Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BURGOS

Soluciones ecológicas para edificios sostenibles

La profesora Verónica Calderón de la Universidad de Burgos dirige un proyecto que busca desarrollar nuevos materiales de construcción a partir de residuos industriales

Davinia Andrés
14/05/2019

 

La preocupación por el medio ambiente y por causar el menor impacto posible en nuestro entorno es inevitable. De ahí que cada vez haya más estudios y proyectos que incidan en la necesidad de reducir nuestra huella en el planeta. Si a esto se suma la evolución de los materiales de construcción para conseguir edificaciones más sostenibles, llegamos al trabajo del Grupo de Investigación de Ingeniería de la Edificación (GIIE) de la Universidad de Burgos.

Así, este equipo de investigadores integrado por químicos, arquitectos e ingenieros de la UBU, llevan cerca de 15 años estudiando y desarrollando diferentes materiales de construcción que reduzcan el impacto medioambiental de su fabricación utilizando materiales de desecho industriales. Además, cuentan con diferentes patentes y modelos de utilidad con lo que su experiencia y el conocimiento previo del comportamiento de este tipo de residuos es muy importante.

Uno de esos proyectos, el dirigido por la Doctora en Química Verónica Calderón, ha conseguido el reconocimiento de Lanzadera Tcue y está enfocado a desarrollar materiales prefabricados estructurales de cemento con poliuretano. Como explica la profesora de la UBU, «la demanda tecnológica inicial era revalorizar residuos de poliuretano en algún material de construcción viable. De esta manera, lo que vamos a hacer es reciclar piezas completas de techos trituradas e incorporadas como material de residuo en sustitución del árido para fabricar prefabricados de mortero para construcción».

La idea es que este nuevo material sirva tanto para el revestimiento de fachadas, como para la partición de interiores de edificios, aunque, como destaca Verónica Calderón, todo dependerá de las propiedades finales que tenga el material que se obtenga. Para ello van a comenzar a realizar ensayos de envejecimiento acelerado de los productos finales con los que comprobarán su durabilidad a largo plazo.

Como comenta Verónica Calderón, según los datos premios que manejan, «a medida que se introduce residuo de poliuretano, que es mucho más ligero que el árido, con algún aditivo muy específico o surfactante, aparte de no perder las resistencias mecánicas, se mejoran, lo que es algo sorprendente. Así mantener la resistencia bajando muchísimo la densidad facilita la puesta en obra y disminuye el coste de la estructura inicial del edificio. Aunque para la dirección de obra es arriesgado incluirlo en un primer momento. Pero estamos en ello».

Lo que se busca con este proyecto, como detalla la propia Calderón, es que estos materiales puedan reemplazar a la materia prima que hasta ahora se tiene que extraer de la naturaleza y que a su vez pueda favorecer el ahorro de recursos como el agua que se consume en los procesos de fabricación, así como la reducción del impacto que tiene en el medio ambiente revalorizando residuos industriales que se integran en diferentes materiales de construcción. En los estudios que han realizado, incluso han conseguido que en algunas ocasiones ese material reciclado aporte «propiedades mejoradas o al menos equivalentes respecto a los materiales de construcción tradicionales». Y, añade, «lo único que nos falta es cerrar el ciclo, es decir, que cuando termine el ciclo de vida del material, podamos volver a introducirlo en la cadena de producción, volverlo a reciclar. Que se convierta realmente una producción en ciclo cerrado».

La nueva vida que se da a los materiales de desecho industrial es muy significativa en cuanto al ahorro.

De hecho, si pensamos en el coste de llevar este tipo de residuo a un vertedero pagando su tasa medioambiental correspondiente, el ahorro es más que significativo teniendo en cuenta la cantidad de desechos de poliuretano que se generan diariamente por toneladas como apunta Verónica Calderón.

En este momento el proyecto busca ir un paso más allá para producir prefabricados que vayan directamente en bloques a la obra y una vez allí colocarlos con una ejecución adecuada y sencilla. Para ello, con las dosificaciones que se han conseguido en el laboratorio, deben transformarlo en un material final que cumpla con las exigencias tanto de las normas europeas como nacionales, además de con el código técnico de la edificación. De esta manera, resulta conveniente una fase previa de monitorización para comprobar su durabilidad a largo plazo, así como su comportamiento y resistencia frente al fuego, la resistencia mecánica de las piezas, etc.

El grupo de trabajo de Ingeniería de la Edificación de la Universidad de Burgos lleva cerca de 15 años estudiando y desarrollando diferentes materiales y además, cuenta con diferentes patentes y modelos de utilidad con lo que su experiencia y el conocimiento previo del comportamiento de este tipo de residuos es muy importante.

El grupo de Investigación de Ingeniería de la Edificación de la UBU además también desarrollan otros estudios en la misma línea como el proyecto Europeo Life que coordina la profesora Sara Gutiérrez y que consiste en el reciclado y reaprovechamiento de poliuretano de distintas empresas para colocarlo en placas de yeso en techos y que se encuentra en su fase final previa a la comercialización; o el desarrollado por el coordinador del equipo, el profesor Ángel Rodríguez, que aprovecha las escorias provenientes de la industria del acero para introducirlo junto con otros aditivos y reducir los áridos como materia prima.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria