Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El ‘peluquero’ de los viñedos

Astibot Ingeniería crea un robot que emplea algoritmos de visión e inteligencia artificial para operar como si fuese un profesional.

E. Lera
26/09/2017

 

Cuenta la leyenda que hace 2.000 años un burro enseñó a los romanos a podar las viñas. El animal comió los sarmientos y al año siguiente comprobaron que la producción fue mejor. Desde entonces y con ayuda de una tijera especial repitieron esta operación temporada tras temporada hasta llegar a nuestros días. La poda es fundamental para el mantenimiento de la vid, ya que reduce la parte vegetativa de la cepa, a fin de limitar su crecimiento natural, mejorar su rendimiento y la calidad de las uvas. De hecho, sin ella la cepa obtendría producciones inadecuadas y florecerían yemas sin control y, por ende, se obtendrían racimos pequeños y de mala calidad.

Es un trabajo meticuloso y para expertos porque, aunque lo parezca desde fuera, no se trata de cortar a la ligera. Es complicado y la intuición, la experiencia y el saber hacer del podador juegan un papel fundamental. Pero ¿qué dirían si esa labor la realiza un robot? Imposible sería la respuesta de la mayoría de los lectores. Sin embargo, una empresa vallisoletana ha roto esquemas y ha introducido tecnología de última generación en un proceso tradicional en sus métodos.

Trimbot –así se llama– es un sistema automatizado que emplea algoritmos de visión e inteligencia artificial para realizar la tarea de poda tal y como la desempeña un profesional cualificado. «Imita la percepción de un humano y las decisiones que éste toma a la hora de realizar los diferentes cortes», asegura Felipe Beteta, director técnico de Astibot Ingeniería.

El proyecto es innovador y, a su juicio, marcará «un antes y un después» en el sector vitivinícola y aumentará los beneficios de los viticultores que lo utilicen, ya que se podrá encarrilar en el perfil del viñedo «desde el sofá de casa», es decir, de forma remota. Sin ayuda de ningún operario se colocará en el lugar exacto y comenzará con su labor. Para ello contará con cámaras y varios sensores que utilizarán geolocalización «muy precisa» con un margen de error de un metro. Su idea, manifiesta, es que funcionen como los vehículos de guiado automático de las grandes fábricas, que incluso se detienen cuando detectan a una persona cerca para permitirla el paso.

De momento, están inmersos en la fabricación del prototipo. Durante el proceso una de las dificultades que se han encontrado es que cada viñedo es distinto: tiene diferentes ramas, salientes, más o menos yemas... No siguen ningún patrón ni simetría. Por ello, el algoritmo debe ser capaz de hacer un corte de poda óptimo para que produzca uvas al año siguiente. «Es esencial este proceso para el empuje de la savia, la formación de los sarmientos y, en definitiva, la formación de la uva», expone Beteta. ¿Cómo lo consigue? Gracias a la inteligencia artificial que opera como una persona que lleva haciendo ese trabajo toda su vida.

Precisión que se une a rapidez. Tal y como destaca, el robot de poda autónomo es el «doble de rápido» que un profesional, puesto que cuenta con dos brazos simultáneos. Pone como ejemplo que un profesional tardaría entre tres días por hectárea y su invención lo haría en uno y medio. Este valor añadido, afirma, ayudará a reducir costes. «El coste de la poda es el más caro: ocupa entre un 31 y 37% del total de la producción vitícola en España, incluso en determinadas ocasiones llega al 40%, pero si miramos a otros países como Francia e Italia, que son los mayores productores después de nuestro país, son infinitamente mayores», reconoce.

El lanzamiento está previsto para verano de 2019. Hasta esa fecha tendrá que superar los obstáculos que se interponen en el camino. Uno de ellos es utilizar la visión artificial en un entorno no controlado como son los viñedos al aire libre, lo que ha supuesto «un reto tecnológico», apunta para, a continuación, añadir que se ha superado debido a la «profunda» investigación que han realizado los miembros del equipo. «En Astibot Ingeniería pensamos que la cuarta revolución industrial ha venido para quedarse y queremos ser partícipes de ella y realizar nuestra aportación».

En este sentido, se convertirán en la primera empresa en comercializar un producto de estas características. Es verdad, sostiene Felipe Beteta, que existen grupos de investigación en algunas universidades que están experimentando en este campo, pero esta empresa vallisoletana es la única que se ha lanzado a la aventura de desarrollarlo con todas las dificultades que implica ir más de allá de los experimentos y diseñar un sistema que sea amortizable en tiempo y que merezca la pena comprar.

La bombilla se encendió analizando el mercado y viendo la automatización del sector. «Por temas de familia conozco bien el sector y me acuerdo como en los años 90 empezaron a aparecer las máquinas de vendimiar. Eran capaces de hacer en una semana lo que antes se realizaba en dos o tres meses. Los agricultores más conservadores empezaron a poner pegas, pero con el tiempo se adaptaron y se dieron cuenta del importante ahorro de costes. Con la tecnología se producía beneficio y el fleco que quedaba pendiente era el que más coste producía: la poda», cuenta. Entonces, apostaron por su automatización y tienen bodegas interesadas en su producto. «Dos de Castilla-La Mancha, una de ellas participa en el desarrollo, y una muy importante de Peñafiel, pero por temas de confidencialidad no podemos desvelar sus nombres».

Cuando Trimbot esté listo lo darán a conocer en España y con el tiempo tienen pensado realizar

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria