Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

AGRICULTURA

La achicoria saludable

La cosecha está a punto de finalizar con buenos resultados y una producción media de 55 toneladas/ Saac Ibérica controla la superficie de este cultivo con uso para infusiones y alimentos en general / Mantiene contratos con 25 agricultores

MARISOL CALLEJA
13/02/2017

 

La achicoria es una raíz de aspecto semejante a la remolacha, su cultivo es muy parecido. Conocida como el ‘café de los pobres’, la realidad es que esta planta no tiene cafeína, y cuenta con numerosas propiedades y beneficios para la salud. Se utiliza para infusiones, aunque sus usos tienen mayor recorrido en el mercado. Su ingrediente principal es la inulina, lo que hace que en Europa se siembre achicoria también para obtener esta fructoligosacarido beneficioso para el tránsito intestinal, y que se puede usar en productos como pan, galletas, o alimentos prebióticos.
La producción de achicoria se circunscribe en la actualidad únicamente a Castilla y León, en concreto a las provincias de Segovia, Valladolid, y Ávila. Saac Ibérica, ubicada en la localidad segoviana de Vallelado, es la única fábrica en España que procesa y envasa la achicoria, incluyendo el tostado y la deshidratación. Y lo hace desde el campo, a través de contratos con 25 agricultores de la región que, al igual que con la remolacha, cuentan cada campaña con un precio asegurado.

Es tiempo de cosecha en Castilla y León, de hecho la campaña está finalizando y los profesionales ultiman las tareas en el campo. Este es el año en el que se han sembrado más hectáreas, 130, y, también, el que se están obteniendo mayores rendimientos. Así lo confirma Jesús Pedro San Miguel, responsable de la fábrica Sacc Ibérica, que asegura que en algunas parcelas se ha pasado de las 70 toneladas por hectárea, aunque la media se sitúa en torno a las 50-55 toneladas.

El cultivo tuvo una buena nascencia y eso ha facilitado el desarrollo posterior. Sacc Ibérica controla la superficie de cultivo según los contratos de venta y la demanda. Buena parte de su producción va a Nestlé para productos solubles con achicoria.

En los años 50 el aislamiento de España respecto al comercio internacional hizo que el café fuera un producto restringido y caro. La gente tomaba achicoria como sustituto y por «resignación», como recuerda San Miguel. Algo que, dicen, «ha cambiado». La fábrica vende achicoria principalmente a Portugal, donde se utiliza como «una infusión más». Allí, insisten desde la empresa segoviana, «nadie lo asocia con el café de los pobres, sino con un producto de consumo más».

Su ingrediente principal, la inulina, le otorga un gran potencial. Además del producto para infusiones, Sacc Ibérica vende a fabricantes de correctores de piensos. Un trabajo junto al desarrollado para introducir la achicoria en la alimentación porcina, debido a la capacidad de la inulina para «estimular el crecimiento de la flora intestinal». Aseguran que en este caso, el profesional mira la «calidad». La preocupación, cada vez más extendida, por los productos saludables, es una línea más de negocio que Saac está explorando, por la vía del pan y galletas de achicoria, como un producto beneficioso para la salud. Desde Castilla y León se defiende una molienda «natural» en la extracción de inulina.

De momento, la previsión de cara a la próxima campaña de siembras, que comenzará en los meses de abril y mayo, es «mantener la superficie actual», en torno a las 90 hectáreas de media. El contrato del pasado año rondó los 85 euros la tonelada, lo que le convierte en un cultivo rentable.
Uno de los agricultores que siembran achicoria en Castilla y León es Diego Mozo, con explotación en San Román de Hornija (Valladolid). Conoce el cultivo ya que lleva sembrando endibia ocho años. Hay que apuntar que la endibia no es más que el segundo brote de la achicoria, de hecho es la misma planta.

Diego destaca la «rusticidad» de la achicoria. No ha cosechado aún la que es su primera campaña, aunque las previsiones son optimistas, alrededor de cincuenta toneladas por hectárea, que es la media de la zona. A su juicio, la achicoria es «una alternativa más», similar a la remolacha, que, en su caso, ha sustituido al maíz debido a los bajos precios.

Para este agricultor, el cultivo de achicoria es «rentable», además de contar con un precio asegurado, un valor añadido en un escenario de volatilidad en el que el mercado no siempre compensa los costes del agricultor.

Javier Villanueva es otro de los agricultores que ha apostado por la achicoria, esta vez desde Bobadilla del Campo (Valladolid). Lleva más de diez años sembrando esta raíz. Ya ha finalizado la cosecha con una media de producción 50.000 kilos. Asegura que el cultivo es «cómodo», y supone «menos» gastos respecto a la remolacha.

Este profesional seguirá apostando este año por la achicoria, de hecho prepara ya las próximas siembras. Una apuesta en la que tiene mucho que ver la existencia de un contrato «seguro» y «rentable». Desde Saac Ibérica, la directora técnica, Beatriz Carrascosa, resalta los parámetros que hay que vigilar en este cultivo «con mayor atención». Se trata de la siembra y la nascencia, el control de las malas hierbas, los riegos y la recolección.

De cara a la preparación del suelo para la siembra, el objetivo general es lograr «un perfil disgregado en profundidad con una cama de semilla mullida, nivelada, compacta y sin residuos vegetales. Carrascosa subraya que la semilla de achicoria, «por su pequeño tamaño», puede tener dificultad en la nascencia. Por esta razón, el lecho de siembra debe estar «bien refinado y compactado» para que haya un «buen» contacto entre semilla y tierra. De esta forma, dicen, la nascencia será lo «más rápida y uniforme posible». Se recomienda también realizar un tratamiento herbicida pre-siembra que impida la germinación de semillas de malas hierbas.

Como apuntan desde Sacc Ibérica en un año climatológicamente normal, la siembra se realiza entre mediados de abril y mediados de mayo. Al ser la semilla de la achicoria «muy delicada», y tener menor tamaño que la de remolacha, debe ser sembrada a 2-3 cm de profundidad. Si se sobrepasa, como advierte la directora técnica, «hay mucho riesgo de que la planta no nazca».

Tras la siembra, que arrancará en dos meses, hay que dar riegos «cortos y ligeros» para mantener la tierra con humedad constante hasta que nazcan las plantas y evitar el endurecimiento de la capa superficial y la formación de costra. Desde el punto de vista agronómico se resalta el hecho de que la achicoria no se vea afectada por enfermedades. «No le ataca prácticamente nada». Es muy dura, según el responsable de la fábrica envasadora.

El consejo es que la recolección que encara su etapa final este mes de febrero, se realice con cosechadora de remolacha. En este punto se destaca que la que «mejor» resultado ofrece es la cosechadora Holmer de seis hileras automotriz.

Desde Saac Ibérica se insiste en que su objetivo es crecer y aumentar la superficie de acuerdo a la demanda. La empresa comenzó a funcionar en el año 2000, aunque sus propietarios cultivaron la achicoria hasta los años 80. Son la cuarta generación. Ahora han retomado el cultivo para ponerlo en valor e introducirlo con fuerza en el mercado alimenticio y saludable.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria