Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SORIA

Sabuesos en busca de terreno para choperas

El Cesefor desarrolla un visor de potencialidad y un sistema de cálculo de rentabilidad para las plantaciones de chopos.

N. FERNÁNDEZ
12/06/2018

 

Las plantaciones de chopos se han convertido en una fuente de riqueza socioeconómica para Castilla y León. En los últimos años la reforestación de esta especie en la Comunidad ha crecido significativamente y lo está haciendo de una manera ordenada y con un importante apoyo tecnológico.

El Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industrial de Castilla y León (Cesefor), ubicado en Soria, ha puesto en marcha un portal en internet especializado en popicultura (plantación de chopos), donde se recoge información y documentación técnica para los promotores interesados, como datos sobre subastas, documentación científica y listado de empresas que venden plantas, entre otras cuestiones. En el portal, cuya asistencia técnica ha contratado la Junta al Cesefor, cuenta con dos herramientas tecnológicas propias e innovadoras que están pensadas para orientar a los futuros propietarios de plantaciones. Han sido desarrolladas por el equipo de nuevas tecnologías del centro y se convierten en una importante ayuda para aquellos que deseen obtener ingresos a través de las plantaciones de chopos.

Estas herramientas tecnológicas son un visor de potencialidad de terrenos y un sistema de cálculo de rentabilidad de la futura explotación. Con el manejo de ambas se puede obtener información estimativa sobre las posibilidades que tiene un terreno y la rentabilidad que se puede obtener a la hora de plantar una chopera. Actúan como buenos sabuesos para elegir enclaves que sean idóneos para la forestación.
La calculadora de rentabilidad está dirigida a los propietarios de terreno forestal y agrícola. La herramienta facilita un cálculo gratuito e inicial sobre los ingresos que se pueden obtener al plantar una chopera, mientras que el visor de potencialidad es una información cartográfica y detallada de la finca para conocer las posibilidades del cultivo de esta especie forestal.

El visor contiene datos actuales del inventario de choperas de Castilla y León y una metodología propia de potencialidad que se puede aplicar a la futura chopera. De esta manera relaciona el tipo de suelo , la distancia del terreno a ríos y arroyos y también a plantaciones de choperas próximas. Además, el visor trabaja con tres criterios fundamentales que son la altitud, la pendiente del suelo y el clima, que son factores limitantes a la hora de definir las potencialidades del terreno.

La aplicación no recomienda suelos con pendientes superiores al 5%, ni altitudes por encima de los 1.100 metros, porque van ligadas al frío y a las heladas que difícilmente soportan los chopos. También hay que tener en cuenta la proximidad del terreno a fuentes acuíferas próximas, porque el chopo, como bien se conoce, es una especie de riberas fluviales. El visor permite establecer orientaciones sobre la disponibilidad del terreno a capas freáticas, «pero no es una información suficiente», para tomar decisiones sobre una plantación, indica uno de los desarrolladores de la herramienta, Nacho Campanero, quien aconseja a los promotores establecer análisis locales del terreno para manejar una información más completa antes de la toma de decisiones.

Los datos sobre la capa de choperas en Castilla y León, con la que trabaja el visor, se ha obtenido a partir de dos trabajos de cartografía de choperas, una elaborada por Somacyl, promovida por la Junta de Castilla y León, y la segunda con un censo de choperas, realizado por la empresa Föra y Tecnosylva, promovida por Garnica Plywood. Se han procesado las dos fuentes de información y se han incluido las que están confirmadas en ambas cartografías.

Esta herramienta se completa con la información de una red hidrográfica de Castilla y León, elaborada por el gobierno regional y el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación Medio Ambiente.

La viabilidad económica de una chopera depende varios factores, como el de realizar una plantación adecuada, la elección de la variedad de la planta de chopo que se va a utilizar, la disponibilidad de agua y las posibles variaciones a nivel freático, el tamaño de la chopera, la rectitud del fuste, la facilidad para la corta e incluso la existencia próxima de la industria transformadora. Para orientar a los potenciales promotores forestales se diseñó la calculadora de rentabilidad, la segunda herramienta que ha incorporado el Cesefor en este portal especializado en popicultura.

Se puede obtener un resultado estimativo de rentabilidad económica, pero para ello el promotor tiene que introducir varios datos como la superficie del terreno que se va a plantar, la calidad, si es necesario destoconar el terreno de anteriores plantaciones y si es posible plantar a raíz profunda. Para aquellos usuarios que desconocen la extensión del terreno que quieren plantar, el portal ofrece un acceso al Sigpac, que tiene un enlace en el mismo portal, para facilitar el cálculo.

Una vez recogidas estas variables se solicitan datos de la inversión que se va a realizar y con todos ellos se ofrece el resultado de una rentabilidad estimada de la futuro chopera. «Verdaderamente es muy difícil modelizar la rentabilidad de una inversión», explica Rodrigo Gómez, «nosotros le damos unos primeros parámetros para poder entender el cálculo» .

Para obtener el resultado final en la calculadora se han introducido los precios de la madera actual y previsiones a futuro, así como se los turnos de corta, los diámetros adecuados, los que se van a obtener en la plantación y las buenas prácticas en cuanto a las podas futuras.

Existen unos criterios que son fundamentales para obtener un buen precio por la madera del chopo . Es fundamental realizar podas adecuadas, obtener árboles con fustes rectos que maximizan el rendimiento de la madera y disminuyen el riesgo de rajado. En el momento de la corta es aconsejable diámetros entre los 30 y los 45 centímetros y alturas de 1,30 metros. El turno de corta comprende entre los 12 y los 18 años. Y para conseguir buenos ejemplares es muy importante que la chopera tenga fácil acceso a la capa freática y a la disponibilidad de agua.

Los responsables de la puesta en marcha de este portal han comprobado que la calculadora de rentabilidad es la más utilizada del portal, con tres o cuatro cálculos diarios en Castilla y León, desde que se puso en marcha el portal, hace un año, aproximadamente. Incluso el portal ha despertado un gran interés, porque recibe miles de visitas diarias, «algo que es un éxito si tenemos en cuenta que se trata de un acceso muy específico también para un sector muy específico», aclara Nacho Campanero.
Las dos herramientas tecnológicas se completan con información técnica para que el popicultor pueda obtener una información más completa.

El aprovechamiento de madera de chopo está dirigido a su transformación industrial para artículos y objetos elaborados con madera blanda, como los embalajes. Es una madera fácil de tratar, aunque tiene una escasa vida útil. Esto último ha empezado a cambiar porque hay empresas transformadoras que han apostado en el I+D para conocer otros usos de la madera que se obtiene del chopo, por eso se ha comenzado a poner en valor esta madera para ser empleada en mobiliario, en estructuras de muebles y para exteriores.

La industria española de contrachapado industrial y envases de madera fabricados con madera de chopo es ya puntera a nivel mundial. Esta revolución coloca a la popicultura como un recurso forestal con buenas perspectivas de crecimiento. La industria transformadora estima que para el año 2023 no habrá madera de chopo suficiente para abastecerse, de ahí la importancia de apoyar al sector con una base tecnológica, como lo está haciendo el Cesefor, para lograr un crecimiento ordenado.

RODRIGO GÓMEZ/ RESPONSABLE DE TECNOLOGÍA EN EL CESEFOR «Existe una pequeña revolución en el uso ancestral que se da a la madera»

Rodrigo Gómez es el responsable del departamento de nuevas tecnologías de Cesefor, centro que pilota la asistencia técnica del portal en internet de la Junta de Castilla y León sobre el sector del chopo. Gómez asegura que el interés de la madera del chopo por parte de la empresa transformadora ha impulsado la investigación en esta especie arbórea para explotar sus posibilidades, en comparación con otras.
Las líneas de conocimiento que se han abierto han permitido determinar que la madera del chopo es un producto de valor añadido y que cuenta con una enorme rentabilidad en comparación con otras maderas más tradicionales. Las choperas de Castilla y León, con solo el 3% de la superficie forestal en la Comunidad producen el 20% de la madera.

Dentro de este contexto el chopo se va abriendo camino como una de las maderas con posibilidades en el mercado y donde Castilla y León es una Comunidad que tendrá mucho que decir. La superficie de choperas plantadas en Castilla y León asciende a 44.260 hectáreas que son el 60% de la superficie nacional. Ya dentro de Castilla y León, el territorio con mayores posibilidades discurre entre las provincias de León, Zamora y Palencia, donde las cuencas fluviales de los ríos Carrión, Esla y Órbigo permiten definir a estos territorios como los más favorables.

Además de la rentabilidad que ofrecen la plantaciones de chopo también se debe señalar su aportación a la preservación y conservación medioambiental por su importante papel en la captura de CO2, combatiendo así el cambio climático, sin olvidar que contribuyen a conservar los suelos y a purificar el agua de torrentes y riberas.

La industria transformadora del chopo, al igual que el resto de empresas madereras, ha iniciado un proceso de tecnificación en sus procesos de transformación, en el que también están realizando un importante esfuerzo para invertir en I+D de cara al futuro.

El técnico del Cesefor admite que existe «una pequeña revolución en el uso ancestral que se da a la madera» en la última década. Se ha comenzado a considerar que los aprovechamientos maderables para otros usos que hasta ahora no se habían tenido en cuenta, como la biomasa o incluso los productos químicos. Se ha abierto un importante camino para conocer las posibilidades que tiene la madera como combustible para elaborar otro tipo de productos finales, más allá de lo que es la transformación propia del recurso en productos maderables. En países punteros en investigación forestal, como Finlandia, se está invirtiendo mucho en el estudio químico de la transformación de la madera y de los productos derivados que se pueden obtener.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria