Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERFIL

Apuesta familiar por la zarzamora

Nuria Álvarez lleva tres años incorporada al sector / Apuesta por un cultivo que «tiene futuro»

M.C.
10/09/2018

 

Es la única explotación familiar dedicada íntegramente al cultivo de la zarzamora en la provincia de Zamora. Incorporada desde hace tres años, Nuria Álvarez, joven emprendedora, desarrolla una nueva alternativa, en una zona de cultivos tradicionales.

Enamorada de los frutos rojos, apostó finalmente por las moras tras unos análisis previos donde se determinó que este era el cultivo que mejor «encajaba» en sus tierras. Para ello, «tiró» de recursos propios y, desde entonces, no ha dejado de crecer, siempre marcando su propio ritmo.

Nuria prefiere no marcarse ningún reto a corto y medio plazo, sino avanzar de forma controlada. Una decisión que es una buena muestra de la seriedad con la que esta agricultora de 38 años afronta esta actividad. Experta en comunicación, volvió a su pueblo tras pasar varios años viviendo en Dublín, y no se arrepiente, aunque, de momento, tenga que compaginar el cultivo de la zarzamora con las clases de inglés.

Su proyecto empezó en una finca familiar con 400 plantas, ahora son cerca de 2.000. Por el momento, trata de introducirse en un mercado en el que cada vez es más conocida, vendiendo en fresco y congelando parte del producto para darle salida durante todo el año.

Nuria exhibe con «orgullo» su condición de agricultora, aunque haya gente que le mire «raro», teniendo en cuenta su experiencia laboral anterior, apoyada incluso en algún master.

Está muy contenta con la evolución del cultivo y la respuesta de la planta y el fruto en particular. Todo ello, siendo conscientes de que su terreno está al aire libre y, por tanto, corre más riesgos cada campaña.
A pesar de las lluvias y el granizo, que ha tenido que soportar, el clima no le ha afectado tanto como había pensado. Por otra parte, como nota positiva, no ha empezado a regar hasta finales de julio, tres meses más tarde respecto a la campaña pasada, con una producción de más de dos toneladas. Una «buena» campaña.

La planta está respondiendo, aunque es consciente de que el cultivo de zarzamora exige «estar pendiente todo el año», además de una importante inversión que cifra en unos 25.000-30.000 euros por hectárea.
Nuria recibe llamada de muchos emprendedores interesados en los frutos rojos y, en concreto, por la zarzamora. Siempre responde lo mismo: «hay que tenerlo muy claro, el cultivo exige compromiso e inversión». Es contundente en el mensaje, lo que, reconoce, ha desanimado a algunos de ellos.

Esta zamorana insiste en que «el producto se te va», lo que exige tener muy claro qué vas a hacer cuando lo recoges, es decir, todo lo relativo al transporte y la venta. Hay demanda en el mercado, aunque Nuria no saca todo lo que quisiera. «Hay que tener cierto volumen para que salga rentable».

De momento, las clases de inglés que imparte y el apoyo familiar, especialmente de su padre que le ayuda en el campo, le permiten seguir adelante con esta apuesta de la que espera «vivir» a tiempo completo. Por eso, prefiere ir a su ritmo, planificando y todos los factores.

Su intención es cerrar el círculo, algo que en lo que lleva trabajando desde que se inició este proyecto, bajo la marca de comercialización Agroberry.

Nuria cuenta con una nave con cámaras industriales regrigeradoras. Su intención es hacer una cocina industrial para tener en sus instalaciones su propio obrador. En mente tiene ya buenas ideas en forma de productos nuevos para sacar al mercado.

Finalizada la campaña, llega la poda, una etapa dura, junto a la organización del riego y otras actividades en campo hasta la nueva plantación a partir de enero. Su idea es meter 300 plantas en 2019, «sin agobios», para crecer poco a poco.

El campo es «duro». lo sabe bien esta agricultora que es consciente de que «nada está controlado», al depender del tiempo y de otras contingencias. «Pones mucho de tu parte, pero nunca sabes lo que vas a recibir». En breve, solicitará a la Junta la ayuda a la incorporación, aunque lamenta la falta de un apoyo mayor por parte de la administraciones. El cultivo «tiene futuro», según esta agricultora que insiste en que hay que ser muy profesional.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria