Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MEDGON

Impulsores en levantar casas pasivas

Z La empresa Medgon ha industrializado en Carrión de los Condes (Palencia) la fabricación de casas que apenas consumen calefacción. Suman ya más de cien edificios en toda España, entre ellos el pabellón oncológico del hospital de Aranda

ALMUDENA ÁLVAREZ / PALENCIA
26/03/2018

 

Solo tienen doce años de vida pero ya son pioneros en la construcción 4.0. Sin ningún conocimiento previo en el mundo de la construcción, el matrimonio formado por Javier Medina y Estíbaliz González, se ha lanzado de lleno a la fabricación de casas pasivas, una metodología constructiva que marcará el futuro del sector.

La historia de Medgon (la empresa que bautizaron con el inicio de sus apellidos) arranca en 2005 con una simple coincidencia: un chico letón se acercó a la inmobiliaria en la que trabaja Javier preguntando por un terreno en Carrión de los Condes para hacerse una casa de madera como las que hay en su país. «Sin pensarlo empezamos a vender casas de madera que importábamos de Rumanía», señala González.
Entonces eran solo intermediarios, pero a la vista de la buena marcha del negocio, cuando ya habían vendido unas cuantas casas prefabricadas, casetas para merenderos, cobertizos y para las ferias de Palencia, decidieron instalarse en una nave en el polígono industrial de Carrión para tomarse la cosa más en serio.

Dejaron de importar casas de madera para empezar a importar la madera y gestionar toda la obra. «La idea era empezar a industrializar la construcción de viviendas», explica la copropietaria de la empresa.
En el taller se hacían todos los muros y luego se montaban en el lugar de la obra como un lego gigante.

Aprendieron visitando ferias en Italia, Francia y Alemania y tomaron conciencia de lo importante que era la eficiencia energética. «Nos llamaba mucho la atención la cantidad de aislamiento que se ponía en las construcciones en otros países». Hasta que se toparon con la metodología Passivhaus, toda una filosofía constructiva que apuesta por edificios de consumo energético casi nulo. «Nuestra visión empresarial dio un giro», explica González.

El cambio en la filosofía constructiva y la adquisición de la tecnología necesaria para mecanizar automáticamente la fabricación de todas las estructuras, supuso un antes y un después en la trayectoria de esta firma. Se amplió la oficina técnica y se contrató a profesionales muy cualificados, arquitectos técnicos, ingenieros de caminos y de montes, delineantes, economistas, «que no siempre son fáciles de encontrar en el medio rural», apunta.

Dejaron entonces de ser constructores para ser únicamente fabricantes que trabajan para arquitectos y empresas de construcción. Y aunque son una empresa pequeña, se han convertido en pioneros en industrialización, porque fabrican en Carrión, con madera importada de Italia, Portugal, Alemania, Polonia, Austria y Dinamarca, las estructuras que suministran a los montadores y empresas constructoras de toda España.

«En eso consiste la construcción 4.0, en industrializar todo el proceso haciendo la mayor parte de la obra en la fábrica. De esta forma se reducen costes, tiempo y riesgos laborales», explica.

Además se han especializado en edificios de energía casi nula inspirándose en la metodología Passivhaus, que posibilita un ahorro de energía primaria del 70% y hasta un 90% en calefacción, ya que «las viviendas funcionan como una casa termo».

Para que una casa sea pasiva tiene que cumplir cinco requisitos: una orientación óptima para minimizar el consumo energético; un superaislamiento, porque «lo importante es poner el abrigo al edificio no a sus habitantes»; una estanqueidad total, para que no haya filtraciones de aire por ninguna parte; unas buenas carpinterías para que no se escape nada; y un sistema de ventilación mecánico para que la vivienda respire el aire puro de la calle y expulse el aire viciado de la casa, como un pulmón.

«De esta forma se consigue confort lumínico, acústico y térmico», afirma González, que vive en la primera casa certificada como Passivhous de Castilla y León.

A día de hoy han hecho más de cien casas pasivas en toda España, incluidas las Islas Baleares. Pero su volumen de trabajo se ha duplicado en el último año, al igual que la plantilla que ha pasado de 12 personas en mayo de 2017 a las 25 actuales.

Solo en 2017 fabricaron 35 viviendas pasivas y pretenden alcanzar un ritmo de fabricación de 150 viviendas anuales. Por eso van a construir este año una nueva fábrica en Carrión de los Condes, que supondrá una inversión superior al millón de euros y que les permitirá unificar el taller y las oficinas, que estarán construidas bajo el estándar Passivhaus.

«Queremos que sea como la cadena de producción de un coche pero con la estructura de una vivienda».
De forma paralela fabrican cubiertas de madera para rehabilitaciones de casas e iglesias. «Hacemos legos a la medida, que los albañiles montan in situ, siguiendo un plano de montaje, en menos tiempo y con menos riesgo».

Con todo, a día de hoy importan 728 metros cúbicos de madera, que vienen cargados en unos catorce camiones anuales, cuando, no hace mucho, lo hacían con un camión de madera al año.

En su currículo figura el pabellón oncológico del hospital de Aranda de Duero, una bioconstrucción hecha con materiales «saludables» para garantizar «la salubridad» del edificio y el confort de los enfermos, que se ha inaugurado recientemente.

Además de un velatorio en Dueñas, han levantado un edifico de oficinas en Valencia, una urbanización de 29 viviendas adosadas en Burgos, un edificio de viviendas en Valencia y otro edificio de oficinas para una multinacional de origen alemán. Y en cartera ya tienen 2.000 metros cuadrados de vestuarios para una fábrica en Santiago de Compostela, un edificio de apartamentos en un bloque de cuatro alturas con estructura de madera en León, otro edificio en la calle Orense de Madrid y doce chalets de lujo en Pozuelo de Alarcón.

Y como lo de innovar es lo suyo, ya están dando los pasos dentro de un proyecto con varios centros tecnológicos de Castilla y León para instalar sensores en el interior de los muros de las viviendas, y así medir y regular la humedad, las condensaciones y los niveles de CO2 de la vivienda.

LA FICHA DE LA EMPRESA

Historia. Javier Medina y Estíbaliz González crean Medgon en 2005 para vender casas de madera importadas de Rumanía. Después empezaron a fabricar las estructuras con madera y aislantes naturales para mejorar la eficiencia energética. Desde 2012 son fabricantes de casas pasivas.

Producto. Fabrica viviendas de consumo energético casi nulo bajo los estándares Passivhaus que suponen ahorros de calefacción del 90%.

Ventas. En 2016 facturó un millón de euros, en 2017, fue de 1,5 millones de euros y prevén cerrar 2018 rondando los dos millones de euros.

Plantilla. Ha pasado de contar con una plantilla de 12 personas en 2017 a los 25 actuales.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria