Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LAS CARAS DEL ÉXITO / Aquadomus

El negocio cristalino de la ‘casa del agua’

Hace más de una década que la familia Martínez se zambulló en un negocio de lo más transparente, abriendo en la localidad palentina de Saldaña las puertas de una embotelladora de agua mineral natural, que envasa agua ‘de primera’ con la marca Aquadomus y una imagen muy romana

ALMUDENA ÁLVAREZ
15/05/2017

 

Fue a finales de 2010 cuando la familia Martínez inició un negocio que entró en su vida por casualidad y necesidad, y que se fue gestando a ‘pequeños tragos’ durante casi ocho años. Y es que José Luis y Patro y sus hijos Nuria y César Martínez no se resignaban a quedarse sin agua cada verano, cuando la población de Saldaña se triplicaba y el agua no llegaba a su casa, situada en la parte alta del pueblo.

Decididos a acabar con ese goteo, optaron por buscar su propio acuífero. Llamaron a un zahorí y bastó seguir el movimiento de su péndulo para encontrar un manantial muy cerca de casa.

Desconfiando de tanta suerte, los Martínez decidieron buscar la opinión en otro zahorí, que enseguida corroboró el descubrimiento del primero. Así que enviaron el agua a analizar para ver si era potable y les dijeron que no solo se podía beber, sino que además era cristalina, natural, equilibrada, y tan buena que no sabía a nada, que es en definitiva a lo que tiene que saber la mejor agua.

Comprobaron también que el manantial tenía caudal suficiente para llenar miles de botellas y cayeron en la cuenta de que tenían bajo los pies y a la puerta de casa, una oportunidad de negocio.

Así que la familia entera decidió ‘mojarse’ y convertir el líquido elemento en el centro de su vida. Pero no de cualquier manera. Querían que su empresa, Aguas Virgen del Valle, fuera diferente, muy respetuosa con el medio ambiente, y que además llevase el nombre de Saldaña por toda la geografía española, explica Nuria Martínez, que se ha convertido en la gerente de este negocio familiar.

Con las cosas tan claras, decidieron levantar, al pie del acuífero y mirando hacia la vega de Saldaña, una planta embotelladora de 1.300 metros cuadrados que se ‘bebió’ todos los ahorros de una vida, además de los créditos y subvenciones que fueron capaces de conseguir para reunir los casi dos millones de euros que requería su proyecto para echar a andar.

Dotaron sus instalaciones de las últimas tecnologías, de una caldera de biomasa y todo lo necesario para alimentar con energías limpias sus dos líneas de producción.

Apostaron por envases de vidrio con molde propio para su formato Premium, que llegan desde la ciudad del agua, Venecia, y envases de policarbonato de diez litros con tapón dosificador, que son reutilizables y reciclables para ser totalmente respetuosos con el medio ambiente y conservar inalterables las propiedades del agua, asegura la gerente de Aquadomus.

Y para cerrar el círculo, aprovecharon la cercanía de la villa romana La Olmeda para coger prestada la imagen de sus botellas, que tienen forma de columna romana y uno de los ánades del mosaico más importante de la villa en la etiqueta. Y bautizar su producto con la marca comercial Aquadomus que traducido del latín es ‘la casa del agua’.

Con todos los cabos atados, la familia Martínez lleva siete años nadando en plena crisis sobre un producto «tan puro y natural» como el agua que obtienen de su manantial, que embotellan y distribuyen por Castilla y León mientras van cerrando acuerdos para llevar sus excelentes cualidades a otras comunidades autónomas.

En este tiempo han logrado convencer a hogares, restauración y empresas de toda la comunidad, lo que les ha permitido duplicar su facturación; además de conseguir el reconocimiento de las marcas Alimentos de Palencia y Tierra de Sabor y, en el año 2016 el Cristal Taste Award, tras obtener durante tres años consecutivos las Estrellas de Oro que acreditan, a nivel mundial, la calidad de su agua.

Un agua que se ofrece en botellas de cristal de vidrio de 33 y 75 centilitros con forma de columna romana. Un formato que, según señala Nuria Martínez, se ha posicionado en «las más prestigiosas tiendas gourmet, hoteles y restaurantes con estrella Michelin». Y que llegaron hasta la mesa de los Premios de Cultura que se celebraron el año pasado en Palencia, para deleite de los Reyes de España, Felipe y Leticia, y de otros cuatrocientos invitados, entre ellos todos los premiados.

Pero además, desde el principio, y para diferenciarse aún más, se apostó por un envase de policarbonato de diez litros que se sirve en domicilios y empresas y que sacia la sed de más de 2.000 clientes. Un formato sencillo que consta de un soporte donde reposa la botella desde la que se sirve directamente el agua, a través de un tapón dosificador que mantiene todas sus propiedades.

Además se embotella solo lo que está previsto comercializar, evitando, de este modo, grandes stocks y garantizando el menor tiempo desde el envasado hasta su consumo. A razón de 3.000 botellas de vidrio y 500 garrafas de policarbonato a la hora.

El negocio cuenta con cuatro empleos directos y seis indirectos, y con la colaboración y el asesoramiento de otras empresas, para tomarse muy en serio el diseño, la comercialización y la innovación en un producto tan antiguo como el agua.

Y todo sin olvidar que lo que tienen entre manos es un recurso escaso que hay que valorar y dosificar. De recordarlo se encarga el centro de interpretación ‘La Casa del agua’, que comparte espacio con la embotelladora, donde se hace un recorrido por los diferentes usos y tipos de agua y se sensibiliza a los visitantes sobre el uso sostenible del líquido elemento. Un recurso de gran valor que hoy mueve el negocio más cristalino de Saldaña.

LA FICHA DE LA EMPRESA

Historia. La empresa Aguas Virgen del Valle comercializa agua de Saldaña embotellada con la marca Aquadomus desde 2010.

Instalaciones. Sus instalaciones suman 1.300 metros cuadrados y albergan la planta embotelladora y un centro de interpretación del agua. Tiene cuatro puestos de trabajo directos y seis indirectos.

Mercado. Sirve sus envases de diez litros directamente a sus clientes de Palencia, Valladolid, Burgos, León y Zamora, tanto a particulares como a empresas. El formato Premium puede encontrarse en tiendas gourmet, hoteles y restaurantes.

Reconocimientos. Cuenta con las marcas Alimentos de Palencia y Tierra de Sabor, y ha conseguido el Cristal Taste Awards, otorgado en Bruselas en 2016.

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria