Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

GAZA

Leche con puro sabor castellano y leonés

Hace medio siglo que nació la empresa Ganaderos de Zamora. Hoy vende en Castilla y León el 85% de su producción, que alcanza los 50 millones de litros de leche al año. Fue la primera empresa en España en comercializar leche de oveja en envases de larga vida. Es la única que tiene la patente para hacerlo.

JOSÉ LUIS CABRERO / ZAMORA
25/06/2018

 

Leche Gaza es de esos pocos privilegiados que ha conseguido ser profeta en su tierra y lograr el apoyo de los consumidores locales, desde que en 1966 surgió como un grupo sindical de colonización con el doble objetivo de proporcionar leche segura a los ciudadanos de Zamora y resolver para los ganaderos que lo integraron el problema de comercialización de la leche.

Esa doble finalidad se mantiene medio siglo después. Procesa cada año 50 millones de litros de leche procedente de las 80 ganaderías de la provincia de Zamora que los socios mantienen bajo un férreo control de calidad. Su mercado mayoritario, un 85%, se encuentra en Castilla y León, fundamentalmente en Zamora. Ha sido así desde su creación.

Pocas cooperativas agrarias son viables y todavía son menos las que consiguen sobrevivir más allá de los 50 años. Ganaderos de Zamora es, en este sentido, una excepción. La clave del éxito de Gaza, que es líder en venta de leche líquida de vaca en Castilla y León, se sostiene en tres pilares, según explica Ignacio Quintanilla, gerente de Gaza.

Por un lado, apunta, desde el principio se optó por separar la gestión de la propiedad, que se encuentra en manos de los socios y ganaderos. Por otro, la empresa ha sido muy estable en los órganos directivos. En su más de medio siglo de vida ha tenido únicamente dos presidentes y tres gerentes, el actual incorporado hace algo más de un año a la láctea. Y finalmente, explica Ignacio Quintanilla, la calidad de la leche, un aspecto que también figura como filosofía fundacional.

La leche Gaza es sometida en la granja a 180 controles que abarcan desde la seguridad del producto a la sanidad animal y el medio ambiente, y las granjas son auditadas anualmente. «La leche que no cumple alguno de los parámetros marcados no entra en la fábrica y el ganadero es penalizado».

Además, añade, la empresa ha apostado siempre por la innovación tecnológica y por la investigación. En 1978 fue la primera fábrica de España, junto a Pascual, en introducir las envasadoras asépticas y hoy cuenta con unas instalaciones totalmente automatizadas.
En cierta manera, apunta el gerente, Gaza es una empresa «peculiar» porque no se rige por una cuenta de resultados que ha de tener beneficios año tras año. «Vendemos lo que nos traen los ganaderos y crecemos lo que ellos marcan».

De este planteamiento surgió uno de los logros de Gaza: la venta de leche de oveja en tetrabrick. «Una parte de nuestros ganaderos tiene leche de oveja. Se pensó en la mejor manera para aprovecharla y se vio que no existía en el mercado en envases de larga vida, cuando era un alimento de calidad nutricional excepcional que podía tener un hueco en el mercado», así que se empezó un proceso de investigación, liderado por las universidades de Salamanca y Santiago de Compostela, que dio como resultado un proceso que evitaba la coagulación de la leche durante el tratamiento de esterilización, que era el muro contra el que se habían chocado hasta entonces todas las empresas que lo habían intentado.

El resultado fue una patente y actualmente Gaza comercializa tres millones de litros de leche de oveja que se vende en España y el norte de Europa, la mitad en Francia, Alemania, el Benelux y los países Escandinavos. Abrir nuevos mercados para este producto es uno de los objetivos en los que trabaja actualmente la dirección, además de mantener la investigación para alargar la vida útil del producto.

La innovación en la empresa es continua, añade Ignacio Quintanilla. A finales del pasado año salieron al mercado los productos en un nuevo formato de 200 ml y actualmente se encuentra en desarrollo una nata premium 100% animal «que tiene unas características de funcionalidad similar a la grasa vegetal pero con una mayor calidad nutricional». La escuela de hostelería de Valladolid está realizando las pruebas con la intención de sacarla al mercado en el segundo semestre del año, sobre todo destinada al sector de la panadería y la pastelería.

Gaza mantiene en el mercado diferentes variedades de leche: entera, semidesnatada y desnatada de vaca, con calcio y sin lactosa en cada una de las referencias, leche de oveja, leche con chocolate, además de nata culinaria y para montar, y cuajada elaborada con leche de oveja. En el camino han ido quedando la leche con omega y el resto de los postres lácteos que formaron parte de su catálogo. Productos como la nata o la leche con chocolate están siendo muy bien recibidos en China, país donde Gaza introduce sus productos desde hace más de un año y en el que va a seguir incidiendo.

En el horizonte, Ganaderos de Zamora tiene la venta on line, algo inminente, y la ampliación de la fábrica, que pasaría de 6.000 a 12.000 metros cuadrados y duplicaría también la capacidad de producción hasta llegar a los 100.000 litros de leche, un proyecto que debió empezarse hace dos años y que se ha retrasado por problemas legales y burocráticos. «La fábrica está funcionando al tope de su capacidad y no hay sitio para más, para nosotros esa ampliación es vital, sin ella Gaza no tiene futuro», sentencia el gerente.

La proyección social de Gaza va más allá de la venta de leche. 20.000 escolares al año visitan las instalaciones de la fábrica y miles de personas participan cada Navidad en las Cabalgazas que se celebran en León, Palencia, Valladolid y Zamora. «Es una manera de devolver a los consumidores parte de su confianza y de agradecer el esfuerzo que hacen para continuar al lado de una empresa comprometida con la sostenibilidad y el medio rural», dice Ignacio Quintanilla refiriéndose a las más de 200 personas que están trabajando en las granjas y manteniendo la población rural.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria