Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Los ‘ojos’ que miran catástrofes

La geofísica soriana, Candela Sancho García, ha ideado una plataforma web para procesar las imágenes de satélites y podrá monitorizar los cambios en la superficie terrestre.

N. F.
21/05/2019

 

El conocimiento sobre los efectos de las catástrofes naturales en la superficie terrestre o por grandes obras de infraestructuras cada vez es más demandado para poder evaluar las toma de decisiones.
La investigadora soriana Candela Sancho García, experta en geofísica, ha ideado una plataforma web que permite procesar la imagen de los satélites Radar en tiempo casi real permitiendo monitorizar los cambios que se producen en la superficie de la tierra a causa de fenómenos naturales extremos o continuos, como erupciones volcánicas, terremotos, procesos erosivos, deslizamientos de tierra, regresión de las costas y de glaciales, así como por grandes obras civiles. «La monitorización continua y eficiente de estos procesos en grandes superficies es clave para mejorar la gestión de estos fenómenos, comprender su gravedad, atajar y prevenir los daños asociados», explica Candela.

Su plataforma, denominada ‘EYERADAR’ está en proceso de creación y será una empresa tecnológica vinculada al Laboratorio de Topografía y Geomática de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). La empresa será una spin-off de esta universidad y tendrá su sede en Soria.

EYERADAR va a procesar los datos recogidos por los satélites gemelos ‘Sentinel-1’ del Programa Copernicus de la Agencia Espacial Europea sobre toda la superficie terrestre que permitirá consultar sobre fenómenos naturales determinados o grandes obras civiles, en cualquier punto del planeta con una precisión milimétrica. Estos satélites, que fueron lanzados en 2014 y 2016, proporcionan información, sobre todo, del planeta con una frecuencia media de seis días bajo cualquier condición meteorológica y con una resolución espacial de 10 metros.

La creadora de esta plataforma ha optado por emplear las imágenes de estos satélites porque son datos sin coste para el usuario que ofrece la Agencia Espacial Europea, tanto las imágenes como el software para procesarlas, «por lo que reduce los costes en comparación con otras fuentes de datos» , aclara Sancho. Además la tecnología radar tiene la ventaja que obtiene información válida tanto de día como de noche, con sensores que detectan los cambios sobre la superficie de la tierra «y tiene una vida media útil de unos 20 años, por eso creo que será una herramienta que tendrá un gran recorrido», añade.
Explica que otras soluciones satelitales basadas en sensores ópticos poseen limitaciones, porque no son capaces de medir movimientos o hundimientos de la superficie terrestre y además no proporcionan información útil durante la noche e incluso no ofrecen información válida para monitorear la superficie de la tierra con la presencia de nubes.

Otras soluciones, como las estaciones GPS, los vuelos LiDAR aerotransportados o los vuelos fotogramétricos realizados con vehículo no tripulados tienen el inconveniente de ser soluciones muy puntuales o locales que generalmente cubren poca superficie de la tierra, normalmente con escasa resolución temporal y es más costoso si se quiere cubrir áreas geográficas extensas.

Sin embargo, los satélites gemelos ‘Sentinel-1’, que son los que empleará la plataforma web, cuentan con unos sensores que emiten y reciben microondas midiendo el cambio de intensidad y fase de la onda producido tras su incidencia en el terreno, permitiendo detectar movimientos en la superficie terrestre con gran precisión. Una de las ventajas es que cubren toda la superficie terrestre lanzando pulsos continuamente en sucesivas pasadas para cubrir 1.000 kilómetros en cada una de ellas.

Esta futura plataforma tecnológica estará preparada para captar las imágenes de los satélites, «por lo que es muy importante conocer las órbitas precisas», explica Candela. Posteriormente se filtra el ruido que poseen estas imágenes y posteriormente se estudia el desfase de estas ondas que se aplican a un modelo digital de terreno, el resultado final es un mapa de los cambios que han ocurrido.

En esta plataforma, que será accesible a través de un ordenador o un teléfono móvil, ofrecerá información sobre cambios en la superficie terrestre relacionados con desastres naturales como inundaciones, erupciones volcánicas o terremotos. También permitirá calcular los deslizamientos de laderas, hundimientos del terreno o cuánto tiempo tardó en recuperarse la zona al milímetro sobre un punto geográfico del planeta determinado. «Si ha habido una inundación podremos conocer en dos horas, desde que la imagen está disponible, qué zona de un país se ha visto afectada y cómo se ha recuperado el terreno posteriormente», aclara Candela Sancho García, siempre teniendo como horizonte temporal 2014 (fecha en la que se lanzó el satélite).

La Agencia Espacial Europea tiene planeados otras misiones satelitales y «en los próximos años podremos contar con nuevos datos que mejorarán los algoritmos», significa la experta.
Esta herramienta también va estar preparada para recoger cambios antropogénicos sobre la superficie terrestre, como los derivados de grandes obras civiles. Ofrecerá información útil para empresas interesadas en conocer subsidencias en reservorios de petróleo o gas natural o si se producen micro-terremotos por determinadas obras de infraestructuras.

La información se renovará cada semana gracias a las imágenes que ofrecerán los satélites. Su creadora sostiene que ofrecerá información útil tanto a responsables de empresas o a gobiernos que tengan que tomar decisiones a tener en cuenta con estos fenómenos.

Candela Sancho García cuenta con una importante trayectoria como investigadora en el campo de la geofísica. Primero en el Departamento de Geofísica del Subsuelo y Riesgos Geológicos en el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera-Csic, en Barcelona, y posteriormente en el departamento de Tecnofísica y Geofísica Teórica de la Universidad de Utrecht (Holanda), donde trabajó en el estudio de la placa tectónica de Euroasia.

Todo este trabajo es el que llevó a esta investigadora a desarrollar una herramienta para detectar las variaciones del terreno, tanto en movimientos horizontales como verticales. «En Europa y Norteamérica se conocen bien a través de GPS en el plano horizontal», puntualiza, «pero hay pocos sensores que detecten movimientos verticales y en Asia hay grandes espacios que no tienen ninguna cobertura», añade.

En el desarrollo de la plataforma trabaja conjuntamente con el Laboratorio de Topografía de la Escuela Superior de Caminos de la UPM que está especializado en la investigación de la auscultación y control de movimientos de terreno, infraestructuras y obras civiles y la geomática aplicada al patrimonio y las ciudades sostenibles, «por lo que pensé que es una buena combinación de conocimientos, dado que yo estoy especializada en geofísica y en las fuerzas que causan los fenómenos naturales», concluye.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria