Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BERTA MONCLUS

«Si un político improvisa por falta de preparación es una chapuza»

¿Se puede improvisar más en la vida que pasar de ser abogada a actriz? Pues esta madrileña lo hizo. Colgó la toga y apostó por la puesta en marcha en Valladolid de una escuela peculiar, bajo la técnica de la improvisación, la única compañía así en Castilla y León. Una persona en continua evolución y con una sonrisa que emana felicidad y contagia buen rollo.

J. I. FERNÁNDEZ / VALLADOLID
10/02/2019

 

Pregunta.- Aunque no lo crea, no he preparado la entrevista. ¿Lo dejamos a la improvisación?

Respuesta- Hombre, por supuesto. Pero vamos a dejar clara una cosa, improvisación no es no tener nada preparado, porque con eso parece que se desprestigia, y en la ‘impro’ no todo vale, es una técnica teatral y tiene unas reglas que seguir.

P.- Improvisemos. Dígame qué quiere que la pregunte.

R.- ¿Por qué la improvisación es tan mágica?, ¿por qué ha crecido tanto en Valladolid?, ¿por qué el público disfruta tanto?

P.- ¿Por qué es tan mágica?

R.- Porque como actor nos da una sensación de creatividad extrema. Yo pongo siempre el ejemplo del músico de jazz, cuando un actor improvisa parece que es de menor categoría, pero nuestros instrumentos son el cuerpo y la imaginación.

P.- ¿Por qué ha crecido tanto?

R.- Porque al público se le tiene en cuenta todo el rato. Porque se tratan temas que les importa. Porque interactuamos con ellos y por eso les aplaudimos cuando terminamos la obra.

P.- ¿Por qué se nos da tan bien a los españoles improvisar?

R.- Pues porque te da un vértigo o porque estamos acostumbrados a repetir patrones. Levantarte a la misma hora, comprar pan en el mismo sitio, ver el telediario, ir a buscar a los niños. Somos tan metódicos.

P.- ¿Esto es una virtud o defecto?

R.- Para mí una maravillosa virtud, una filosofía de vida que te da una manera de estar siempre presente y de enfrentarte a todo lo que se te ponga por delante.

P.- Dice una cita que un país maduro no improvisa: previene.

R.- Yo creo que algo de esa prevención nos hace paralizarnos. El ser previsor te hace quedarte en el mismo sitio. La improvisación te da herramientas salvajes para saltar al vacio y comprobar que en ese vacio no va a pasar nada. Prevenir es «me quedo en mi trabajo aunque me fastidien, me quedo con mi mujer aunque no la quiero, me quedo en mi vida aburrida». La ‘impro’ te conecta con algo que te hace saltar sin miedo.

P.- Usted saltó y bien. Dejó la abogacía. ¿No vuelve a ponerse la toga?

R.- Me llama ahora el señor Garrigues y me dice que me da 180 millones de euros y no vuelvo. Lo más valioso que tenemos es el tiempo. Que me paguen por hacer lo que me gusta es el premio ‘gordo’ de la Lotería, pero para eso no hay que prevenir tanto, hay que saltar y ser más impulsivo y confiar en las intuiciones. El teatro me ha salvado la vida, me ha dado otra oportunidad, así que estoy en deuda con él.

P.- Pues ahora algunos abogados parecen estrellas de cine.

R.- Sí (risas). Ya te digo. Abogados y médicos se reconvierten mucho. ¿Por qué será?. Al final en el mundo de los abogados es todo teatro. Te pones la toga, preparas un texto, defiendes a uno y mañana a otro. Lo haces en un teatro, con actores y público. Somos grandes actores en el día a día.

P.- ¿Qué político le ve que improvisa mejor?

R.- Todos. Ya me han hecho esta pregunta y es que todos son improvisadores natos, transforman sobre la marcha.

P.- Mire Pedro Sánchez como ha improvisado con lo del relator.

R.-¿Y eso es bueno o malo? Si vamos a tildar de improvisar «hacer algo sobre la marcha por falta de preparación pues hay que cambiarlo». Aunque sea improvisado hay que tenerlo todo muy claro, si no, no será una improvisación, lo que será es una chapuza.

P.- ¿Qué le pareció la gala de los Premio Goya?

R.- Estaba en Castellón, pero lo que he leído se resume, y lo apoyo, en tres palabas: inclusión, diversidad y visibilidad.

P.- ¿La cultura es de izquierdas?

R.- Esas estiquetas no nos hace bien a nadie, debería ser el teatro de todos. Entiendo que el teatro no entiende de clases y menos de política, lo importante es trasmitir cultura.

P.- Imagine que gana un Goya. ¿Qué dice?

R.- No lo sé, diría ‘gracias’ todo el rato. A mi familia que me permitió hacer la transición de colgar una toga, a un marido que es un santo que se casó con una abogada y ahora está con una loca del teatro.

P.- Hace poco el Teatro Zorrilla le entregó un premio.

R.- No tenía ni idea. No pude preparar nada, era sorpresa, así que a llorar y punto. (Risas).

P.- ¿Qué personaje le gustaría interpretar?

R.- Juana de Arco.

P.- Cuidado que mire cómo acabó.

R.- Me da lo mismo. Tiene fuerza y es poderosa. Hago un llamamiento desde aquí. (Risas).

P.- ¿Quién merece sus aplausos?

R.- Por ejemplo el médico Cavadas. Son seres de otros planetas que son los que dedican la vda a los demás. No tienen reparo en arriesgarlo todo por ayudar al resto.

P.- ¿En su vida también improvisa?

R.- Todo el rato. Está tan integrado que forma parte de mí.

P.- ¿Y si al improvisar se queda en blanco?

R.- Pues también es bonito. Es jugar con lo que te pasa. El actor tiene que ser honesto y reconocerlo.

P.- ¿Es Valladolid buena tierra para improvisar?

R.- Difícil. Nos ha costado mucho. Gracias a Ana Redondo y a Javier Martínez ‘Barillas’ que nos dejaron entrar en el TAC, ese día cambió todo. Si no hubiera pasado seguiríamos siendo cuatro que se juntan en un bar porque no había forma de abrir un teatro. Aún recuerdo el día que me llamó Enrique Cornejo.

P.- ¿En qué parte del cuerpo está lo que usted hace?

R.- Es una mezcla entre el corazón y la cabeza. Algo pasional.

P.- ¿Recuerda aquel día que fue incapaz de hacerlo?

R.- Un examen oral de Derecho Civil. Tres horas vomitando, llegó el momento y no pude, y eso que me sabía el temario.

P.- Hasta aquí la entrevista. Vamos a improvisar.

R.- Sabes que por la escuela hemos pasado en cinco años de tener tres alumnos a 72, y que muchos de ellos son profesores que quieren introducir la improvisación en los colegios para mejorar la comunicación de los niños.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria