Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERSONAJES ÚNICOS / SERGIO BARRIO

El ‘youtuber’ de las matemáticas

Este ingeniero industrial berciano arrasa con su canal de problemas matemáticos / Cuenta con 230.000 seguidores y más de 70 millones de reproducciones de sus vídeos, en los que resuelve dudas desde la Educación Secundaria Obligatoria hasta la universidad.

E. Lera
11/09/2018

 

Es un sabio de una de las asignaturas más difíciles y duras de roer. Es apasionado y confiado. Curioso e inquieto. Dice que es el primer sorprendido por el éxito de su proyecto. Sergio Barrio, más conocido en la red como profesor10demates, arrasa en YouTube con su canal de problemas matemáticos. Cuenta con 230.000 seguidores y más de 70 millones de reproducciones de sus vídeos. Los datos no se quedan ahí. En su blog tiene cerca de 52 millones de páginas vistas, en Facebook atesora 16.000 amigos, en Twitter, 7.000 y en Instagram, en la que apenas lleva unos meses, cerca de 3.000.

Este ingeniero industrial se enamoró desde el principio de la docencia. En su ciudad natal, Ponferrada, empezó a dar clases de matemáticas, física y química. Su lucha diaria, reconoce, era buscar nuevas formas para conectar mejor con sus alumnos. Sin buscarlo, lo encontró. Un buen día se le atragantó un tema y decidió bucear en internet para obtener respuestas. Las halló de la mano de un vídeo de un chico indio en inglés. Entonces pensó en hacer lo mismo. Lo procesó en su cerebro y comenzó a subir sus primeros vídeos.

Poco a poco pasó de resolver dudas de los estudiantes que estaban a su cargo a gestionar cuestiones que venían de muchos lugares gracias al boca a boca. «Cada vídeo que subía era visto por miles de personas y así, me vi atrapado en esta maravillosa vorágine que nos hace tan felices tanto a Carmen, mi mujer, como a mí», expone antes de presumir de que su comunidad se rige por el cariño, el respeto, el apoyo y la complicidad.

En su opinión, la innovación educativa reside en las personas. Y lo argumenta: «Cada día los profesores se enfrentan a una clase masificada con 30 o 40 alumnos tan solo armados de su imaginación y una tiza». Por ello, sostiene que los docentes deben disponer de más horas libres para formarse sin que suponga «una carga más» dentro de su jornada laboral. La cuestión es que el uso de las nuevas tecnologías en el aula es muy importante. «El móvil no es sólo un teléfono sino que es un pequeño ordenador en manos de nuestros chavales, por eso tanto los padres como los profesores tienen que conocer cómo funcionan las redes para servirles de guía con responsabilidad».

En este sentido, matiza que no es necesario adquirir unos conocimientos muy técnicos. «No todo el mundo tiene que ser programador, pero sí que es necesario educar para un buen uso de las nuevas tecnologías. Siendo conscientes de esa necesidad no estaremos formando solamente tecnócratas para el futuro», subraya para, más tarde, comentar que subir vídeos con las explicaciones de la materia que se está dando en ese momento permite centrarse más en las necesidades de cada alumno, a la vez que se rompe con la monotonía.

Barrio insiste en que es muy afortunado por hacer lo que hace todos los días. Cada uno de sus trabajos se cocinan con naturalidad, un lenguaje llano y utilizando ejemplos de la vida cotidiana o haciendo referencia a series. Estas sustancias se salpimientan con humor y esfuerzo. Un manjar que se elabora «desde cero al infinito y más allá, como si de un juego de rol se tratara, vamos consiguiendo retos y superando obstáculos para derrotar al dragón y convertirnos en unas auténticas máquinas de las mates, de la física y de la química».

Otros aliados del berciano son la comodidad y la seguridad. Su meta reside en que sus alumnos superen sus miedos. De ahí que lance continuamente flechas para romper con la leyenda urbana de que las matemáticas son imposibles y que solamente se les dan bien a las personas inteligentes. «No es así. Es como cualquier asignatura más. Se va aprendiendo poco a poco, como cuando aprendemos a leer, pues las matemáticas son un poco como la lectura, una vez que las controlas se abren puertas a nuevos y vibrantes universos», expresa Barrio.

La elaboración de sus vídeos no sigue un guión, ya que, a su juicio, la mayoría de los problemas de las matemáticas vienen de base. «Si no está fuerte esa base, más adelante, el edificio se nos caerá». Con esta idea muy presente confecciona tutoriales para reforzar esos cimientos. Por ejemplo, si los alumnos están estudiando la gravedad, un experimento con una lata le sirve para explicar el concepto para que visibilicen, interioricen y comprendan mejor lo que han aprendido con la teoría y los ejercicios. «Creo que implicar a los chicos y chicas en su proceso de aprendizaje es la clave para que no pierdan la motivación».

Tiene un saco repleto de anécdotas. Algunas se clavan en lo más profundo del corazón como es el caso de un chico al que le diagnosticaron cáncer y Sergio dibujaba su sonrisa. Otro asunto fue el de una universitaria con un hijo que preparaba asignaturas con sus vídeos y su pequeño cuando oía la voz del berciano decía a su madre: «Ya estás estudiando con el tito Sergio». Testimonios de seguidores que le ayudan a seguir subiendo peldaños en este vertiginoso periplo al otro lado de la pantalla.

Para Barrio, las instituciones deberían poner todo su empeño para que no se produzca una fuga de cerebros. En su caso no ha recibido ningún apoyo económico, sin embargo, agradece el respaldo de familiares, amigos, colegas de profesión y todas las personas que ayudan a visibilizar su trabajo desde el principio. Sin embargo, sostiene que «los políticos deben ser conscientes de que invertir en I+D+i en educación es la única manera de hacer fuerte un país». «Deben ser valientes –continúa– y, aunque los resultados de la inversión no sean tangibles en principio, luego van a suponer la mayor fuente de riqueza».

Su blog de educación fue finalista en 2015 de los Premios Bitácoras, unos galardones que reconocen el talento de los mejores canales de habla hispana. También su canal ha quedado entre los tres finalistas como mejor plataforma de YouTube en 2017. Reconocimientos aparte, el berciano sigue creciendo y diversificando su saber hacer. Ha escrito dos libros: Historia de las matemáticas de cero al infinito –fue el más vendido durante el primer trimestre del año en la Casa del Libro– y Unas matemáticas para todos, realizado junto al profesor de química de Granada Pablo Osorio.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria