que provocó ya que el cultivo llegara al invierno «con menos desarrollo del que debía tener». El que la lluvia no haya acompañado a este desarrollo, y tampoco la primavera ha hecho finalmente que la merma sea más importante.

De forma general, las provincias más afectadas son, según los técnicos, Ávila, donde las bajas temperaturas continuadas hicieron «mucha mella», Salamanca, el sur de Valladolid y parte de Segovia.

Los avances de superficie del mes de junio en Castilla y León confirman la bajada de la siembra de colza, con valores destacados en la provincia de Zamora, con unas 1.600 hectáreas menos este año, o Soria, con una reducción en torno mil. La superficie sube ligeramente por contra en Segovia y Valladolid, apenas unas quinientas hectáreas en ambos casos.

El agricultor decidió no sembrar ante la falta de lluvias en septiembre y octubre. En otros casos, ha habido que levantar parcelas por problemas de nascencia o de fitoxicidad. La climatología ha marcado en este caso el devenir del cultivo en Castilla y León. Acor ha contratado una superficie similar esta campaña, en torno a las 6.500 hectáreas aproximadamente, con un precio mínimo garantizado de 315 euros la tonelada. Un valor por encima del cereal.

Desde la cooperativa se sigue apostando por este cultivo en la rotación, «necesario», dicen, no solo por la obligación de la PAC, sino por las condiciones que ofrece para un «mejor» control de las enfermedades, plagas y malas hierbas. Ortiz recuerda en este caso que «un cereal después de una colza supone más producción» frente a un barbecho, e insiste también en la «rentabilidad» frente a otros cultivos de secano. «El campo es así, siempre decimos al agricultor que no tenga en cuenta solo un año». Y es que el sector trabaja siempre a varios años vista, pendiente siempre, eso sí, del mercado.

A pesar de las circunstancias de esta campaña, Acor ha llevado a cabo también los ensayos habituales, tres en secano y tres en regadío, con distintos resultados. Los regadíos «parecen estar bien», pendientes de los efectos de las heladas, mientras que uno de los secanos tuvo que ser «desechado» debido a la falta de agua. Cada año la cooperativa recomienda unas quince variedades a sus socios aproximadamente, que antes se ensayan en campo una media de tres años. Ortiz destaca como esta campaña se pueden sacar resultados relevantes sobre aquellas variedades que «mejor» se han comportado ante la sequía. El objetivo de la cooperativa es trabajar especialmente con aquellas que den «más kilos de grasa por hectárea», que es el reto final.

La apuesta de Acor por la colza es clara, al igual que ocurre con el girasol, con 268.763 hectáreas sembradas este año en Castilla y León, según los datos de la PAC, muy por encima de las 248.000 de 2016. La sensación general es que el cultivo ha subido en regadío fundamentalmente como sustituto del maíz, al tener una menor exigencia hídrica, además del componente de la rotación.
En este caso, Eva Pelaz, técnico de Pioneer en la zona Duero asegura que el secano ha sufrido también una «mala» implantación debido a la «falta de agua». El regadío, por su parte, mantiene una evolución «normal», pendiente del agua en los embalses y de las restricciones.

La superficie de girasol sube en todas las provincias, especialmente en Burgos, Palencia, Soria, León y Salamanca, mientras que baja en Segovia y especialmente en Valladolid. La situación del girasol es «irregular». Allí donde han caído las últimas tormentas, el cultivo, en pleno desarrollo, está mejor, mientras que en otras zonas de secano de Castilla y León se sigue pendiente del cielo.

Acor ha contratado hasta la fecha algo más de 5.000 hectáreas con un precio de 330 euros para el girasol convencional y 370 para el alto oleico. Un «seguro» para el agricultor, según la cooperativa, que sigue apostando por la diversificación para sus socios. Junto a la remolacha, las oleaginosas y el trigo duro completan una oferta «con garantías» para el campo, como insisten sus responsables.
Por su parte, desde Pioneer están explorando distintas opciones para años de extrema sequía como es este. Se buscan sustitutos «rentables» para el maíz, más allá del girasol. Por eso, se están comparando en la provincia de Zamora el comportamiento de distintas parcelas de girasol y sorgo.

El sorgo es un cereal minoritario aún en la Comunidad, muy «rústico», según Pelaz, y que puede tener un mayor techo productivo que un girasol, superando incluso los 7.000 kilos por hectárea. Nuevas alternativas para una agricultura competitiva con pocos márgenes debido a los costes para el agricultor y un mercado que no compensa, según los profesionales, como debiera el esfuerzo del agricultor.

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria