Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SORIA

‘Smartphones’ para medir articulaciones

Investigadores de la Facultad de Fisioterapia de Soria estudian la validez y fiabilidad de dos aplicaciones de teléfonos móviles para poder ser usados en lugar de inclinómetros clínicos en mediciones de la cadera.

N.F.
09/04/2019

 

Los smartphones se han convertido en imprescindibles por la multitud de prestaciones que ofrecen a los usuarios, al margen de las comunicaciones telefónicas. En una de estas prestaciones han pensado una pareja de investigadores de la Facultad de Fisioterapia de la Universidad de Valladolid (Uva), Luis Ceballos y Marimar Latorre. Ambos elaboran un estudio clínico que permitirá acreditar la validez y la fiabilidad de dos aplicaciones, integradas en los teléfonos móviles ,para medir el rango del movimiento de la cadera, con el objetivo de que puedan ser empleadas en ámbito clínico, pero también para la docencia y la investigación.

Habitualmente los profesionales sanitarios emplean inclinómetros digitales para medir los rangos de movimientos de las articulaciones en las clínicas. El uso de esta herramienta sanitaria y los valores que miden son los que los investigadores del campus de la Uva en Soria comparan con los inclinómetros que ofrecen las aplicaciones de los teléfonos móviles, con el objetivo final de acreditar si estas aplicaciones pueden sustituir al aparato en la práctica clínica a lo que son las mediciones del movimiento de la cadera. Han elegido dos aplicaciones de teléfonos móviles que se pueden descargar de manera gratuita. La primera es la denominada clinometer que está disponible para los teléfonos con sistemas operativos Android y la segunda es la llamada compass para los teléfonos Iphone. Ambas tienen integradas un inclinómetro digital «que resultan muy interesantes para las ciencias de la salud», explica Ceballos.

La validación requiere un trabajo práctico que consiste en la medición de una treintena de personas sin patologías de cadera. En la actualidad se han llevado a cabo una tercera parte de las mediciones y a falta de evaluar todos los datos de manera conjunta «podemos decir que los resultados son coherentes», puntualiza Ceballos. «Sí se ve que las aplicaciones son válidas y fiables», agrega, por lo que estos datos permitirán en un futuro emplearlas en lugar de los inclinómetros digitales, con la ventaja de que los primeros son gratuitos y los segundos tienen un coste económico.

La obtención de los datos para cotejarlos lleva su tiempo. Los investigadores realizan tres mediciones de las dos caderas de cada una de las personas que someten al estudio y para ello emplean las tres herramientas (el inclinómetro digital y las aplicaciones de los teléfonos móviles). Esta recopilación de datos permite comprobar si los smartphones miden lo mismo que el inclinómetro.
Los investigadores buscan la validez y la fiabilidad intra e interexaminador de las aplicaciones móviles. En la primera medición se emplean las tres herramientas; el inclinómetro clínico y posteriormente cada una de las dos aplicaciones móviles. En la segunda medición se cambia la persona que mide y solo emplea las dos aplicaciones de móviles y la pruebas concluyen con una tercera medición que ejecuta la misma persona que realizó la primera, pero en la que solo emplea los teléfonos móviles.

Ceballos explica que de la primera prueba se extraen las conclusiones de validez, dado que se comparan los valores que ofrecen las aplicaciones de los smartphones con el inclinómetro. De la segunda medición se extrae la fiabilidad interexaminador, porque la persona que mide esta vez es distinta a lo que la hizo en la primera, mientras que con la tercera se acredita la fiabilidad intraexaminador, porque ahora vuelve a medir la misma persona que hizo el primer testeo, aunque solo lo hace con las aplicaciones de los móviles, pero en un periodo de tiempo diferente.
Las comprobaciones se hacen para acreditar que los valores resultantes no varíen entre ellos y que permitan que si un profesional tiene que derivar, en un futuro, a un paciente a otro sanitario las mediciones sean las mismas si emplean las mismas herramientas.

Los investigadores han elegido el rango de movimiento de la cadera porque es una de las articulaciones olvidadas en estudios de estas características, a pesar de que «es una de las articulaciones que más vemos desde el punto de vista clínico y una con mayor prevalencia a causa de patologías degenerativas», significa Ceballos, «eso es lo que nos llevó a focalizar la investigación en esta articulación», agrega.

La cadera ofrece un importante rango de movimientos y en varios planos, lo que no sucede con otras articulaciones como la rodilla o el pie. «Cuando hablamos de la cadera se puede ver la extensión, la rotación interna y la rotación externa, tiene una gran amplitud de movimiento y, por lo tanto, es una articulación muy interesante para medir», explica Ceballos.

Una vez que los investigadores concluyan el estudio publicarán los resultados en revistas científicas, con el objetivo de que pueda ser consultado por los profesionales interesados. Asimismo, tienen en mente la posibilidad de ampliar los datos estadísticos con mediciones para las personas con patología de caderas, «aunque será algo más complicado y las posiciones son más complejas al tratarse de personas con dolores», indica Ceballos.

Dotar de validez y fiabilidad a las dos aplicaciones móviles tiene como objetivo su uso para el campo clínico, docente e investigador y puede ser empleada como una herramienta de low cost para los usuarios en estos tres campos. No obstante, Ceballos no descarta que en un futuro este tipo de aplicaciones móviles, que sustituyen a inclinómetros, puedan ser utilizados por pacientes con dolencias en las articulaciones, una vez que se les enseñe a medir los movimientos, para lo que necesitarían ayuda de otra persona, y así podrán establecer un control de su enfermedad. «Si ahora las personas son capaces de tomarse la tensión y entender los niveles, igual también en un futuro pueden interpretar los datos de las mediciones de las articulaciones y conocer mejor su enfermedad», concluye el experto.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria