Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Transportes Félix de Miguel e Hijos

Más que transporte por carretera

Reinventarse para sobrevivir, esa es la máxima de Transportes Félix de Miguel e Hijos. En sus 50 años de historia, esta empresa familiar burgalesa ha tenido que pasar por retos en los que tomar la decisión correcta no siempre era la más sencilla.

DAVINIA ANDRÉS / BURGOS
23/07/2018

 

Félix de Miguel fundó esta empresa desde la nada, como explica su hijo Eusebio, hoy gerente de la compañía. A finales de los años 60 adquirió junto a un compañero un camión de segunda mano y desde la localidad burgalesa de Quintanar de la Sierra daban servicio a las empresas madereras de la zona. Esta fue la tónica hasta principios de los años 80 cuando, por problemas de salud, Félix de Miguel tuvo que abandonar la carretera. Fue ahí cuando la empresa tuvo su primer reto.

En ese momento su fundador tuvo que tomar una decisión: abandonar el negocio y dedicarse a otra cosa o buscar la manera de reinventarse para seguir con su actividad. Frente a todo pronóstico escogió la segunda opción. ‘Echó sus cálculos y con tres camiones, él se podía quedar en casa, gestionarlos y tener dinero para sobrevivir. A los 10 años tenía 11 camiones y dio el salto a una sociedad limitada’, explica Eusebio de Miguel.

Así decidieron cambiar su sede desde la localidad serrana a la capital, ya que vieron que era allí donde estaba el trabajo. Comenzaron a hacer trayectos más largos a Barcelona y Valencia, tenían mucho trabajo hacia el País Vasco, Madrid y Zaragoza y parecía que el crecimiento era cómodo y sencillo.

Entonces llegó la crisis de los 90, la madera parecía que ya no era una materia prima tan necesaria y eso afectó a la industria maderera a la que daban servicio. Ahí comenzó su segunda reinvención. ‘Recuerdo que yo ya trabajaba de chófer de camión y un día mi padre y yo nos sentamos en un despacho pequeñito en Naves Traglosa donde teníamos 15 camiones. Estábamos muy preocupados porque nuestro mayor cliente había fallecido y parece ser que no íbamos a tener el mismo trabajo no estando él. De repente nos quedábamos con más de media empresa parada’ comenta Eusebio de Miguel.

Ante esta situación tomaron la decisión de dejar de trabajar con camiones de plataforma abierta y adquirir vehículos Tauliner para empezar a dar servicio a las empresas del sector de la automoción situadas en el entorno de la capital burgalesa. Con esta trascendental decisión para la empresa han llegado hasta hoy. Ahora trabajan sobre todo con el sector de la automoción, la alimentación y, en menor medida, con la construcción. Además, después de los momentos difíciles de la crisis económica donde su crecimiento fue nulo, hoy tienen una progresión positiva del 10%.

La última reinvención de Transportes Félix de Miguel es dar el salto a la logística y el almacenaje. Para ello en sus nuevas instalaciones del Polígono Industrial de Villalonquéjar están acondicionando un almacén de 5.000 m2 y tienen previsto contar con otro de 10.000 m2 en los próximos dos años. Esta plataforma logística contará con todas las tecnologías disponibles para dar un servicio integral a todos sus clientes. Como destaca Eusebio de Miguel ‘un operador logístico es aquel que utiliza todos los medios que sean necesarios para acompañar la manufactura de su cliente, desde que es materia prima hasta que es producto terminado. Nosotros podemos cubrir el transporte desde el origen, donde se crea la materia prima, hasta transportar el producto terminarlo y servirlo al cliente final, pasando por almacenarlo el tiempo que sea necesario o servirlo just in time para ahorrar al cliente el estocaje’. Además del transporte de largo recorrido, también ofrecen servicio de distribución capilar y de partidas.

Todo esto para adaptarse a un sector como el de la logística que está viviendo una situación muy complicada por los nuevos modelos de negocio que están surgiendo, como apunta Eusebio de Miguel que además alerta de que el trabajo del mercado online está creando ya una situación muy complicada que ‘alguien tiene que regular’.

Otra de las dificultades que está atravesando el sector es la falta de profesionales. Recientemente se ha firmado en Burgos un convenio por el cual las asociaciones de transporte y las autoescuelas, con la participación de la Federación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) e Ibercaja ponen en marcha el programa ‘Haz del volante tu profesión’. Precisamente uno de los agentes implicados en este acuerdo es la Asociación de Agencias de Transporte de Cargas Completas (ASTRACC) presidida por Eusebio de Miguel. Con ello, como explica de Miguel, se pretende facilitar la obtención del carné de conducir camión y el Certificado de Aptitud Profesional (CAP) necesarios para desempeñar este tipo de puestos de trabajo y conseguir así, que los futuros profesionales puedan recuperar la inversión inicial de cerca de 3.000 euros que deben aportar al comenzar a trabajar. De esta manera se pretende conseguir unos 400 conductores profesionales en la provincia de Burgos.

Eusebio de Miguel ve el futuro asegurado para el sector del transporte por carretera de nuestro país, aunque cree que el futuro está en la especialización y el transporte multimodal. Reivindica la necesidad de abrir ferrocarriles para transporte de camiones que atraviesen un corredor tanto mediterráneo como atlántico y que conecten con los ya existentes en Francia. Así se abaratarían costes, se mejoraría la seguridad en la carretera y favorecería la reducción de la contaminación. ‘Los ferries y trenes que funcionan que funcionan son los que han dejado de cargar mercancía y han empezado a cargar camiones’.

Precisamente en esa evolución del mercado está Transportes Félix de Miguel e Hijos. En Valencia han creado una pequeña base donde están dando los primeros pasos para especializarse también en el transporte marítimo. ‘Estamos intentando abrir nuevos mercados porque lo que nos ha dicho la historia es que es ahí donde está el crecimiento, si te quedas donde estás, te paras’.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria