Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

DE VINOS

El último franciscano

Javier Sanz Viticultor

JAVIER PÉREZ ANDRÉS
19/08/2018

 

En la añada de 2017, la Venerable Orden Tercera cumplió 300 años. El escritor Gregorio Puertas sitúa sus orígenes como cofradía, hasta que terminó convirtiéndose en la Orden Tercera de Nuestro Padre Francisco de Asís. Muchos lasecanos y lasecanas formaron parte de ella tomando su hábito. A pesar de ser el segundo templo de la localidad vallisoletana de La Seca, la falta de culto, la desidia y el olvido de sus paisanos acabó convirtiéndolo en una ruina. Fue entonces cuando el bodeguero y viticultor Javier Sanz Cantalapiedra tomó una decisión: comprar y rehabilitar este lugar. Una tarea titánica. Pero durante los últimos cinco años, no solo ha impedido que sus restos desaparecieran, sino que los ha integrado en una nueva estructura. Tras una inversión que sobrepasa el millón de euros, está a punto de finalizar la última fase, que convertirá el viejo templo franciscano en un espacio para defender la cultura del vino en La Seca. Esto será así a partir de la próxima vendimia.

Este gesto se suma a otros muchos que definen el empuje y tenacidad de Javier Sanz, que ha heredado la vena de su bisabuelo, Agustín Nanclares, cuyos vinos ya conseguían medallas en las exposiciones regionales, allá por 1892. También ha seguido la estela de otros parientes, como Mariano Cantalapiedra y Buenaventura Estébanez, que llegaron a presentar vinos blancos en la Exposición Universal de Chicago de 1983. Por eso, no es de extrañar que el nieto de Agustín Nanclares se haya convertido en un estímulo, pues ha sido capaz de recuperar el cepaje malcorta, una uva que es clon autóctono de la uva verdejo, y que prácticamente había desaparecido. El interés de Javier Sanz ha permitido recuperarla en exclusiva, convirtiéndola en la base de uno de sus vinos blancos, marcados por su personalidad.

Pero hay más, pues alguien como él, que pertenece a una saga de viticultores con varias generaciones, estaba obligado a preservar la herencia recibida. Por eso sigue cultivando algunas cepas –debidamente documentadas-, que fueron registradas en 1863. De nuevo, el fruto de esas viñas, con más de 150 años y que se vendimian todos los años en el Pago de Saltamontes, salen al mercado con el nombre de V-1863. Se elabora solo con uvas procedentes de las 2,27 hectáreas de este viñedo tan singular.

Hasta aquí, tres rasgos que identifican el carácter emprendedor y el profundo cariño de un bodeguero hacia su pueblo y su herencia, cuya familia lleva varios siglos vinculada al mundo del vino. En la actualidad, la bodega Javier Sanz Viticultor está situada en el centro de La Seca, a apenas unos metros de la recién rehabilitada Iglesia de la Orden Tercera. Después de la próxima vendimia se iniciará un nuevo proyecto, que trasladará la bodega a la zona de viñedo, donde se realizará la elaboración de los vinos.

Hoy, Javier Sanz Viticultor elabora en torno a 700.000 botellas al año con la materia prima que le proporcionan alrededor de 100 hectáreas de viñedo propio. De ellas, más de un 50% de las viñas tienen medias de edad de 25 a 30 años. Salvo pequeñas partidas de Malcorta y seis hectáreas de la variedad sauvignon blanc, el resto es de uva verdejo. Aún mantiene siete hectáreas, destinadas a uvas tintas, entre ellas la variedad bruñal y otras experimentales, que alumbrarán las nuevas genialidades enológicas del tenaz viticultor.

La bodega de Javier no ha olvidado su pasado más reciente: su estampa etnográfica. Dentro de la oferta de enoturismo proporciona una visita al lagar tradicional y a la bodega subterránea familiar, que siglos después se ha mantenido intacta con este fin. A partir de esta vendimia, el sueño de Javier Sanz se habrá cumplido, y La Seca sumará, al dinamismo económico que proporcionan 22 bodegas y más de 3.300 hectáreas de viña, la aportación del espacio cultural más relevante del término municipal: la apertura de la casa que fuera de los venerables hermanos de la Orden Tercera de La Seca.

DIRECCIÓN: C/ San Judas nº 2, La Seca (Valladolid).

ZONA DE VINOS. DO Rueda.

TELÉFONO: 983 816 669.

WEB: www.bodegajaviersanz.com

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria