Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TURISMO / DEPORTES NAÚTICOS

Viaje a puertos de agua dulce

Castilla y León atesora ríos y embalses donde practicar surf, vela o piragüismo. Hay más de 2.000 embarcaciones con permiso para navegar por sus aguas

H. MARTÍN
06/07/2018

 

No, no estamos entre los pantalanes del Real Club Náutico de Palma, ni en Puerto Portals de Mallorca, ni tampoco en el exclusivo Yacht Club italiano. Nos encontramos entre las aguas de la Castilla de interior.

Sumergidos en los embalses y ríos de mar adentro. La tradición por la navegación fluvial no pasa de moda, y en Castilla y León son muchas las zonas en las que se realiza esta actividad. Aunque estemos en una comunidad alejada de mares y océanos, la riqueza fluvial ofrece un amplio abanico de deportes náuticos en varios puntos de la comunidad: piragüismo, vela, remo, rafting y todo tipo de actividades organizadas por empresas de turismo activo y clubes deportivos. Una costa de agua dulce que no defrauda a quien lo prueba.

Y en esa amplia oferta se encuentra parajes idílicos como el Parque Natural de las Hoces del Duratón o el embalse de San Rafael, en Segovia; el Parque Natural de los Arribes del Duero y el embalse de Santa Teresa, ambos en la provincia de Salamanca; el embalse de Cuerda del Pozo, en Soria, y el de Barrios de Luna, Porma y Riaño, en León.

Un total de 2.319 embarcaciones cuenta con permiso para navegar por los ríos y embalses comprendidos en la cuenca del Duero, de las cuales 982 son de empresas, 1.186 de particulares y 151 pertenecientes a administraciones, federaciones, clubes o colegios. Las cifras demuestran que, aunque aquí no haya mar, el turismo fluvial vive un buen momento pues la cifra ha experimentado un notable incremento con respecto al año anterior en el que se contabilizaron un total de 1.123 embarcaciones.

UN PARAÍSO NATURAL

León no tiene playa pero sí una ‘costa’ de interior bañada por sus pantanos de más de doscientos kilómetros. Puede presumir de una importante oferta acuática que se convierten durante el verano en un importante exponente turístico enclavado en plena montaña. Así, por ejemplo, el embalse de Barrios de Luna, con un perímetro que supera los 40 kilómetros, ya es un enclave conocido al otro lado de nuestras fronteras. Cada año, cientos de visitantes acuden a esta zona y se alojan en la amplía oferta de casas rurales y cámpings del entorno. Además, aquí se sitúa el Club Náutico de León, ubicado en la parte baja del pueblo abandonado de Mirantes de Luna, que no desapareció bajo las aguas, pero sí sus tierras.

Nació en los años 60 cuando un grupo de amigos fundaron un club deportivo en el que disfrutar de la naturaleza y el entorno náutico que daba el embalse. Actualmente supera el número de 400 socios que disfrutan durante todo el año de las instalaciones en un entorno incomparable de agua y montaña. Muchos de ellos proceden de otras comunidades cercanas, como Asturias. Del embalse hay que destacar su entorno, rodeado de amplios y variados bosques de hoja perenne, caduca y matorrales, aunque especialmente importantes son los sabinares de Mirantes y los bosques de haya, abedul y roble peciolado de Abelgas y Mayo de Luna. El embalse de Barrios de Luna fue puesto en servicio en el año 1956. La presa, de más de 80 metros de altura, fue construida aprovechando una profunda y estrecha garganta. Cruzando el embalse de Barrios de Luna no pasa desapercibido el puente colgante sobre el que pasa la AP-66.

Otro de los más visitados durante estos meses es el embalse del Porma que comenzó a funcionar en el año 1968. Conocido como de Vegamián, está situado a escasos 10 kilómetros de la localidad de Boñar y a menos de 60 kilómetros de León capital. El muro de hormigón que lo cierra lleva el nombre del ingeniero y escritor Juan Benet, que trabajó en el mismo durante la construcción. En sus aguas puede practicarse una amplia variedad de deportes náuticos, excepto la navegación a motor. Su situación abierta facilita la entrada de los vientos en todas las direcciones, lo que hace de él un lugar inmejorable para los deportes de vela. De la misma época, en la década de los años 60, fue construido el embalse de Bárcena, en la comarca de El Bierzo. Situado en el curso del río Sil, entre Santa Marina del Sil y Ponferrada, tiene una capacidad de 341 hm3, y cuenta con una zona de recreo y baño ideal para los meses de verano. Además es una zona adecuada para practicar la pesca deportiva de truchas, bass y carpa, también hay lucios como especie invasiva. En sus inmediaciones se encuentran un campo de golf y un club náutico bajo el nombre ‘La Tertulia’.

Al noroeste de la provincia de León, en una comarca de grandes valores naturales y paisajísticos, se sitúa el embalse de Riaño. Esta zona fue declarada en 1994 por la Junta de Castilla y León Parque Regional por haberse conservado en ella ecosistemas propios de la región eurosiberiana, que tiene como expresión más significativa extensas áreas de bosque atlántico caracterizadas por robledales y hayedos, con unas poblaciones de fauna entre las que destacan el oso pardo y el urogallo. Por eso se le ha bautizado al entorno como los Fiordos Leoneses. Cabe la posibilidad de navegar por sus aguas a bordo de un barco pontón. Toda una travesía para que cualquier aventurero conozca los parajes, el ecosistema y la historia de un embalse que borró del mapa hasta siete pueblos de la provincia. La actividad, que tiene una duración de hora y cuarto, parte del Club Náutico de Riaño y puede realizarse durante todo el año, especialmente en julio y agosto

LA CUERDA DEL POZO

En el embalse soriano de la Cuerda del Pozo se localiza el Club Náutico Soriano. Fue en el año 1963 cuando un grupo de marineros de secano se unieron para poner las bases de este proyecto que culminó en 1965 con la instalación de un humilde pantalán en el embalse de La Cuerda del Pozo, que regula las aguas de la cabecera del río Duero, en la comarca pinariega soriana y el comienzo de actividades náuticas. La sede el Club Náutico Soriano se pensó como un lugar con encanto, destinado tanto a los socios como a todos los visitantes de esta atractiva comarca pinariega bañada por las aguas del embalse.

Actualmente el club dispone de 48 amarres que están completos y tienen socios con barco que están a la espera de que alguno quede disponible. Además cuentan con socios, sin barco, que suman casi otros 30.

Entre los socios y visitantes que acuden a este paraje natural situado a los pies de la conocida Laguna Negra destacan marineros llegados de Madrid, País Vasco, Zaragoza y Logroño, muchos de ellos con una gran relación con la provincia. Respecto a las actividades que se realizan en el embalse de Cuerda del Pozo, el grueso de la ocupación, en torno al 60 por ciento, corresponde a embarcaciones a motor, mientras que la demanda de kayak y piragüismo supone alrededor de un 25 ciento. Sólo un 15 por ciento pertenece a la navegación con barcos de vela.

EMBALSE DE RICOBAYO

Si nos fijamos en la provincia de Zamora es destacable la actividad que se concentra en torno al embalse de Riocobayo, en las aguas del Esla, donde se ubica el Club Deportivo de Vela de Zamora. La asociación, de carácter privada, tiene sus instalaciones en la localidad de Palacios del Pan. Creada en 1984, es propietario además de una isla de cerca de 4550 m² adquirida a Iberdrola, donde se encuentran, entre otros, los siguientes servicios: dos naves (galpones), dos rampas de acceso al agua, un muelle de atraque de 30m., tablas de vela, dos barcos escuela, varios optimists, material de enseñanza, material de reparación, etc. Se trata de uno de los clubes que más actividad deportiva registra de los federados que hay en la comunidad de Castilla y León. A él pertenecen 140 familias que participan en regatas de otras comunidades tan importantes como el Príncipe de Asturias, en Baiona, o la de Rías Baixas, ambas en Galicia. En él también se pueden desarrollar modalidades deportivas de piragüismo, remo y deportes para discapacitados.

También es reseñable el dinamismo del Club Náutico Náyade que se ubica en las aguas del embalse a Los Ángeles de San Rafael, en Segovia. Su proximidad con la Comunidad de Madrid y el amplio repertorio de deportes acuáticos lo convierten en un destino apetecible.

MAR DE CASTILLA

La localidad burgalesa de Arija es uno de esos pueblos que no parece castellano. Su cercanía al Cantábrico lo hace diferente. Cuenta con un club náutico y un embarcadero para naves de recreo. Es el ‘mar de Castilla’, con más de 60 años de vida. No siempre se denominó así. En sus inicios fue bautizado como Club de Vela Arlanzón, más tarde cambió a Club Náutico Arija hasta que en el año 2013 adoptó el actual. El embalse del Ebro fue construido entre los años 1921 y 1947, aunque no fue inaugurado hasta el año 1952. Muy cerca de Arija se ubica uno de los bosques atlánticos más importantes del norte peninsular, el Monte Hijedo. Se trata de una masa mixta, de hayas y robles, pero con salpicaduras de acebo, pino, encina y tejos milenarios de gran valor ecológico y ambiental.

PARA COMER

EMBALSE DE RIAÑO:

Restaurante
Parrilla El Molino de Huelde: Calle Resejo, 10. Tel: 987 740 814. Restaurante Punto Y Coma: Avenida de Valcayo, 21. Tel: 648 551 555. Restaurante Tanis: Plaza de la Redonda.

EMBALSE DE BÁRCENA:

Mesón El Lagar de Montejos: Calle la Cabrita, 3. San Andrés de Montejos. Tel: 987 40 20 29. Restaurante Las Eras: Av. el Pantano, 57. Tel: 615 850 935. Hostal Restaurante El Bayo: Calle Ventas Cachón, s/n. Cubillos del Sil. Tel: 987 458 254. La Fragata: Santo Tomás de las Ollas. Tel: 987 401 231.

CUERDA DEL POZO:

Restaurante El Molino de la Losa. Calle Bajada de la Losa, 12. 02002. Tel: 920 211 101. Restaurante El Torreón. Calle Tostado, 1. Tel: 920 213 171.

RICOBAYO:

Ctra. Alcañices, 14R, 49165 Ricobayo. Tel: 980 553 008. Restaurante Tomasita: Calle Sillada 12, Muelas del Pan. Tel: 980 553 007.

 

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria