Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SORIA

El censo de porcino crece un 22% en solo cinco años

Castilla y León cuenta ya con 4.756 granjas de cerdos y supera ya los cuatro millones de animales y genera 15.000 empleos en el medio rural

IRENE LLORENTE YOLDI
09/04/2018

 

Con 4.756 explotaciones de cerdos en la Comunidad, el sector ha experimentado un considerable repunte en Castilla y León, y se erige ya como sector estratégico tanto por su importancia económica, con 900 millones de euros de facturación anual, como por su aportación al empleo estable, con 15.000 puestos de trabajo directos. Y es que en cinco años se ha incrementado en un 22% el censo de porcino, y ya se superan los cuatro millones de animales, con 4.053.992 cabezas frente a las 3.315.740 que había en 2013, según los datos facilitados por la Consejería de Agricultura y Ganadería. Segovia lidera el censo, con 1.073.474 animales distribuidos en 788 explotaciones, lo que supone la cuarta parte de la producción regional. Salamanca ocupa el segundo lugar, con 499.425 cabezas y 1.870 granjas. El tercer puesto se lo lleva Soria, con un censo de 446.656 y 201 explotaciones, que ha adelantado en estos cinco años a Zamora y Burgos, que tal y como reflejan las altas de la Consejería a fecha de enero de este año, se han quedado por debajo de los 400.000 cerdos.

Lo cierto es que el modelo de producción porcina que se aplica en Castilla y León es un modelo de éxito por su apuesta por la calidad y la innovación, pero también por la especialización y profesionalización de los trabajadores, que ha llevado al sector regional a un volumen de exportaciones en 2017 que superaron los 180 millones de euros entre animales vivos y productos de origen porcino, una cifra que supone incremento de más de un 80% con respecto a hace cinco años, con 98 millones de euros, y casi duplica la registrada en 2011 con 93 millones de euros. La Administración regional reconoce que el sector es una fuente muy importante de aportación de riqueza en los pueblos, por su compromiso con la sociedad y su contribución a la generación de riqueza en las zonas rurales, facilitando la fijación de la población en miles de pequeños núcleos y ofreciendo oportunidades laborales en todos los niveles de cualificación a miles de jóvenes. De hecho, ya hay otras 65 instalaciones en Castilla y León que cuentan con la autorización ambiental de la Junta.

A este respecto, la Consejería de Agricultura destaca que el empleo que genera el porcino es estable tanto en cuanto que no es un sector estacional y precisa de trabajadores experimentados para mantener la competitividad. Y lo avala con datos de densidad de población, ya que es un 82% superior allí donde hay grandes explotaciones de porcino, pasando de los 10,1 habitantes por kilómetro cuadrado a los 18,5. Pero también la población femenina es un 90% superior, con 9,1 mujeres por kilómetro cuadrado frente a las 4,7 que hay de media en la Comunidad. Y hay un 152% más de población activa, pasando de los 2,6 a los 6,6 allá donde hay granjas de porcino.

El presidente de la Asociación de Productores de Porcino de Soria (Aporso), Miguel Ángel Ortiz, considera que la evolución del sector en la Comunidad es más que positiva porque «además de suponer un crecimiento económico genera al mismo tiempo empleo en el medio rural, que es el principal mal endémico de Castilla y León. Esto indica que estamos haciendo las cosas bien porque tenemos la oportunidad de formar parte del resurgimiento de los pueblos a través del sector primario.

El sector no sólo se está adaptando a la creciente demanda a nivel mundial ofreciendo el producto, sino que lo está haciendo de forma sostenible cumpliendo a rajatabla con la normativa medioambiental». Reconoce que el principal ‘handicap’ sigue siendo el purín porque genera controversia en la sociedad, pero asegura que la normativa en la actualidad es más estricta que nunca y mucho más restrictiva. «Hoy en día si no tienes un plan de gestión no puedes empezar la actividad. Hay que acabar con la idea que tiene la opinión pública de que el sector se salta la normativa». A este respecto, aseguró que «Castilla y León sólo está produciendo un 15% de todo el potencial que tiene de porcino, de modo que aún le queda mucho recorrido». Sí dejó constancia de que hay zonas donde está muy copado, pero insistió en que no puede producirse un exceso de instalaciones, porque la ley no lo permitiría nunca.

Además, constató que «el sector es el primero que quiere que la implantación en el medio rural sea lo más sostenible posible porque vive dentro de ese entorno rural». A su juicio, el futuro pasa por la integración, una fórmula que sólo existe en España como una unión de cara al comercio, «porque sólo así se puede competir en el mercado». Y en Castilla y León hay buenos ejemplos, como las sorianas Copiso e Icpor (formada a partes iguales por Copiso e Incarlopsa) o Agrocesa.

Las organizaciones también lo tienen claro: «Es el motor del sector agrario porque en su despegue está tirando de la actividad agrícola, de la que Castilla y León es una de las principales productoras, para alimentar a los animales», asegura José Antonio Turrado, secretario general de Asaja Castilla y León. Pero además la Comunidad tiene superficie para poder desarrollar una actividad ganadera que a muchos ciudadanos les resulta molesta por los olores. «Así no perjudicamos a nadie». De hecho, Turrado constata que por todo ello las industrias porcinas se están trasladando a Castilla y León, pero además por la climatología, que requiere menos inversión tanto en la construcción de las granjas como en la producción. Para el técnico de la Alianza por la Unidad del Campo, Pablo Ayllón, «sin duda es el sector más potente de la región y lo mejor de todo es que tiene buenas expectativas porque tiene muchas posibilidades de expansión debido al auge de la exportación».

Turrado ve dos inconvenientes: el cierre de los mercados o un problema sanitario. «Sería una hecatombe. Es el riesgo. Pero como en cualquier sector en crecimiento, de modo que debemos tomar medidas de prevención pero no nos debe frenar porque tenemos todo el potencial en Castilla y León para aprovecharlo».

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria