Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA ESPUELA

«La mayor ceguera que está sufriendo la sociedad es la del individualismo»

ISMAEL PÉREZ. Delegado territorial de la ONCE. Nació en el pueblo leonés de Regueras de Arriba (1971), afiliado a la Once desde 1990, inició un año después su actividad laboral, como agente vendedor en Vitoria, donde conoció de primera mano cómo es el trabajo de venta de cupones en la calle. En 1996 fue elegido consejero territorial y arrancó su vida en los despachos. Se muestra orgulloso de la «solidaridad» que los castellanos y leoneses muestran con sus acciones. Una persona con un gran sentido del humor que no rehuye ninguna pregunta.

J.I. FERNÁNDEZ
17/11/2019

 

Pregunta.- ¿Cómo lleva el humor de ciegos?

Respuesta.- Muy bien. En la ONCE hay un gran sentido del humor. Quizás porque hemos estado desde hace muchísimos años en la calle. Hacemos muchos chistes y nos gusta mucho lo de los dobles sentidos.

P.- Pues me alegro porque vamos con uno. Permítame esta licencia, ¿cómo ve el futuro?

R.- (Risas) De color verde. Porque estamos contagiados de lo que pasa en esta casa. Nuestra palabra siempre es ilusión. Cualquier cosa que emprendemos así lo hacemos, y ahora mismo, en un periodo de cambios, pues seguimos teniendo un verde ilusión.

P.- Vamos a tener Gobierno. Es el momento de pedir como está haciendo todo el mundo. Comience.

R.- (Risas). Nosotros siempre pedimos pocas cosas. Tenemos una buena autogestión. Lo que solemos pedir es que nos dejen hacer e inventar. Y que nos permitan hablar porque somos interlocutores de gente y sabemos lo que esas personas quieren.

P.- Mucho ojo Ismael, ¡qué viene otra crisis!

R.- Pues vendrá pero podremos con ella. Como ha pasado con las otras. Siempre hemos aprendido y hemos hecho los deberes. No tenemos miedo si nadie nos lo pone difícil. Porque nosotros subimos puestos, pero luego nos ponen los primeros en la cola a la hora de recortar.

P.- Comenzó con 19 años vendiendo cupones, ¿qué recuerda de esa época?

R.- Pues una época muy enriquecedora. Me dio una perspectiva del mundo completa y me hizo madurar. El cuponero es un auténtico sicólogo. Se convierte en parte de tu rutina diaria. A las personas mayores les gusta ir a por el pan y comprar el cupón y que hablen con ellos.

P.- ¿A usted con qué le ha tocado el ‘cuponazo’?

R.- Poder entrar en la ONCE y ahora ser su delegado, eso ya es un ‘cuponazo’. Y sin metáfora también. Fue en el verano de 2015, unos cuantos de la delegación tenemos una peña y nos tocó. Recuerdo que tocamos a 2.000 euros cada uno y nos vino muy bien para un viaje de vacaciones porque era en julio.

P.- Los vendedores cada vez tienen más arte. ¿Se les entrena?

R.- Lo que hacemos es un mejor proceso de selección. No es tan fácil vender ahora como antes. Lo que queremos es que esté ilusionado porque así lo venderá mejor.

P.- ¿Ha soñado alguna vez qué haría con un ‘cuponazo’?

R.- Pues de joven pensaba que haría la maleta y me iría lejos, pero cuando pasan los años y trabajas en una actividad que te gusta, no puedes dejar de hacerlo. Yo ahora mismo no dejaría lo que estoy haciendo, me da igual que me paguen o no, pero no lo dejaría de hacer.

P.- El nuevo rasca se llama el ‘Sueldo de tu Vida’. ¿Es dedicado para los políticos que se jubilan?

R.- (Risas). No, en este caso procuramos no pensar en nadie. Está pensado en el espíritu de los juegos de la ONCE que hemos tenido toda la vida. No somos de grandes premios, sino de compartir ilusiones, de reparto. A mucha gente le gusta este modelo, porque cuando te toca un gran premio, también puedes tener un gran problema.

P.- ¡Qué me dice! Bendito problema.

R.- Tu entorno cambia y tienes que aprender a gestionarlo. Mucha gente prefiere recibir 100.000 euros al año que todo de un golpe. Y es que luego tienes hijos, nietos, nueras…y hasta incluso te salen amigos por todos los lados. (Risas).

P.- ¿Cuál es la mayor ceguera de la sociedad actual?

R.- El individualismo. El no conocer lo que le pasa al vecino, los problemas que tiene. Eso es el mayor error. Lo demás es menos grave.

P.- ¿Se enamoró a primera vista?

R.- No, a primera vista no. (Risas). Me enamoré de una chica fantástica con la que estoy casado. Nos conocimos con 15 años en el Instituto, y al principio no nos caímos muy bien. Éramos culturalmente diferentes. Ella mucho más lista y fina que yo, la verdad es que yo estaba asilvestrado. Pero al año siguiente comenzamos a salir.

P.- ¿Quién está en España ciego y no se ha dado cuenta?

R.- Pues seguramente el más ciego es el que se cree que ve bien. El que lo sabe todo. El que se cree más social que nadie es el más ciego en el país de los tuertos.

P.- Su mayor obstáculo en la ciudad, y no es una metáfora, ¿son las terrazas?

R.- Las terrazas no, el obstáculo es una persona que no cumple la norma. La terraza puede estar, pero que sea detectada por todo el mundo. Veas o no veas. A los ciegos también nos gusta disfrutar de terrazas, pero mídelas bien.

P.- ¿Está preparada la ciudad?

R.- Pues más que otras. Pero el conjunto no es solo lo que pasa en la calle. También lo que ocurre dentro de los edificios públicos. Por ejemplo sacar un ticket, hacer cola y la persona no sabe cuándo le toca porque como hemos quitado el sonido por la contaminación ambiental. Quedan más cosas que quedan por hacer de las que se ven.

P.- ¿Cómo lleva las obras?

R.- Como ciudadano es una bendición porque la ciudad está cada vez más bonita. Pero como invidente no hay un punto de conexión entre la seguridad y nosotros. Hay unas normas que más menos se cumplen, pero a veces generan peligros. Se protege el andamio a la altura de las piernas, pero lo dejamos sin proteger a la de la frente.

P.- ¿Con las nuevas tecnologías se ha perdido lo de cruzar el paso de peatones a las personas invidentes?

R.- Lo hemos resuelto con los mandos. Pero el Ayuntamiento tiene que activarlo en más semáforos. Tenemos los principales de las calles más transitadas, pero también queremos salir en nuestros barrios. Ahora bien, también te digo que alguna vez nos han cruzado una calle sin quererlo. (Risas)

P.- Euromillones, lotería de los sábados, bonoloto, Quinigol. ¿Hay sitio para tanto sorteo?

R.- Nosotros fuimos de los primeros pero ahora lidiamos con muchos. La competencia nunca nos ha asustado, pero sí la falta de reflexión. Por ejemplo en el sector del juego han ocurrido muchas cosas en los últimos diez años. Nos alegramos del juego responsable, pero nosotros fuimos los primeros que lo hicimos mediante una auditoria. Y está comprobado que empezamos a tener problemas de adicción. Por eso pedimos un poco de reflexión y regulación.

P.- Pues menudo vicio hay con los rascas. ¿Eso no crea adicción?

R.- Que sepamos no. Nos hemos reunido con asociaciones y nunca nos lo han dicho. Pregunté por el perfil y en ningún caso me han dicho que sean adictos por los rascas.

P.- La última. Dicen que el amor es ciego... y recuperas la vista a los siete días de casado.

R.- (Risas) No la había oído. Pero indudablemente el amor es ciego porque si no, no es amor. El amor es un sentimiento que no se puede razonar y cuando no lo tienes es cuando empiezas a ver.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria