Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA BERREA

La banda sonora del otoño

Los bosques de la Comunidad son estos días el escenario de los brutales enfrentamientos de los ciervos en celo

JOSÉ LUIS CABRERO
06/10/2017

 

La oscuridad todavía lo inunda todo cuando un bramido salvaje rasga el silencio de la noche.
Entre la bruma, amenazador, un enorme ciervo refriega su descomunal cornamenta contra los árboles para limpiar el terciopelo parduzco que cubre sus astas. Está excitado, listo para batirse en duelo, busca pelea entre las sombras.

Cuando los primeros rayos de sol se dibujan en el horizonte, más allá de las suaves crestas de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, el gran macho vuelve a emitir su bramido esta vez a unos pocos cientos de metros de un gran ciervo rojo que pace tranquilo en una pradera todavía envuelta en la bruma.

El desafío está servido y el gran macho avanza amenazador entre jaras y brezales en pos de un enemigo que sigue indiferente el avance de su veterano contrincante.

De pronto, el macho más joven, levanta su cornamenta y emite otro bramido ensordecedor que retumba como un trueno en la pradera.

A los pocos segundos, como llevados por un odio fratricida mortal ambos ciervos se enganchan en una lucha sin cuartel en la que tratan de doblegar al contrario a base de golpes de testuz y cornamenta.
Han pasado unos pocos minutos y el gran macho, sudoroso el cuello y agotado por el esfuerzo, vuelve a bramar salvaje mientras su rival se retira entre las sombras del monte bajo.

Otro año será; este, el gran macho volverá a su harén para montar a las ciervas que en celo esperan su turno para reproducirse con el mejor semental, el más fuerte, el más salvaje de la Sierra de la Culebra.
A lo lejos, entre las sombras, al borde de un camino, ateridos, calados hasta los huesos por la bruma pero exultantes por el espectáculo que han querido entrever entre árboles y jaras, los visitantes que cada año se acercan a los espacios naturales de la Comunidad para descubrir la berrea levantan satisfechos el campamento a la espera de que el sol les caliente el cuerpo y de que caiga la noche para volver a disfrutar del sonido de las encarnizadas peleas de los ciervos. El espectáculo de la berrea se repite por toda la Comunidad entre los meses de septiembre y octubre.

ZAMORA

En la provincia de Zamora, la Sierra de La Culebra es el espacio más codiciado para asistir a la berrea por la abundancia de animales.

Aunque la gran extensión que ocupan puede hacer difícil ver los ejemplares, será sencillo escuchar los bramidos de los machos adentrándose en el monte.

Hay varias empresas de turismo de naturaleza que incluyen entre sus propuestas de otoño rutas guiadas para poder disfrutar de la berrea y probablemente sea la mejor opción para hacerlo.

Si se prefiere ir por libre, el entorno de Villardeciervos, un pueblo declarado Conjunto Histórico–Artístico, la carretera entre Puebla de Sanabria y Rihonor de Castilla (de camino hacia la frontera portuguesa) o el monte cercano a Ferreras son algunos de los enclaves más renombrados para asistir a este espectáculo natural.

PALENCIA

El Parque natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, en plena montaña palentina, es también un lugar visitado por quienes persiguen descubrir los bramidos broncos de los ciervos.

También en este caso hay numerosas empresas que organizan visitas guiadas pero igualmente hay numerosos lugares que los vecinos de la zona recomiendan para seguir las evoluciones de los animales.
El entorno del embalse de Ruesga es uno de los puntos habitualmente mencionados, como lo es también la conocida como carretera de los pantanos, que discurre entre Cervera de Pisuerga y Velilla del Río Carrión.

Alba de los Cardaños o el camino que lleva hacia la tejeda de Tosande pueden ser también elecciones adecuadas. Después de disfrutar del amanecer, y con suerte de la berrea, merece la pena darse un buen paseo y acercarse a conocer los tejos milenarios. En la casa del parque, situada en Cervera de Pisuerga, se ofrece información para asistir a la berrea.

LEÓN

En el norte de la provincia de León, en el parque de los Picos de Europa, la vegetación y lo escarpado del terreno hacen a veces muy difícil poder ver a los animales pero sí es posible escuchar sus sonidos casi desde cualquier lugar.

Desde las Casas del Parque de Lario y Puebla de Lillo se organizan visitas guiadas e interpretadas para escuchar la berrea.

Si la visita se hace por libre hay que tener precaución para no invadir senderos de paso restringido y limitar al máximo el uso del coche.

El valle de Ventaniella, donde hay una ruta señalizada, cerca de la localidad de La Uña, o el entorno de Maraña son lugares adecuados para disfrutar de la berrea en el sector oriental de los Picos de Europa leoneses. En la zona occidental, las recomendaciones son las mismas, es aconsejable dirigirse a la Casa del Parque, pero se puede sentir el bramido de los ciervos en el entorno de Puebla de Lillo, Valdelugueros, el valle Pinzón o Riaño.

SEGOVIA

El bosque de encinas, fresnos y sabinas que rodea el Palacio Real de Riofrío, en la provincia de Segovia, es también otro de los puntos donde se puede escuchar a los numerosos ciervos que pueblan la zona.
Dentro del bosque hay una ruta establecida a través de la senda del mirador, que se puede realizar de forma libre.

SORIA

En la provincia de Soria, las laderas de los Picos de Urbión, donde hay abundante vegetación, son también refugio para los ciervos y hay claros donde se puede ver a los animales.
Son numerosos los lugares que casas rurales y empresas que organizan rutas guiadas recomiendan para seguir el ritual amatorio de los ciervos.

La Sierra Cebollera parece ser un enclave privilegiado para ello. Las cercanías de Covaleda, Duruelo, Salduero o Molinos son algunos de ellos.

En la Casa del Parque Natural de la Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión, situada en Vinuesa, ofrecen también información útil para este tipo de experiencias.

BURGOS

En Burgos, la Sierra de la Demanda y las cumbres de Neila acogen también una gran actividad durante estas primeras semanas del otoño.

En los bosques que circundan Quintanar de la Sierra y Pinilla de los Barruecos, por ejemplo, se puede escuchar el bramido de los ciervos, una especie muy extendida por toda la Comunidad, lo que hace que también en Salamanca, en lugares como la sierra de Camaces o Martiago, se pueda disfrutar del espectáculo sensorial, igual que ocurre en la provincia de Ávila, en el valle del Tiétar, en Casillas.

RECOMENDACIONES

Cualquier observación en la naturaleza debe estar presidida por el respeto a los animales que se pretenden ver y también al espacio en el que viven.

Si las visitas se realizan de forma libre, hay que tener en cuenta que el uso de los vehículos puede estar restringido en muchos lugares, que no todos los caminos son de uso público y que hay que actuar de manera que no se interfiera en la vida salvaje del monte.

Las observaciones de los ciervos y el disfrute de la berrea se realiza durante las primeras horas del día, al amanecer, y también cuando el sol empieza a ponerse. Es aconsejable, por tanto, llevar ropa de abrigo para protegerse de las temperaturas que empiezan a descender en esta época del año y de la humedad creciente que se percibe en los bosques.

El sonido de los ciervos se apreciará casi desde cualquier lugar si se tiene la suerte de llegar en el momento oportuno al lugar adecuado, pero será conveniente llevar prismáticos para poder ver a los animales y evitar acercarse más de lo conveniente para no interrumpir el ritual.

Los ciervos son animales salvajes y la berrea un acto que no se produce según unas normas fijas. Si la salida al monte no tiene el resultado que se buscaba siempre se puede disfrutar del camino, del paseo, del paisaje, el silencio, la salida del sol y el anochecer.

Cada vez hay más empresas que incluyen entre sus propuestas de otoño rutas guiadas para poder disfrutar de la berrea del ciervo.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria