Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CARMEN ANDUEZA

Modelos únicos de la moda del medievo

La abulense Carmen Andueza encontró en la confección de trajes medievales «otra salida» a su taller de confección. Las Jornadas Medievales de Ávila, nacidas hace más de dos décadas, han supuesto un espaldarazo para esta autónoma que trabaja las bodas temáticas, los eventos medievales y el vestuario para todo tipo de espectáculos de esta época.

ANTONIO GARCÍA / ÁVILA
01/10/2018

 

Se abre el telón. El nacimiento hace más de dos décadas del Mercado Medieval de Ávila, uno de los pioneros en España, supuso un espaldarazo para el turismo de la capital abulense a principios del mes de septiembre, una vez acabadas para la mayoría las vacaciones estivales. Esa cita, denominada ahora Jornadas Medievales, fue creciendo en extensión y participación, hasta convertirse en la verdadera fiesta popular para los abulenses, pero también en una cita ineludible para otros visitantes que reservan esas fechas para visitar la ciudad.

Estas circunstancias y el hecho de que, a diferencia de otros eventos, la implicación social es importantísima, ha hecho que los trajes de los participantes hayan adquirido cada vez más importancia. Ya no vale cualquier vestimenta para lucir en el «Mercado de las tres culturas» durante los días que se prolonga.
Cada vez resulta más importante el atavío que porta cada persona para lucirlo con cierta prestancia. De hecho, hay un concurso que premia al mejor.

Aprovechando el impulso y la proyección adquiridos por las Jornadas Medievales, la abulense Carmen Andueza vio en esta celebración «otra salida» a su taller de confección que ya funcionaba en la conocida tienda Dedal desde 1986.

Y esta «otra salida» se produjo prácticamente por casualidad hace más de una década, cuando una clienta que solía acudir para que le confeccionase trajes para bodas y diferentes eventos le hiciera un encargo diferente: un vestido medieval. La propuesta sonó casi a desafío, ya que se alejaba de lo que Andueza había confeccionado hasta entonces, pero decidió aceptar el reto.

Lo que comenzó de esta manera casual, se ha convertido en un floreciente negocio de pequeñas dimensiones que arrancó allá por el año 2008, dos años después de que aquella cliente le planteara diseñarle un traje para las Jornadas Medievales de Ávila.

Carmen Andueza se preguntó por qué no hacer este tipo de trajes en un taller que cuenta con cinco personas. Así comenzó a diversificar su actividad hacia otros ámbitos desconocidos para ella. Con el paso de los años se han consolidado. Ya no se centra sólo en los mercados medievales, también en las bodas temáticas o en los encargos para ciertas representaciones teatrales.

Eso sí, Andueza precisa: «Yo no vendo ni hago disfraces, hacemos trajes medievales». Y los hace a medida y de forma artesanal en la mayoría de los casos para la venta, aunque entre ‘bambalinas’ también tiene algunos para el alquiler.

Respondiendo a su máxima de que «lo importante no es copiar, sino innovar», esta empresaria autónoma, que no venía del mundo de la confección pero que se formó poco a poco asistiendo a cursos intensivos en Madrid hace años y de forma autodidacta, insiste en que cada traje es una obra única. Su producción es «limitada», «artesanal» y «bastante exclusiva», ya que no se encuentran en el mercado trajes iguales a los suyos. Su objetivo es que cada cliente que participa en los diferentes eventos, sienta que lo que lleva puesto no lo tiene nadie más.

Aunque le resulta complicado calcular, estima que cada año puede confeccionar entre 100 y 150 trajes. Para cada uno de ellos necesita una media de entre cinco y seis metros de tela, aunque hay ciertos vestidos que necesitan incluso más.

Su mayor problema, más que el diseño y la confección, está en «encontrar los tejidos». Carmen Andueza admite las dificultades para ello. Y es que, como asegura, «no vale cualquiera para hacer creíble un traje medieval» que, además, se completa con pasamanería, brocados, bisutería, espadas, cinturones, brazaletes o tocados, en los que pretende especializarse. Todo ello va incluido en unos precios que se sitúan a partir de los 85 euros para la compra y de los 30 para el alquiler.

Esta dificultad ha hecho que Carmen Andueza no tenga un proveedor fijo. Actualmente busca uno en Valencia y cuenta con un suministrador en Barcelona y otro en Portugal. Además del cuidado de las telas, Andueza también trata de conseguir que sus trajes sean diferentes a los del resto por algunos elementos, entre los que destaca una especie de hombreras que no son tales y que se ajustan a las mangas. Estos detalles, entre otras cosas, son los que hacen de sus creaciones algo único.

Unas creaciones para las que se inspira «en las piedras», es decir, en el arte que puede verse en iglesias y catedrales, pero también en algunos libros, pese a «la poca documentación que existe sobre el traje». Para buscar esos secretos de la moda medieval, le han servido de inspiración sus visitas tanto al Museo de Escultura de Valladolid, como al Museo del Traje de Madrid.

Entre su clientela, sobresale la mujer en un 60% de los casos, frente al 40% de los hombres, cuyos trajes son los que más le gusta elaborar. Para bodas y otros eventos, en cambio, las peticiones se equilibran bastante.
El trabajo para las denominadas bodas temáticas va en aumento, según reconoce Carmen Andueza, quien señala que la mayoría de su clientela procede de fuera de Ávila. Por ello, tienen que visitar en varias ocasiones la capital abulense con el fin de probarse los trajes y ver si la confección se ajusta a los protagonistas. Esta circunstancia reconoce que también contribuye a impulsar el turismo, gracias al boca-oído.

Para Andueza, Ávila debería aprovechar ese entorno, del que muchos lugares no pueden presumir, y convertirse en un lugar para la celebración de bodas temáticas. En su apuesta por las vestimentas medievales, creó en 2014 un premio de diseño de trajes medievales en el seno de las Jornadas que cada año tienen lugar en la ciudad.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria